Menú

El Parlamento catalán reabre después de tres meses con una nueva ilegalidad

La marca de Podemos salva la votación de los separatistas y Cs y PPC abandonan la cámara. Arrimadas anuncia querellas. 

0
El Parlamento catalán reabre después de tres meses con una nueva ilegalidad
Inés Arrimadas | EFE

La vuelta al curso político en Cataluña se salda con la primera ilegalidad por parte de la bancada de JxCat y ERC, en esta ocasión contando además con el beneplácito de la marca de Podemos. Los del fugado Carles Puigdemont y la formación de Oriol Junqueras han conseguido blindarles sus derechos como diputados saltándose la orden del magistrado del Supremo Pablo Llarena que les mantiene suspendidos de manera temporal desde hace tres meses. La treta a la que han recurrido los independentistas ha sido la de someter a votación, sin pasar por la Mesa, un doble texto contradictorio en el que primero se pronunciaban "de manera simbólica" contra la interlocutoria de Llarena y, en segundo lugar, sobre la forma en la que acatar la propia orden judicial.

En el primer texto, los independentistas han contado con el apoyo de toda la bancada, incluida la CUP que, sin embargo, les ha dejado solos en la segunda votación que aprobaba que los seis diputados presos y fugados puedan seguir teniendo voz y voto en la cámara pero a través de un compañero en el que delegarán funciones. Para la CUP, es una forma de acatar el auto de Llarena y de ahí su rechazo. Sí les han apoyado, sin embargo, los comunes ante las críticas de toda la bancada constitucionalista. PP y Cs han abandonado la cámara en el momento de la votación al considerarla "ilegal". Los diputados del PSC han seguido en sus escaños aunque no han participado en la votación.

Arrimadas se querellará contra la Mesa

Para el grupo de Ciudadanos, la doble votación de este martes ha sido un "simulacro sin cobertura legal" que ya han advertido que acabará en los tribunales. La líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, ha confirmado que presentarán una querella contra todos los miembros independentistas de la Mesa por un delito de presunta desobediencia a una decisión judicial. Arrimadas ha sostenido que el auto de Llarena no tendría que haberse votado en un pleno sino haberlo acatado directamente la Mesa y su presidente, Roger Torrent.

"Ustedes se ven con el derecho de venir aquí a votar si les gusta o no una resolución judicial, qué se creen, ¿que tiene un carnet de impunidad? ¿una capa de superman?", le reprochaba Arrimadas al propio presidente Quim Torra al que también censuraba durante su intervención por sus palabras este lunes animando a los CDR a "seguir apretando". "Unos atacan al Parlamento desde fuera y otros lo hacen desde dentro", ha denunciado Arrimadas añadiendo que "estas palabras le perseguirán toda la vida".

Los diputados del PPC también han cargado contra el presidente catalán por sus palabras pidiendo directamente su dimisión "automática" al comienzo de este pleno que ha tachado de farsa, como la bancada del PSC que ha recriminado a Torra "seguir engañando a la gente porque los diputados ya están suspendidos". La diputada Alicia Romero ha pedido al presidente autonómico "que diga toda la verdad y que acabe con el teatro", en referencia a la resolución judicial que se ha votado en la cámara y que ha logrado salir adelante con una mayoría simple que no cuenta con el respaldo del propio letrado mayor de la cámara, exsecretario general de ERC y que no altera, de ninguna manera, la suspensión ordenada por Llarena.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios