Menú

Dignidad y Justicia concede a Federico Jiménez Losantos su Medalla de Oro

La asociación de Daniel Portero destaca el compromiso de Federico con la defensa de las víctimas. LD conversa con su vicepresidente, Víctor Valentín.

El presidente de LD, Federico Jiménez Losantos | David Alonso

La asociación de víctimas del terrorismo Dignidad y Justicia, que preside Daniel Portero de la Torre, ha concedido al presidente de Libertad Digital, Federico Jiménez Losantos, la Medalla de Oro a la Dignidad y Justicia por el "apoyo incondicional que desde los micrófonos ha mostrado siempre en la lucha contra el terrorismo y la defensa de sus víctimas". Sobre ello ha conversado con LD el vicepresidente de la asociación, Víctor Valentín.

P: ¿Qué ha hecho Federico Jiménez Losantos para merecer esta Medalla a la Dignidad?

R: Estas medallas se crearon con el objetivo de premiar a aquellas personas que, desde sus puestos de trabajo, desde sus cargos, sobresalían o tenían un especial compromiso en la lucha contra el terrorismo y la defensa de las víctimas. Y creemos que Federico, desde los micrófonos, es el que mejor ha podido encarnar esa lucha y esa defensa de las víctimas del terrorismo, que la necesitan. Y él lo ha hecho.

P: Según Dignidad y Justicia, el periodismo que desarrolla Jiménez Losantos es…

R: Comprometido. Con la sociedad en general y con las víctimas del terrorismo en particular.

P: ¿Es la primera vez que premian a un comunicador?

R: Sí. En la primera edición, la medalla la recibió Mikel Lejarza, el Lobo, que salió del anonimato para recibirla después de 42 años; en la segunda edición, se entregó a Esperanza Aguirre, porque ya había dejado la política. Esto es muy importante: esta medalla no la damos a políticos en activo, porque puede haber un momento en que nos veamos comprometidos.

P: Por poner un ejemplo…

R: Marlaska: ayer era magistrado y hoy es ministro del Interior. Se le podría haber dado como magistrado, pero el político puede cambiar… Esperanza Aguirre cumplía ese requisito de político que había dejado su actividad y entendemos que mostró un gran compromiso. Y el año pasado la entregamos a Gilles de Kerchove, el coordinador antiterrorista de la UE. Es una institución: lleva doce años en el cargo y es quien implanta todas las políticas antiterrorista de cada país de la UE. Costó mucho traerle. Y este año hemos dicho: "Más difícil todavía: Federico".

P: ¿Cuándo se entrega la medalla?

R: El 5 de junio, a las 12:30, en la Escuela de Guerra.

P: En general, ¿se sienten las víctimas del terrorismo amparadas por los medios de comunicación? ¿Se vulnera la dignidad de las víctimas?

R: En los medios de comunicación hay una guerra paralela: están los que apoyan al Estado de derecho y a las víctimas, y los filoetarras. Por eso, esta casa o este programa que dirige Federico Jiménez Losantos ha sabido poner a las víctimas donde les corresponde. Ha luchado contra el terrorismo desde los micrófonos. Federico ha decidido, en gran parte, apoyar a las víctimas del terrorismo, que es algo que no da rentabilidad hoy por hoy.

P: Hablemos un poco de su asociación, Dignidad y Justicia, creada en 2005. ¿Cuál es el propósito de su existencia?

R: La crea Daniel Portero de la Torre. Venía de otra asociación mayoritaria con la cual no tenía ese feeling, o veía que las cosas no se hacían de manera correcta. La crea con el propósito de acabar con ETA. Pero acabar no con el autor material: de eso se encargaba la Fiscalía. La idea era quién ponía la pistola en manos del etarra: quién transportaba, quién financiaba… Por eso sentamos a Patxi López y a Ibarretxe por desobediencia, quitamos los nombres de las calles, conseguimos que el diario Egunkaria se cerrase cautelarmente, y ahora hemos denunciado a ETA por crímenes de lesa humanidad y genocidio. Para que esos 379 casos de ETA que están sin resolver pues tengan la reparación que se merecen. Estos delitos de lesa humanidad y genocidio están siendo investigados en España y en Argentina.

P: ¿ETA está derrotada?

R: No. Ni mucho menos. El terrorismo de hoy ha mutado. Para empezar, ETA no sólo era una banda de asesinos. Tenía un frente popular, un frente social, un frente cultural y un frente político. No está derrotada. Y ahora, lo único que ha hecho es mutar a otro tipo de terrorismo, y los tenemos en las instituciones y en la sociedad. Y con más fuerza que nunca.

P: Dicen que la clave está en el relato…

R: El relato, por muchos libros que se escriban, tiene que ser judicial. El relato lo escriben los jueces y la sociedad en general. No podemos entrar en contranarrativas con terroristas. Que detengan a los terroristas huidos y que esos 379 casos que hoy están sin resolver se resuelvan. Que las víctimas tengan derecho a la verdad, a la reparación del daño.

P: Finalmente, ¿cómo valoran en su asociación las políticas antiterroristas de los últimos gobiernos?

R: Es complicado, ¿eh? El mayor problema que tenemos es la permisividad que hay frente al terrorismo de baja intensidad, que tanto daño hace a las víctimas: los actos de enaltecimiento al terrorismo, el poder ver a un terrorista inhabilitado pasearse libremente y, bajo el paraguas de la libertad de expresión, decir lo que cree conveniente… Desde octubre del 2011, que ETA anunció esta mal llamada tregua, lo único que ha hecho es aferrarse a las instituciones y vivir para conseguir su fin, que no es otro que la independencia.

En España

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation