Menú

La prensa extranjera abochorna a Puigdemont: "¿Es usted un cobarde?"

Puigdemont se fue con su matraca a otra parte y salió escaldado.

0
La prensa extranjera abochorna a Puigdemont: "¿Es usted un cobarde?"
Puigdemont, en la rueda de prensa en Bruselas. | EFE

El Mundo dice que "Puigdemont monta un show en Bruselas para pedir impunidad". Rosell dice que "lo único bueno de ese esperpento es que toda Europa puede comprobar" la desgracia que nos ha caído encima a los españoles. Por un lado siempre consuela compartir los problemas, pero por otro ahora todo el mundo sabe que teníamos a un perturbado dirigiendo la región más próspera de España. Oculto, como hacían en la Edad Media las familias con sus miembros con taras. Lo que ha quedado claro es que mientras Puchi y los cinco "huyeron a Bruselas para protegerse de la Justicia española en inventarse la fábula del exilio, el resto del gabinete permanecía en Barcelona" tragando 155. Y encima, el tío cara dura arengando a la gente a que defienda la república mientras él come mejillones en Bélgica. Rafa Latorre cuenta que Puigdemont "quiere ser un residente exiliado y no cesado". Claro, y yo quiero ser Claudia Schiffer, pero mido metro y medio. Raúl del Pozo explica que lo de dejar tirado a Junqueras ha sido una venganza. "Puigdemont es un payaso. El peligroso es el gordo, que nos echó encima el 155 acosando al president", dice que le han dicho de buena tinta pedecatos cabreados. Federico Jiménez Losantos no entiende la euforia de Arrimadas. "Yo abrigo, por ejemplo, el vehemente deseo de ver a Inés Arrimadas Presidenta de la Generalidad" pero "los números no me salen y me devuelven a la dura realidad. Hoy por hoy, salvo que metan en la cárcel a todos los golpistas, pero todos, y cierren todos los medios de comunicación golpistas, pero todos, los escenarios más probables son dos: una mayoría separatista como la que perpetró el golpe", y vuelta a empezar, "o los tripartitos pactados por Iglesias y Junqueras en Can Roures". ¡Oh!, eso sería malo para Cataluña quizá, pero sería tan, tan bueno para el resto de España. Podemos hundido. Si hay que elegir, me quedo con lo segundo.

El País dice que "la justicia cita mañana a Puigdemont por rebelión" mientras él "amenaza con prolongar su fuga en Bélgica". Los belgas están hasta el moño. Dice el editorial que Puchi se montó ayer "una realidad alternativa llena de falsedades e incoherencias", un novelón de estados opresores, violencia máxima que, vamos, Ruanda era un paraíso. "Hay constancia de que intentó acogerse a algún tipo de protección por parte del Estado belga que se negó a considerar esta posibilidad". Ni hablar del peluquín, le dijo el gobierno belga, ya os estáis largando, que nosotros somos un poco desorganizados, pero serios. Estos pobres no entendieron que, en su mundo paralelo, Puchi se había tomado en serio el tuit del ministro ese que le ofreció asilo. Y ni corto ni perezoso allí se plantó a dar por saco a los belgas. "Puigdemont parece convencido que desde Bruselas puede dañar la imagen de España y recabar apoyos para una causa que, al contrario, ha cosechado un rechazo internacional". Y es que, según cuenta el cronista de la rueda de prensa de ayer, le cayó la del pulpo y tuvo que "esquivar los dardos más envenenados: "¿Es usted un cobarde? ¿Un fugitivo?", le preguntó el corresponsal del Telegraph a voz en grito". Qué mal rato tuvo que pasar, él acostumbrado a la prensa a su servicio en Cataluña. Y por cierto, "dos de los exconsejeros que acompañaron al líder separatista en su viaje regresan a España". Hacen bien, su querido presidente les va a dejar tirados a la primera de cambio y lo mismo les cae un puro aún mayor del que esperaban.

ABC: "La justicia cerca a Puigdemont". "La imagen de Puigdemont en Bruselas, con tono de perdonavidas y defendiendo el 21-D fue estrafalaria", dice el editorial. Bélgica, Bieito, no Bruselas. "La delictiva indignidad de Puigdemont sólo tiene una salida: el regreso a España, asumir su derrota, ponerse a disposición judicial y colaborar con la justicia". Ay no, Bieito, por favor, que se quede allí, o que se vaya a Venezuela, a Rusia, que le quiten los dineros, que sea un prófugo, pero que no vuelva por Dios.

La Razón titula "Citación exprés a Puigdemont". "Se enfrenta a su detención si no comparece ante la Audiencia". Ussía se descojona: "¿Por qué tan poca hidalguía en la defensa de la histórica República Independiente de Cataluña de dos horas de ilegal vigencia?". De hidalguía, Ussía, ya sólo hablas tú, creo que la palabra no aparece en el diccionario. Y menos en catalán. "Rajoy ha convertido a sus impulsores y dirigentes en insignificantes". "Todavía están a tiempo de embarcar en una avión que los llevase de Bruselas a Caracas. Su última posibilidad de salvación. Traidores a España y traidores a los suyos". Pero claro, no parece que al pijo de Puchi le apetezca irse con Maduro, eso le pega más a la CUP. Dice un editorial de Marhuenda que "las empresas ya pueden regresar a Cataluña". Quieto parao, ¿a qué tantas prisas? Espera a que se celebren elecciones y a ver qué sale y luego hablamos. A menos que los bancos no quieran ver cómo desaparecen sus depósitos a la velocidad del rayo, que ya estamos curados de espanto. Pedro Narváez cuenta cómo le ha ido a Puchi en su internacionalización del conflicto. "Empiezan a pensar en todas las cancillerías de Europa si el expresident necesita un juez o un psiquiatra", qué vergüenza para la familia, Puchi, qué vergüenza, mira que escaparte y que te vea todo el mundo. "Europa tiembla solo con verle". A ver, compis europeos, nuestro Puchi, si le sigues el rollo, no le llevas nunca la contraria, le dices que sí a todo no es peligroso. Amenaza, amaga, pero nunca da. Si veis que se pone intratable le dais una banderita estrellada y veréis cómo se calma.

La Vanguardia está como su exjefe, como una cabra. Por un lado tenemos a Enric Juliana, otro caradura del procés, diciendo hoy que la culpa la tienen los rusos, que "gente de buena fe llegó a creer que doce países europeos apoyarían la independencia" porque lo publicó el periódico Rusia Today. "Las estrategias de desinformación son un cultivo tradicional ruso". Y catalán, que se lo pregunten al experto Juliana. El caso es que "ningún país del mundo, como es perfectamente sabido, ha reconocido la república catalana. Ninguno", dice como si nada tuviera que ver con la intoxicación informativa de los, por lo menos, últimos cinco años que ha protagonizado este periódico. El editorial también ve ahora la "resistencia a admitir la realidad" de Puigdemont. Y ahí tienen un ejemplo de lo tocados del ala que están los indepes con Pilar Rahola. "La rueda de prensa dará para mucho, hemos subido otro peldaño". Que sí, Pilar, que ya sois independientes, una república con president en el exilio es mucho más mona, más cool. ¿Veis, compañeros europeos? Si os manejáis así con ellos no os llamarán fascistas, no os pondrán a parir en las redes, no os mandarán dianas, no os escupirán por la calle. Nunca intentéis llevarles la contraria. Si lo hacéis, tened preparada cerca la camisa de fuerza.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation