Menú

Sánchez ignora la oferta de Rivera y reclama el fin del bloqueo tras el 10-N

El presidente en funciones afirma que quien pierde, "no puede bloquear ni tratar de imponer en los despachos lo que las urnas les han negado".

Libertad Digital
0
El presidente en funciones afirma que quien pierde, "no puede bloquear ni tratar de imponer en los despachos lo que las urnas les han negado".
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Junta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo en el acto de este sábado. | EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha reclamado este sábado a todos los partidos que tras las elecciones del 10 de noviembre pongan fin al bloqueo que ha impedido la formación de un Ejecutivo y que se logren acuerdos que permitan gobernar a quien gane los comicios.

Durante el acto de la clausura del I Foro La Toja-Vínculo Atlántico celebrado este sábado por la mañana, Sánchez no ha aludido a las palabras del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien se ha abierto a pactar con el PSOE. Sin embargo, en el mitin celebrado por la tarde en Vigo, el presidente del gobierno en funciones ha advertido a Rivera de que el PSOE no pide "el apoyo de Ciudadanos", un partido "que pacta con la ultraderecha", sino que lo que pide es que "no bloquee" la conformación de un gobierno.

Así lo ha manifestado Sánchez, que también ha ironizado con el hecho de que Albert Rivera ha "levantado el castigo" al PSOE. "Si nos portamos bien", ha añadido el líder socialista.

Según ha subrayado el presidente en funciones, Rivera afirma ahora estar dispuesto a gobernar con el PSOE, pero "si suma más con PP y con la ultraderecha quiere echar al PSOE, y mientras tanto, gobierna con el PP y la ultraderecha en comunidades y ayuntamientos". "Todo un ejemplo de coherencia, señor Rivera", ha apostillado Sánchez.

"No pedimos el apoyo de Ciudadanos, mucho menos de un partido que pacta con la ultraderecha, lo que pedimos es que se respete el resultado electoral, y que los que perdieron no bloqueen a aquel que ha ganado las elecciones", ha proclamado.

El fin del bloqueo

El presidente del Gobierno también ha insistido en que "cualquier opción es bienvenida. La opción que no es bienvenida es el bloqueo", ha añadido antes de resaltar que los partidos deben asumir el resultado electoral.

Eso, a su juicio, significa que quien gana no puede imponer su programa y debe acordar con otras fuerzas un proyecto programático, pero al mismo tiempo que, quien pierde, "no puede bloquear ni tratar de imponer en los despachos lo que las urnas les han negado".

Ha sido a continuación cuando ha considerado que el multipartidismo contribuye al país en la medida en que facilita la gobernabilidad, no cuando se dedica a destruir la estabilidad que necesita para abordar las grandes reformas.

Sánchez ha resumido su exposición: "La única opción que no es aceptable es el bloqueo, los españoles deciden la orientación del Gobierno con su voto progresista o conservador y lo que necesita España es un Gobierno cohesionado y estable".

Una estabilidad que ha dicho que es, en la actualidad, muy necesaria por el desafío independentista catalán y ante el que ha instado a impedir que tenga más influencia en la gobernabilidad del país.

El proyecto independentista ha sido un fracaso

A los independentistas catalanes se ha referido igualmente para advertirles de que sean conscientes de que su proyecto ha sido un fracaso y "ha naufragado" tras sus grandes "mentiras y falacias".

Les ha pedido también que asuman esa realidad y les ha recordado que una minoría será siempre una minoría que no se puede imponer a la mayoría.

"Atropello arancelario"

Un día después de que el Gobierno convocara al embajador de Estados Unidos en España, Duke Buchan, para transmitirle su "rechazo frontal" a esa subida de aranceles, Sánchez ha expuesto la posición que va a mantener al respecto.

Pretende mantener las mejores relaciones con el Gobierno de Estados Unidos, pero ha subrayado que la responsabilidad de todo gobierno es defender al sector agroalimentario ante "cualquier tipo de atropello arancelario que se pueda perpetrar en las próximas semanas".

Nuevo sistema de financiación autonómica

En su intervención, ha enumerado algunos de los principales retos que tiene España ante sí, como son una economía que encare la digitalización, el empoderamiento de la mujer, lograr la igualad real, reforzar la cohesión social y el reparto justo de la riqueza, modernizar el sistema educativo e impulsar una transición ecológica justa.

En el desarrollo de esas prioridades y con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, presente en el acto, se ha detenido en cuestiones como la necesidad de aprobar el nuevo sistema de financiación autonómica

Ha reconocido que hay parámetros como la despoblación, la dispersión o el envejecimiento que aumentan el coste de los servicios públicos esenciales en muchos territorios de España como Galicia.

Serán aspectos que ha garantizado que tendrá muy en cuenta si en la próxima legislatura sigue siendo el jefe del Ejecutivo y le corresponde por tanto impulsar el nuevo sistema de financiación.

Para conseguir ese nuevo sistema y para estar en condiciones de afrontar todos los retos que España tiene ante sí, Sánchez ha insistido en la necesidad de que, tras las elecciones del 10 de noviembre, haya un Gobierno sólido y una mayoría parlamentaria estable.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation