Menú

Interior constata que los Mossos no impedirán el referéndum

El secretario de Estado de Seguridad previene a Puigdemont, Forn y Trapero, pero asume un domingo "de festividad y celebración".

(Barcelona)
0
Interior constata que los Mossos no impedirán el referéndum
Reunión de la Junta de Seguridad en Cataluña | EFE

La Generalidad no frena y los Mossos evitarán problemas. La reunión de la Junta de Seguridad de Cataluña convocada por Puigdemont y a la que ha asistido el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha servido para comprobar de primera mano que el desafío separatista no es un farol. Puigdemont ha acudido flanqueado por el consejero de Interior, Joaquim Forn, el director general de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler, y el major Josep Lluís Trapero. En la contraparte, el citado Nieto, el delegado del Gobierno, Enric Millo, el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, al frente del dispositivo policial en torno al referéndum ilegal, y el secretario general técnico del Ministerio, Juan Antonio Puigserver.

Nieto ha pedido a Carles Puigdemont que detenga el referéndum, a lo que el presidente de la Generalidad se ha negado. La reunión no ha dado más que para ratificar por parte de Puigdemont y Forn que los Mossos intentarán conciliar las instrucciones de la juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Mercedes Armas, que mantiene la orden de precintar los recintos que vayan a ser destinados a colegios electorales, con la celebración de la consulta.

Según el relato de Forn al término de la reunión, "por encima de la ley y el cumplimiento de las órdenes judiciales hay un bien superior que es la seguridad ciudadana". El consejero ha celebrado que sea una juez del TSJC quien haya tomado las riendas del asunto en detrimento del fiscal superior José María Romero de Tejada. Admite que la situación ha cambiado y que los Mossos deberán acatar las óordenes de la magistrada Mercedes Armas, pero en su lectura, el alcance del papel del coronel Pérez de los Cobos ya no implica a la policía autonómica. "Somos nosotros abundó Forn los que decidimos cómo se actúa y dónde".

Dados los criterios de "mesura" y "proporcionalidad" fijados en la madrugada del 20 al 21 de septiembre, cuando una turba intentó linchar a una secretaria judicial y un grupo de guardias civiles en la consejería de Economía, no es previsible que los Mossos muestren un especial celo en el cumplimiento de las disposiciones judiciales y aún menos cuando ya hay grupos de voluntarios de las entidades separatistas dispuestos a encerrarse en los colegios para garantizar su apertura el domingo.

El pícnic de Nieto

En su comparecencia posterior a la reunión, Nieto ha afirmado por un lado que "lo que se pretende no es limitar la libertad de expresión. Eso es legítimo y lo defendemos y protegemos. Lo que se quiere hacer el domingo es un acto declarado ilegal y que la autoridad judicial pide que se evite, por lo que se va a actuar con absoluta determinación". Y por otro que la función de la policía es "garantizar que ese día Cataluña tenga un día de festividad y celebración y que las cosas se desarrollen respetando la ley. La exteriorización del pensamiento político no debe ser violenta". "Somos libres porque somos esclavos de la ley. Si todos respetamos eso, cada uno podrá celebrar el domingo como quiera, incluso con un pícnic", añadió Nieto en lo que se ha interpretado como una vía libre para que se repita una especie de 9-N atenuado.

En paralelo, unos diez mil estudiantes de secundaria y universitarios tomaban el centro de Barcelona y la ANC llamaba a sus simpatizantes a ir en masa el próximo domingo a los colegios electorales a las siete de la mañana para forzar a los agentes que puedan estar vigilando los recintos a que permitan su apertura. Y cuentan con el apoyo de los jefes políticos de la policía autonómica, cuya orden más clara es la de dejar hacer.

En términos técnicos, el referéndum quedó desarticulado con la incautación por parte de la Guardia Civil de los sobres con las citaciones para los presidentes y vocales de mesa. Este mismo jueves, agentes han encontrado otros 2,5 millones de papeletas y cien urnas. La propaganda de la Generalidad insiste en que el referéndum tendrá todas las garantías usuales en ese tipo de procesos, pero el reparto de las citaciones que ha improvisado se lleva a cabo de manera absolutamente desordenada. Los sobres se depositan en el buzón sin requerir el enterado de los afectados.

Formación de las mesas

A este respecto, la Generalidad avisa de que si los designados para constituir las mesas no se presentan, serán los tres primeros electores que se presenten en el colegio quienes ocupen los cargos de presidente y vocales. En ese apartado concreto no hay reparo en invocar la "legalidad española". Así pues, los voluntarios de la ANC constituirán la mayoría de las mesas.

Tampoco está claro qué censo utilizará la Generalidad y qué urnas utilizará. Son detalles que tratan de pasar por alto en las tareas de agitación. Para el separatismo, el 1-O ya está superado y ganado hasta el punto de que los partidos discuten sobre el momento adecuado para proclamar la independencia. La CUP tiene prisa, el PDeCAT no tanta y ERC no se pronuncia a la espera de que los acontecimientos deriven en unas elecciones autonómicas en las que Oriol Junqueras no está inhabilitado.

Muro humano

Las bases de las entidades separatistas afrontan la celebración del 1-O como una prueba más de su capacidad de movilización. Aspiran a erigirse en un muro humano que facilite la coartada de los Mossos para no retirar urnas. Dada la situación, Policía Nacional y Guardia Civil están en alerta por si la presencia de grupos de proetarras y de anarquistas violentos procedentes de Italia y Grecia degenera en incidentes al término de la jornada. En la Junta de Seguridad, Nieto ha informado a Puigdemont, Forn y Trapero de que hay más de diez mil agentes de Guardia Civil y Policía Nacional en Cataluña, lo que no ha parecido impresionarles. La Generalidad ejerce un férreo control sobre un cuerpo formado por 17.000 efectivos.

En cuanto a las policías locales, la Guardia Urbana de Barcelona custodia desde este jueves el almacén municipal donde se guardan las urnas, propiedad del Estado, que se utilizan en las elecciones en la capital catalana, lo que añade aún más dificultades al propósito separatista de vender una consulta con garantías a los observadores internacionales y diputados europeos que ha instalado en Barcelona.

Acto con directores de centros

Prueba de las intenciones de la Generalidad es el acto celebrado este jueves por la tarde con Puigdemont, miembros de su gobierno y de la comunidad educativa. Un grupo de directores de colegios hizo una entrega simbólica de llaves mientras el president les prometía impunidad. "Sólo yo y los consejeros tenemos la responsabilidad de llegar hasta el final y llegaremos hasta el final", ha arengado ante unas trescientas personas en el mismo palacio de la Generalidad. La mayoría eran miembros de la plataforma Escoles Obertes, creada para ocupar los centros educativos este fin de semana.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation