Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Brauli Duart: de controlar TV3 a purgar a los Mossos del 155

Designado número dos de la consejería de Interior en la primera reunión del gobierno catalán se estrena con la detención de dos "unionistas".

(Barcelona)
0
Brauli Duart, en el Parlamento de Cataluña | @parlamentcat

La consejería de Interior de la Generalidad ya ha nombrado número dos. Se trata de Brauli Duart, hasta ahora presidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). Pasa del ente que controla TV3 y Catalunya Ràdio a un puesto clave para el manejo de los Mossos, los Bomberos y Protección Civil, la secretaría general del departamento de Interior. Prueba de la importancia de su misión es que su designación fue la segunda disposición del nuevo Govern tras colgar una pancarta y un lazo amarillo en la fachada del "Palau".

Brauli Duart tiene el encargo de reconstruir la cúpula policial previa a la aplicación del artículo 155, cesar a Ferran López, que suplió a Josep Lluís Trapero, el "major", y situar de nuevo a los Mossos en la vanguardia del movimiento separatista. Es un viejo conocido de los policías autonómicos puesto que ocupó diversos cargos en Interior, antes Gobernación, a partir de mediados de los noventa hasta convertirse en secretario general de la consejería, el mismo puesto que ahora, en el último ejecutivo de Jordi Pujol, entre los años 2000 y 2003.

Duart formaba parte del denominado "pinyol", el grupo convergente en torno a Artur Mas, Oriol Pujol y David Madí. Cinco años después de su cese en Interior, fue aupado por Convergencia a la Corporación de TV3 y Catalunya Ràdio y convertido en presidente del ente tras acceder Mas a la presidencia la Generalidad, en 2011, tras dos legislaturas de tripartito.

Discurso del odio

El mandato de Duart en la CCMA ha estado plagado de polémicas por el sesgo excluyente y separatista y el discurso del odio a España en los medios públicos. Su misión en Interior es la de "normalizar" a los Mossos, purgar a quienes se han "sometido" al 155 y que retornen a sus puestos los pocos mandos y funcionarios cesados durante los siete meses de intervención parcial de la autonomía catalana. El caso del "major" Josep Lluís Trapero, a la espera de juicio en la Audiencia Nacional por los hechos del 20 de septiembre y 1 de octubre de 2017, queda al margen hasta que se resuelva su situación procesal.

El cambio de registro no se ha hecho esperar. El despliegue efectuado ayer por los Mossos en Mataró para impedir que los Comités de Defensa de la República (CDR) reventaran una manifestación a favor de la unidad de España ha sido objeto de críticas por parte de los organizadores del acto. Los Mossos permanecieron imperturbables mientras elementos de los CDR lanzaban piedras y huevos a los manifestantes que también les alcanzaron a ellos. Al término del acto detuvieron a dos personas que portaban banderas españolas por resistencia a la autoridad.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios