Menú

Rivera manda un vídeo a los militantes de Ciudadanos para reafirmar su ‘no es no’ a Sánchez

El líder de Cs se dirige a los afiliados el mismo día que uno de los referentes del mundo naranja, Sosa Wagner, pone en cuestión su estrategia.

0

La víspera de que se conozca la fecha para el debate de investidura, que dará a conocer este martes la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, tras consultar con el candidato designado por el Rey, Pedro Sánchez, Albert Rivera no dejaba pasar ocasión de reiterar su particular ‘no es no’ al presidente en funciones. Lo hacía con un breve vídeo grabado en su despacho de la sede del partido en Madrid, de menos de dos minutos, remitido a los militantes de Ciudadanos, en el que hacía recuento de sus argumentos para enrocarse en el veto al líder del PSOE.

"Estos días algunos pretenden que Ciudadanos no haga oposición, que Sanchez tenga un cheque en blanco" afirmaba Rivera con una reproducción a su espalda de El Abrazo, el cuadro de Juan Genovés que dio nombre a su acuerdo con Sánchez de 2016, y con un muñeco de Naranjito, la mascota del Mundial de Fútbol de 1982 en España, con el que algunos trataron en su día de ridiculizarle. "Os anuncio que va a haber oposición" les dice a los afiliados en el vídeo, antes de reiterar que la ejercerá de manera tan "libre" como "limpia de corrupción" y con "sentido de Estado"

El mensaje a los afiliados llegaba el mismo día en que uno de los referentes del mundo naranja, el constitucionalista Francisco Sosa Wagner, persona siempre reconocida como autoridad por Rivera, pedía al partido un cambio de rumbo. El mensaje llegaba en una tribuna en El Mundo que a muchos recordaba otro artículo, de la misma dimensión y publicado en el mismo periódico, de hace cinco años, cuando Wagner era aún líder de UPyD en Europa, en el que pidió a su entonces partido otra reconsideración de su estrategia, en este caso para llegar a algún tipo de fusión o acuerdo con Ciudadanos.

El debate abierto terminó con su salida del partido magenta y no evitó que Rosa Díez vetase de nuevo la unión con Ciudadanos, pero apenas un año después del mismo UPyD había pasado a la más absoluta residualidad.

Alentando la rebelión de los diputados naranja

Sosa Wagner llegaba, incluso, a alentar la rebelión de los diputados de Ciudadanos en contra de las directrices marcadas por los órganos de dirección del partido. El lunes pasado en una convulsa Ejecutiva, celebrada mientras Toni Roldán abandonaba el partido, y el viernes en un Consejo General donde el partido se reafirmaba frente a las "presiones" y presumía de autonomía frente a los bancos, los de Rivera dejaban claro que no facilitarían, ni por activa ni por pasiva, la investidura de Sánchez. Una postura no compartida por el sector crítico que lidera Luis Garicano, en franca minoría.

Preguntado por el artículo de marras este mismo lunes, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité permanente, el número dos del partido, José Manuel Villegas, mostraba su "máximo respeto por la figura de Francisco Sosa Wagner. El mismo respeto que pedimos como partido que toma sus decisiones en sus órganos y que fue, y lo voy a recordar una vez más, el único partido que le dijo a sus votantes qué iba a pasar con sus votos".

Lo cierto es que ya es raro el día en que Ciudadanos no tenga que explicar su postura, refrendada una y otra vez internamente pero discutida, y cada vez por más gente, fuera del partido.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation