Menú

Raúl del Pozo: "Corremos el riesgo de ir al tiroteo"

Pocas novedades. Rajoy se puso ayer campanudo con un 155 lento y pequeñito. Seguimos esperando.

0

El Mundo dice que "PP y PSOE se dan dos semanas para aplicar un 155 de mínimos". Despacito, que no hay ninguna prisa, no se vayan a estresar. Dice el editorial que "el comportamiento de Puigdemont, su perpetuo chantaje al Estado y su nulo respeto por la democracia representativa exigen de Rajoy que deponga una de vez la inacción que él reviste de prudencia. La prudencia es virtud clásica del gobernante hasta que degenera en abulia contraproducente. No caben paños calientes ya", clama en el desierto. Federico Jiménez Losantos utiliza la ironía en 2.400 caracteres que explican la situación. "Mañana, si el tiempo no lo impide, o sucediera algo que lleva a considerar los contras", comienza un artículo en el que refleja lo quiebros y requiebros para no llegar a nada. "Lo de Cataluña va para largo", concluye. Raúl del Pozo lejos de tranquilizarnos nos advierte de que "no se acaba el alboroto y corremos el riesgo de ir al tiroteo". Como en sentido metafórico llevamos semanas de tiroteo doy por supuesto que lo dice de forma literal. Verás cómo no llega la sangre al río, Raúl. Desde las filas socialistas le confiesan que "el problema se les ha ido de las manos". Mientras, "algunos políticos mesetarios se han contagiado de la pulsión suicida, la tendencia a la traición, el absurdo mágico de unos pelagatos que han avasallado al Constitución". Podemos no se ha contagiado de nada, más bien ha ido a por lana y ha salido trasquilado.

El País hace hincapié en el "rotundo mensaje de Europa a favor de una España unida". Tras el editorial-paliza de ayer a Rajoy, hoy el periódico parece haberse tomado un valium. La "obligación" del Gobierno es "restaurar la legalidad, lo que no implica suspender ni anular la autonomía catalana, más bien todo lo contrario: significa rescatarla de quien la había secuestrado para usarla en el chantaje (…) El 155 debería servir para restaurar el orden constitucional. Pero no resuelve el problema político de fondo, para lo que, en su debido momento, será necesaria una negociación". ¿Y qué es lo que hay que negociar, exactamente? Este periódico es bipolar.

ABC: "Un 155 limitado y elecciones en Cataluña para la primavera". Ah, la primavera, qué linda estación, aunque cuidado, la primavera la sangre altera. Bieto Rubido está negro con el "margen de cortesía" que Rajoy le sigue dando a Puigdemont. "Ya basta", dice el hombre desesperado en su editorial. Y acaba con negros augurios. "El 155 tampoco es la varita mágica para pacificar la situación. Es más, el Gobierno, el PSOE y la opinión pública deben preparase para asumir los costes de un más que probable uso de la fuerza policial para ejecutar las medidas aprobadas por el Senado". Vale, pero que esta vez la fuerza se use para detener a los cabecillas Puigdemont, Junqueras, Forcadell, Trapero y demás golpistas. A ver si siempre van a caer los mindundis. Carlos Herrera contradice a Junqueras. Que no, majo, las empresas no se han ido por las cargas del 1-O, qué va "la gente se va porque no está segura bajo el paraguas de esos chalados". Ignacio Camacho comprende a Rajoy, que "aborrece la testosterona, la bizarría política", excepto cuando se trataba de atizar a Rosa Díez, claro, "y detesta asumir riesgos". Pero los indepes se lo están poniendo muy jodido. "Hay veces en que la responsabilidad del poder conlleva el antipático imperativo de ejercerlo". Qué pereza, pobre. Ánimo, Rajoy, hay salida: deja el poder.

La Razón dice que "el 155 limitará la función del Parlament pero no lo disolverá". Qué cachondo, si ya lo ha disuelto Puigdemont. Marhuenda arropa a Rajoy en estos difíciles momentos. "Europa cierra filas con Rajoy en la puesta en marcha del 155". "El Gobierno no tenía más salida que activar el 155, lo que permitirá intervenir la Generalitat en los aspectos y departamentos que considere necesario, y lo hace con el acuerdo del PSOE y Cs y el apoyo de la UE". Así que venga, presidente, ánimo, hay un porrón de gente con la mirada puesta en ti.

La Vanguardia dice que "Rajoy pone en marcha la intervención del Govern". Dice Enric Juliana, por atacar a Ciudadanos más que nada, los tiene un odio profundo, que "Aznar dispara un torpedo contra la reforma constitucional (…) La conjunción Aznar-Ciudadanos conforma un fuerte polo de presión". Qué bobada, Juliana, todos los ciudadanos y Ciudadanos nos acordamos de que Aznar hablaba catalán en la intimidad con Pujol cuando le interesó, por lo que, con todos los respetos, mejor que cerrara la boca en el tema concesiones. El editorial me deja de piedra. Dice ahora que "la independencia no es viable en el marco español ni en el europeo". Entonces, ¿a qué vino forzar la coalición Juntos por el Sí para hacer un referéndum por la independencia? Alguien tendrá que responder alguna vez por tanto engaño y tanto fanatismo. Anda Godó, a ver cómo consuelas a Rahola, que está como una loca.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation