Menú

Derrumbe histórico en el PP: "Ha sido un castigo en diferido a Casado"

El director de campaña del PP, Javier Maroto, se quedó sin escaño.

0

El trece se convirtió este domingo en un número maldito para Pablo Casado. Las decimoterceras elecciones generales de la democracia en España dieron al Partido Popular el peor resultado de su historia logrando 66 diputados. Así, perdían más de la mitad de los 137 representantes que tenían en el Congreso. Nunca antes, desde que en 1989 se conformase con José María Aznar el PP, habían caído de los 100 escaños.

No eran ni las nueve de la noche cuando, tras conocerse las primeras encuestas, fuentes populares aseguraban que en la séptima plante de Génova "los más pesimistas" ya daban por perdida la suma de la derecha. Y los peores presagios se cumplieron. El PP perdió más de tres millones de votos.

"Ha sido un castigo en diferido a Casado", dicen fuentes del PP que creen que en estos nueve meses el presidente de los populares se ha "dejado la piel" por la formación pero que los votantes le han culpado de los errores de Rajoy.

"El resultado ha sido muy malo"

A pesar del derrumbe, Pablo Casado compareció en Génova rodeado de las caras más visibles del partido: "Soy especialista en bajar a esta sala en noches complicadas", comenzó un líder del PP que reconoció sin titubeos que el resultado había sido "muy malo".

Casado, que dijo que había hablado con Pedro Sánchez para felicitarle tras conocer su victoria, pidió a los socialistas que llegaran a acuerdos de gobernabilidad sin necesitar a los independentistas. Para el PP, lo primero es España y esperemos que nuestro país esté a la altura de las circunstancias", ha proclamado.

A un mes de las elecciones autonómicas, municipales y europeas, fuentes populares señalaron que este resultado fue un "golpe muy duro" pero que sabrán "recomponerse" para "unir el voto ya que la fragmentación solo ha favorecido a Pedro Sánchez".

"Vox tendrá que explicarlo"

La fragmentación es la razón que dan los populares para tratar de explicar su fracaso. Pero explican que "la estrategia habrá que revisarla a fondo". Durante la última semana de campaña, en el Partido Popular manejaban encuestas internas que les daban entre 90 y 100 escaños. El principal miedo en las dos semanas de la campaña era el crecimiento de Vox. Lo que no vieron venir en el PP fue el ascenso meteórico de Ciudadanos.

Fuentes del PP reconocen la derrota, pero echan parte de la culpa a Vox. "El efecto Vox ha sido devastador, sus miles de votos no se han traducido en escaños para la derecha", aseguran. "Los que han quedado quintos ahora tendrán que explicarlo".

Consideran que Ciudadanos se ha convertido en "un refugio" para aquellos que temían lo que "Vox ofertaba" pero no querían votar al PSOE. De ahí que antiguos dirigentes digan, a toro pasado, que se confundió la campaña "escorándose tanto" a la derecha.

Maroto, fuera del Congreso

El resultado para el PP fue tan malo que su director su director de campaña, Javier Maroto, se quedó sin escaño por Álava. El número tres de Génova no tendrán un sillón en la Cámara Baja. Este lunes será un día complicado en Génova y se "tendrá que analizar" dato a dato ya que, por ejemplo, de la lista de Madrid también se han quedado fuera del hemiciclo nombres como Mari Mar Blanco, Javier Fernández-Lasquetty (director de Gabinete de Pablo Casado) o el torero Miguel Abellán.

Lo único que dicen tener "claro" en el Partido Popular es que Pablo Casado continuará ya que es "un líder como la copa de un pino" y descartan "por completo" que vaya a dimitir. "Todo el partido va a una", afirman.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco