Menú

Los CDR detenidos en la Operación Judas preparaban 8 tipos de explosivos diferentes

Según el sumario, al que ha tenido acceso LD, preparaban termita, nitrocelulosa, ácido pícrico, cloratita, tetralita, TATP, nitrato de amonio o ANFO.

Libertad Digital
0
Según el sumario, al que ha tenido acceso LD, preparaban termita, nitrocelulosa, ácido pícrico, cloratita, tetralita, TATP, nitrato de amonio o ANFO.
Imagen de la operación contra los CDR | Guardia Civil

Los CDR detenidos en el marco de la Operación Judas preparaban 8 tipos de explosivos diferentes. Según un informe de la Guardia Civil recogido en el sumario, al que ha tenido acceso Libertad Digital, los arrestados poseían sustancias para elaborar termita, nitrocelulosa, ácido pícrico, cloratita, "muy probablemente". También confeccionaban "probablemente" otros explosivos como tetralita, TATP, nitrato de amonio y ANFO.

El titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ordenaba el pasado 26 de septiembre el ingreso en prisión provisional sin fianza de los 7 CDR detenidos por delitos de pertenencia a organización terrorista, fabricación y tenencia de explosivos y conspiración para causar estragos.

El Instituto Armado sostiene en su informe elaborado el pasado 2 de septiembre, antes de la detención de los CDR, que uno de los productos que con "mayor probabilidad" estaban intentando elaborar era la termita "por la sencillez del proceso" y porque "disponían de la totalidad de los precursores necesarios". Este explosivo puede ser empleado para llevar a cabo sabotajes, ya que es una sustancia capaz de fundir metales con facilidad.

Según la Guardia Civil, también era "muy posible" que el entramado de los CDR investigado estuviera tratando de producir nitrocelulosa y ácido pícrico, que se detectaron "en anotaciones manuscritas recuperadas de la basura de uno de los investigados".

Respecto a la nitrocelulosa y al ácido pícrico, los arrestados disponían de todos los precursores necesarios y además es de relativa facilidad conseguir ambos explosivos. "Cabe reseñar que, disponiendo de ácido pícrico, se puede obtener mediante un proceso muy sencillo picrato de amonio, que es un explosivo más estable, circunstancia que podría explicar que uno de los investigados hubiera adquirido 25 litros de amoniaco", señala el informe.

En relación a la elaboración de la cloratita, "se encontraría en un nivel de probabilidad similar a las sustancias mencionadas anteriormente, ya que se puede obtener mediante un método muy sencillo a partir del clorato de potasio". Según la investigación en esas fechas, "no dispondrían de todos los precursores para obtener este clorato, se trata de sustancias muy accesibles en el mercado lícito, como la lejía y el cloruro potásico".

En un nivel inmediatamente "más bajo de probabilidad", se encontraría la mencionada tetralita, cuya síntesis entonces no se consideraba "tan factible, debido a que no consta que los investigados dispongan de una de todas las sustancias precursoras". En un nivel de probabilidad similar, se encontraba el TATP (peróxido de acetona, 'madre de Satán'), del cual dispondrían, "de prácticamente todas las sustancias precursoras (salvo la acetona y el peróxido de hidrógeno), siendo ambas sustancias con un amplio mercado lícito.

En este mismo nivel de preparación, se podría encontrar el nitrato de amonio, debido a "la disposición por parte de los investigados de todas las sustancias necesarias para su síntesis, la sencillez del proceso, y que se trata de una alternativa óptima para sintetizar otras sustancias como el ANFO (Ammonium Nitrate Fuel Oil)".

El citado informe de la Guardia Civil fue elaborado gracias a los productos químicos adquiridos por los arrestados durante la investigación y a las evidencias halladas por los agentes. Cabe recordar que durante los registros efectuados en los domicilios de los CDR detenidos, se encontraron a su vez anotaciones para elaborar el explosivo Goma 2.

La Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (Acvot) presidida por José Vargas lidera la acusación popular en esta causa, bajo la dirección letrada del despacho de abogados Fuster-Fabra. En la causa también se han personado como acusación popular Dignidad y Justicia, la Asociación Española de Guardias Civiles AEGC, la Asociación Unificada de Guardias Civiles AUGC, Manos Limpias y la Asociación Víctimas del Terrorismo AVT.

Las 8 clases de explosivos

Termita: Es una mezcla de combustible oxidante que se usa para generar un elevado poder calorífico. Ésta crea una reacción exotérmica, la cual produce una temperatura de calor de cerca de 2200°C. Es difícil de iniciar, pero si se consigue, es uno de los iniciadores más efectivos.

Nitrocelulosa: Es más estable que la pólvora negra, y produce mucho más volumen de gases calientes. También se quema más rápido que la pólvora negra cuando está en un espacio limitado.

Ácido pícrico: Es un explosivo militar que usualmente es utilizado como carga iniciadora para hacer explotar algún otro explosivo menos sensible como el T.N.T.. Es fácil de procesar, asumiendo que se puede adquirir los ácidos nítrico y sulfúrico concentrados de forma relativamente sencilla.

Clorato de potasio (cloratita): Su uso en elaboración de pirotecnia ha sido relegado por el perclorato de potasio, de mayor estabilidad. Cabe reseñar, que mezclando clorato de potasio con azúcar y azufre (en una proporción 80, 10, 10, respectivamente), se obtiene el explosivo cloratita.

Tetralita: La tetralita cuando se calienta, se derrite primero, y luego se descompone y explota. Se quema con facilidad y es más fácil de detonar que el picrato de amonio o TNT, siendo tan sensible como el ácido pícrico. Se utiliza generalmente en forma de pastillas prensadas y es frecuentemente utilizado como carga para proyectiles de pequeño calibre. Tiene una mayor potencia rompedora que cualquier otro alto explosivo militar.

TATP-Peróxido de acetona (Madre de Satán): Es una sustancia altamente explosiva que puede fabricarse con productos de uso doméstico. Se trata de un material muy inestable, que no necesita detonador para explotar. Normalmente se puede hacer explotar mediante una pequeña chispa o, simplemente, por percusión (un golpe). El TATP tiene una potencia similar, o incluso superior, a la dinamita.

El nitrato de amonio: Se utiliza en explosivos militares y como componente del amatol (explosivo formado por este nitrato y TNT). El nitrato de amonio combinado con un combustible, especialmente los derivados más volátiles del petróleo, produce el explosivo conocido como ANFO.

ANFO (Ammonium Nitrate Fuel Oil): Es un explosivo de alta potencia que consiste en una mezcla de nitrato de amonio y un combustible derivado del petróleo. Estas mezclas son muy utilizadas principalmente por las empresas mineras y de demolición, ya que son muy seguras, baratas y sus componentes se pueden adquirir con facilidad.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation