Menú

Nuevos trackings del PSOE registran una subida de Podemos que permitiría "un gobierno de izquierdas"

Las fuentes consultadas por LD aseguran que "se ensancha el espacio de izquierdas" por la subida de Podemos "a costa de la abstención".

0
Pedro Sánchez, en el mitin en Barcelona. | EFE

Los datos explican la estrategia. A Podemos se le está dando bien la campaña. No para de subir desde el lunes de forma moderada pero constante y, aunque pueda sonar contradictorio, sin hacer excesiva mella en la intención de voto del PSOE. Lo explican los estrategas monclovitas con los nuevos datos internos que manejan en Moncloa y Ferraz, denominados los trackings post debate, que detectan que Unidas Podemos abrió una fuga de voto el lunes tras el debate de RTVE gracias a la táctica de acorralar a Pedro Sánchez con la pregunta reiterada sobre los pactos con Ciudadanos.

Sin embargo, la fuga de voto del PSOE a Podemos es "leve" y se queda corta para explicar el incremento en intención de voto de la formación de Pablo Iglesias que es superior a un punto porcentual y que "crece a costa de la abstención". Es decir, el tono moderado y calmado de Pablo Iglesias en los debates electorales de principios de semana le está recuperar a los abstencionistas de izquierdas que "nunca votarían al PSOE, que votaron hace 3 años a Podemos y que en estas pensaban que se iban a quedar en casa".

El balance es más que positivo porque, si bien no han conseguido sellar esa vía de agua hacia Podemos, los socialistas han hecho la cuenta y suma al bloque de la izquierda más de lo que le resta al PSOE. "Se está ensanchando el espacio de izquierdas, se está movilizando al electorado progresista", explican estas fuentes responsables de la estrategia que el candidato, Pedro Sánchez, despliega en sus mítines y que responde fielmente a lo que dicen los datos.

En un evidente acelerón final, Sánchez visitó este jueves Jaén, Granada y Barcelona con el mismo mensaje in crescendo en sus intervenciones: la movilización del indeciso, especialmente el progresista, para evitar la suma de las derechas y no tener que lamentarse el 29 de abril. "Voy a gobernar con los valores de izquierdas, del partido socialista, que es lo que he hecho en estos diez meses. Pero lo que le digo a toda esa gente que está dudando, que es importante el 29 de abril sin duda, pero es decisivo el 28 de abril, el domingo", vociferó en tierras andaluzas a mediodía.

Después, voló a Cataluña. En Barcelona, en uno de los espacios más multitudinarios de su campaña ante 4.500 personas y acompañado por los acordes de la versión moderna de Mi querida España, Sánchez hizo más redondo su mensaje: "Podemos amanecer el lunes 29 con un gobierno de derechas y la ultraderecha. Y por eso es muy importante decirles a todos los indecisos, quienes están dudando si votar a Unidas Podemos o al PSOE, aquellos que dudan entre Ciudadanos y el PSOE, a quienes dudan entre la abstención y el PSOE... que les necesitamos a todos el próximo domingo, que es fundamental que unamos todos los votos en torno a un único partido que puede garantizar que España avance y que frene a la ultraderecha en nuestro país".

Ciudadanos y 500.000 votos en juego

Y los indecisos que se sitúan en la frontera entre Ciudadanos y el PSOE, sin saber aún a quien votar, están cuantificados por Ferraz 70. De los 800.000 que dudan entre ambas formaciones, los socialistas aspiran a absorber a 500.000 votantes a medio camino entre el rojo y el naranja que, de lograrlo, "nos permitiría tener un resultado espectacular, cerca del 31% de voto" y con la confianza de poder sumar el plan A de Sánchez: gobernar con Podemos y el PNV sin necesidad de Ciudadanos como plan B.

Un electorado moderado que, según las fuentes consultadas por LD, "han salido espantados" tras los debates "ante la posición radicalizada de Rivera" y que "los moderados han caído esta semana hacia nuestro lado; estamos subiendo por el centro". Una cifra que explica el segundo mensaje central en la campaña de Pedro Sánchez: la estabilidad. "Hay que decirle a la gente joven que vote por su futuro; a las mujeres, por su seguridad e igualdad; a los mayores, por la estabilidad y certidumbre que necesita nuestro país durante los próximos cuatro años", decía en el primer acto de la jornada en Jaén apelando a votar "por el mejor de los futuros que merece este país".

El PP se desmorona

Las encuestas internas socialistas revelan un tercer y no menor movimiento: la erosión del PP que se sitúa ya por debajo del 20% de voto y cuya división y enfrentamiento con Ciudadanos "está asustando" a los dos electorados de la derecha: al convencido y al moderado. El primero en dirección a Vox; el segundo, hacia Ciudadanos y a la abstención. Alertan los socialistas que si esta tendencia se consolida el PP puede quedar por debajo del 17%, y Vox puede quedar como tercera fuerza con sorpasso a Ciudadanos y Podemos, como ya adelantaron hace semanas que pronostican en Moncloa: un doble sorpasso a Podemos y Ciudadanos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco