Menú

Rajoy anuncia que enmendará los Presupuestos para frenar la indignación del PP

Feijóo evita pronunciarse sobre la sucesión de Rajoy. Margallo le señala y asegura que hará todo lo posible para que Santamaría no lidere el PP.

0
Rajoy anuncia que enmendará los Presupuestos para frenar la indignación del PP
Arenas y Barreiro, encargados de calmar a los senadores del PP | Tarek.

Mariano Rajoy dio orden de retrasar una semana el debate presupuestario en la Cámara Alta para preparar posibles enmiendas. Fue su respuesta, a la espera de que rompa su silencio este martes en el Comité Ejecutivo, ante la incipiente indignación en el PP tras perder abruptamente el poder. Públicamente no se ofrecieron detalles concretos sobre los cambios, más allá de proclamar que ahora se sienten "libres" tras "la traición" del PNV. El PP vasco se apresuró a aclarar que no se tocarán las principales inversiones en su comunidad.

El portavoz del grupo popular en el Senado, José Manuel Barreiro, anunció también que se aplaza hasta el lunes el plazo para registrar enmiendas parciales a las cuentas. La mayoría absoluta que el PP tiene en esta Cámara garantiza que esta maniobra salga adelante, lo que provocará que sea ya un ministro de Hacienda socialista el que defienda los Presupuestos de Rajoy.

La decisión se tomó después de un fin de semana de rabia y frutración en el PP. Parlamentarios y cargos de la formación acudieron a sus sedes, estuvieron con sus allegados, y recibieron el mismo mensaje: "Tenéis que hacer algo ya". "La gente está cabreadísima, nos piden caña, que nos movamos", trasladaron a sus superiores. Algunos miembros del Senado estallaron en un grupo de WhatsApp interno y pidieron pasar al acción. "Calma", replicó Javier Arenas. Pero las alertas sonaron en Génova, y ya el domingo Andrea Levy avanzó que se iba a estudiar la posibilidad de presentar enmiendas a los Presupuestos. Este lunes por la mañana llegó la confirmación.

Bauzá pide recuperar los principios

Ya por la tarde, Barreiro y Arenas reunieron al grupo popular en la Cámara Alta. Cuando anunciaron las enmiendas, los senadores aplaudieron a rabiar. Fue una terapia de grupo, según los asistentes, de desahogo. Nadie sacó a colación el futuro político de Mariano Rajoy, pero sí que se habló de la situación de la formación. José Ramón Bauzá, el expresidente de Baleares, alertó sobre los nacionalismos y pidió recuperar los principios de siempre del PP. "Ya está bien de ser elegantes", soltó un representante del partido. "Tenemos que pasar al ataque, lo del PNV es una vergüenza", exclamó un histórico del PP antes de participar en la reunión.

Barreiro no dio detalles de los planes de Rajoy y pidió tranquilidad. Lo que no puede ocurrir, según fuentes de la dirección, es que "ahora unas provincias y otras nos reprochemos las inversiones de los demás". En el punto de mira, las cesiones al PNV. Iñaki Oyarzábal aseguró a Europa Press que "el grueso de las inversiones en infraestructuras y todas las inversiones estratégicas" en el País Vasco "están garantizadas, porque son apuestas del PP y vinieron incorporadas en los Presupuestos".

Margallo, contra Santamaría

Con el anuncio de enmiendas, Génova intentó calmar los ánimos a la espera de que Rajoy tome este martes la palabra. Barones consultados por este diario insistieron en que se deberían de dar pasos para la celebración de un congreso extraordinario, pero en Génova replicaron que los tiempos los marcará el líder, que podría no tener ganas de irse. Además, se reafirmaron aquellos que, dentro del propio PP, siguen sin entender por qué no dimitió antes de la votación de la moción de censura.

Alberto Núñez Feijóo, el presidente gallego,no quiso entrar en la discusión, y emplazó al Comité Ejecutivo. Pero José Manuel García-Margallo volvió a señalarle como el sucesor natural de Rajoy. También citó a Ana Pastor, la presidenta del Congreso. A quien excluyó de la terna fue a Soraya Sáenz de Santamaría. No la quiere ni de portavoz de Grupo en el Congreso de los Diputados ni mucho menos de presidenta de la formación, según reconoció en La Sexta. José María Aznar tomará nota de lo que diga Rajoy y, solo horas después, romperá también su silencio.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios