Menú

El temible Plan B de los independentistas si no hay referéndum

La caída del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, demuestra que no hay nada eterno bajo el sol.

0
La caída del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, demuestra que no hay nada eterno bajo el sol.
Puigdemont con Anna Gabriel en el Parlament. | EFE

El Mundo dice que "el fraude de los amistosos de la Selección acaba con Villar". Corrupción hasta en fiestas de amiguetes, qué barbaridad. Sobre Cataluña dice el periódico que dirige Paco Rosell que "la Generalitat no se atreve a comprar las urnas e impone un apagón informativo". Que dicen que las van a comprar "en secreto", los muy cobardicas. Con razón, "la CUP se inquieta y pide a Puigdemont que no dilate el proceso", que aquí nos conocemos todos y luego os rajáis. Mejor que tome el mando Anna Gabriel, que es mucho más lanzada. El editorial critica duramente al nuevo jefe de los Mossos, un elemento de cuidado. "Un talibán de la causa independentista y un insultón contra todo aquel que no piense como él". Vamos, un independentista al uso. "Pere Soler es el mejor ejemplo de la deriva casi demente de los líderes secesionistas". Yo le quitaría el "casi".

El País dice que "los expertos optan por el 155 para el control de los Mossos". ¿Otra vez con el 155? Qué pesadez. Dicen estos expertos que "el artículo 155 es la única vía ordinaria para que el Gobierno central pueda asumir la dirección de los Mossos" después de que hayan colocado al frente a un "independentista radical" con más peligro que una caja de bombas. "Otras vías legales" que apuntan los expertos son "el estado de excepción y sitio, pero requieren situaciones extremas como graves alteraciones del orden público prolongadas en el tiempo". Pues con un chalado al mando de unos señores con pistolas tampoco hay que descartarlo. Dice el editorial que las purgas de Puigdemont revelan "el giro autoritario del independentismo". "Lo peor de este viaje al conflicto es su sentido autoritario. En el que va quedando cada día más claro que la apelación al diálogo resulta decorativa. Todo los pasos del proceso son ya monólogos: con las instituciones europeas, con los parlamentarios de la oposición, con la mitad de la ciudadanía, con los propios dirigentes nacionalistas más sensatos. Esta estrategia conducirá inevitablemente al desastre a la Generalitat; a la división de la sociedad catalana; a la tensión del conjunto de los españoles; al deterioro de la recuperación económica. Urge rectificar: por ahí, no, pues del radicalismo que se sitúa al margen de la ley y viola los derechos de los catalanes nunca nada bueno se alcanzará". Y mientras, "el Gobierno frena el recurso preparado al frustrarse la compra de urnas". Cachis, con lo que le gustan a Rajoy los recursos.

ABC cuenta que "Villar rebajaba el caché de la selección española a cambio de mordidas". El editorial le da un repaso a Puigdemont y su mundo, un "grupo de juramentados que dramatizan hasta el patetismo su disposición al martirio político, olvidando el más elemental sentido del ridículo". Pero tampoco ahorra disimuladas collejas al gobierno, que "insiste en que no habrá consulta, pero como lo mismo decía del 9-N y al final hubo consulta quizá fuera preciso renovar el mensaje para hacerlo más creíble y disuasorio". Vamos, si no es mucha molestia, señor presidente, ¿podría concretar un poco más?

La Razón trae novedades de Cataluña. "JxSí y la CUP preparan un encierro en el Parlament si fracasa el referéndum". ¿Un encierro? ¿Puigdemont, Mas, Junqueras, Gabriel y toda la banda se van a encerrar en el Parlament y no van a salir? ¿Por mucho tiempo? Dice La Razón que es el "Plan B", "una dura campaña de agitación social", con "asambleas callejeras y acampadas" estilo Podemos y "encierro en el parlamento de las fuerzas independentistas" como traca final. Y avisan de que "hay algunos que están decididos a quemarse en la hoguera para pasar a la historia". Uf, mejor que el Gobierno tome el mando de los bomberos en lugar de los Mossos, que una pandilla de locos encerrados dispuestos a arder en una hoguera tienen mucho peligro. A ver si al final se van a hacer pupita y vamos a tener un disgusto.

La Vanguardia dice que "el Govern impone el secreto sobre la compra de urnas" y que hoy tenemos nuevo numerito, "la reforma del reglamento para agilizar las leyes de ruptura". No paran, oye. En gesticulaciones, declaraciones, hojas de ruta y performances varias son hiperactivos, hay que admitirlo. A la hora de pringarse ya es otra cosa.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia