Menú

Andalucía

Juan Manuel Moreno eleva una queja formal ante la "deslealtad" de la ministra Montero

La ayuda a Valencia agravia a Andalucía y a las demás comunidades y daña a Susana Díaz.

0
La ayuda a Valencia agravia a Andalucía y a las demás comunidades y daña a Susana Díaz.
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero | EFE

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, anteriormente consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía bajo el gobierno de Susana Díaz, ha ofrecido un adelanto de dinero procedente del Fondo de Liquidación Autonómica (FLA) a la Comunidad Valenciana -250 millones antes del próximo 9 de octubre-, mientras que se lo ha negado a las demás Comunidades, muy singularmente a Andalucía a la que mantiene bloqueados 1.350 millones de las entregas a cuenta del mismo Fondo.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, se ha quejado "formalmente" de lo que ha considerado un "agravio comparativo entre Andalucía y la Comunidad Valenciana". De hecho, la ex consejera andaluza y ahora ministra de Hacienda en funciones ha aceptado "unas condiciones especiales de auxilio financiero para la Generalitat Valenciana" mientras no acepte las mismas medidas para Andalucía a la que adeuda 1.350 millones de euros.

Según el Ministerio de Hacienda, la petición andaluza no va a ser atendida porque el Gobierno está en funciones y porque los 250 millones que van a ser entregados a la Comunidad Valenciana son parte del propio Fondo de Liquidez Autonómica pero no corresponde a entregas a cuenta a cargo de la financiación autonómica que es lo que reclama Andalucía. Para ese dinero, no importa que el Gobierno está en funciones.

ABC especifica que, según Hacienda, el dinero que se va a transferir a Valencia corresponde a una partida del FLA destinada a las comunidades que incumplieron el objetivo de déficit en 2018, en concreto, Murcia y Valencia. Hacienda les entregó ya el 75% de ese dinero a ambas comunidades y ahora, en el último trimestre del año, le ingresarán el resto de esa cuantía, que asciende a 250 millones de euros.

El presidente andaluz ha acusado a Montero de deslealtad y aclaró que ni en las conversaciones tanto telefónicas como en Almería con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se habló de esta ayuda del FLA a la Comunidad Valenciana ni de elecciones sino que sólo hablaron de la gota fría.

Insistió el presidente de la Junta andaluza que la deslealtad de la ministra Montero es doble porque ella misma es andaluza, porque fue parte de gobiernos andaluces y porque "es la ministra de Hacienda para todos los españoles y no solo para los territorios en los que gobierna el PSOE".

Moreno, tras remarcar el "desprecio" que supone hacia Andalucía esta decisión el Gobierno central, aclaró que no quiere que a la Comunidad Valenciana "le quiten ni un euro", pero ha reclamado que "Andalucía no quiere tener un euro menos de los que le corresponde por la actual ley de financiación".

Concluyó Moreno considerando que la ayuda pactada para Valencia, gobernada por el socialista Ximo Puig, un "disparate en términos de equidad" recordando que ya envió una carta a Pedro Sánchez exigiendo una reunión urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera para dar salida a la asfixia autonómica.

"Valencia tiene dificultades de tesorería y nos hemos comprometido a entregarle este dinero lo más pronto posible, al inicio del trimestre", explicaban fuentes del ministerio. Asimismo, el departamento de María Jesús Montero quiso dejar claro que este trámite de entrega de fondos a Valencia es "administrativo ordinario" y se puede llevar a cabo "aunque el Gobierno esté en funciones", lo que no sucede con las entregas a cuenta que demanda el Ejecutivo regional.

Que esta situación se haya producido en la antesala de la convocatoria de las elecciones generales y que en ella esté interviniendo de manera directa quien es considerada la preferida por Pedro Sánchez para hacerse cargo de la dirección del PSOE andaluz, María Jesús Montero, deja a Susana Díaz en muy mal lugar y dificulta su precampaña electoral, algo inminente.

Por un lado, hay que recordar que fue Susana Díaz la que invocó la necesidad de un acuerdo para reclamar una mejor financiación autonómica al Gobierno de Mariano Rajoy, acuerdo parlamentario que apoyó el Partido Popular de Juan Manuel Moreno siendo precisamente consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía María Jesús Montero.

Por otra parte, toda la oposición del PSOE al nuevo Gobierno andaluz ha consistido en denunciar recortes y defectos en los servicios sociales de la Junta de Andalucía que, ahora, con las dificultades de financiación que sufre el gobierno de PP y Cs no podrá ser esgrimida en adelante.

Además, Susana Díaz tendrá que explicar ante sus militantes y electores cómo asume la decisión de Montero de ayudar de forma extraordinaria y antes de las elecciones a las Comunidades de Valencia y Murcia mientras discrimina a Andalucía, junto con el resto de Comunidades cuya financiación autonómica es deficiente, como Madrid, por ejemplo.

Por último, con esta maniobra Pedro Sánchez, vía ministra de Hacienda, contribuye a la fractura del frente de barones que un día apoyó a Susana Díaz, entre los que se contaba precisamente Ximo Puig, presidente de la Generalidad Valenciana.

En España

    0
    comentarios

    Servicios