Menú

Rivera y Arrimadas presumen de fichajes y establecen como principal objetivo "echar a Sánchez"

Un escueto "¡Vamos!" será el lema de campaña del partido naranja, en un cartel con banderas de España.

0
Edmundo Bal, Inés Arrimadas, Albert Rivera, Sara Giménez y Marcos de Quinto, este domingo en Las Rozas. | EFE

Albert Rivera ha captado a varias personas de la sociedad civil para las listas de Ciudadanos a las elecciones generales del 28 de abril, pero su principal fichaje es la incorporación de Inés Arrimadas como número uno por Barcelona.

Así quedaba de manifiesto este domingo en el acto central de la precampaña naranja en la plaza de El Montecillo, en la localidad madrileña de Las Rozas, en el que la todavía líder de la oposición en Cataluña intervenía entre fuertes ovaciones de las 4.000 personas que se congregaban el recinto aunque sin llenarlo del todo, un anticipo de lo que puede ocurrir en la campaña que empieza el próximo viernes, en la que va a tener una agenda tan intensa como la del candidato a presidente del Gobierno, con el que además comparte protagonismo en el vídeo de campaña presentado en el acto. También se presentaba el lema electoral, un escueto "¡Vamos! Ciudadanos" que aparecerá en los carteles junto a una imagen de Rivera con banderas de España al fondo.

Precisamente la defensa de la soberanía nacional, ante la amenaza secesionista y el "peligro" de un presidente como Pedro Sánchez que Ciudadanos juzga entregado a los independentistas, era el asunto principal del mitin.

"Veo ganas de echar a Sánchez, de quitarle a Iglesias la economía de España, pero veo ganas de independizarnos, de independizarnos de Torra, de Puigdemont, de Rufián" arrancaba con ironía su discurso el líder de Ciudadanos, quien volvía a fijar el desalojo del actual jefe del Ejecutivo de La Moncloa como su principal objetivo para después de las elecciones, tras haber ofrecido ya un acuerdo de coalición al PP y haber pedido también el apoyo de VOX.

Arrimadas arremete contra Casado

Unas críticas a Sánchez en las que incidía Arrimadas quien, sin embargo, y en un claro reparto de papeles con Rivera, se encargaba de lanzar críticas muy duras también al líder del PP, Pablo Casado, por su actitud con respecto a los separatistas. En concreto, le reprochaba que le hubiese acusado de crispar por retirar lazos amarillos de la calle. "Yo soy la voz de millones de catalanes que están hasta las narices de los lazos amarillos. Hasta las narices de que no hayáis hecho nada, PP y PSOE, que nos habéis abandonado" afirmaba recibiendo una de las ovaciones más grandes de la mañana.

El primer interviniente, el abogado del Estado Edmundo Bal (número cuatro por Madrid al que seguían en el uso de la palabra los números tres y dos, Sara Giménez y el exvicepresidente de Coca-Cola Marcos de Quinto) recordaba con duras palabras su defenestración a manos del Gobierno Sánchez, que no dudaba en calificar de "régimen", por haberse negado a firmar el escrito en el que se negaba que hubiese habido violencia en otoño de 2017 en Cataluña, un elemento clave en el juicio que se sigue en el Tribunal Supremo contra los responsables del golpe secesionista.

Bal arremetía contra el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, al que acusaba, tirando de sarcasmo, de haber reinventado el artículo dos de la Constitución española: "La soberanía nacional reside en Iceta, del que emanan todos los poderes del Estado, él solito se ha constituido en poder constituyente" aseguraba mientras el público se arrancaba a gritar "España, España".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco