Menú

Renuncia a su cargo en Ciudadanos Fran Hervías, otro de los hombres fuertes de Rivera

Fran Hervías anuncia que no seguirá como Secretario de Organización pero, a diferencia de Villegas o De Páramo, no abandona la política.

0
Fran Hervías anuncia que no seguirá como Secretario de Organización pero, a diferencia de Villegas o De Páramo, no abandona la política.
Fran Hervías. | EP

El riverismo parece estar, apenas dos semanas después de la dimisión de Albert Rivera, ‘cautivo y desarmado’. Este martes Fran Hervías, en una carta publicada en Twitter, renunciaba a seguir como Secretario de Organización de la formación naranja, un puesto clave en la implantación del partido, en el que siempre tuvo la máxima confianza de Rivera.

Su baja se suma a las conocidas la semana pasada de José Manuel Villegas y Fernando de Páramo, quienes daban un paso más allá, retirándose de la política y, en el caso del segundo, que fue Secretario de Comunicación, renunciando a su escaño, obtenido por Barcelona el pasado 10 de noviembre.

Hervías, en cambio, en una misiva en la que presume de su trabajo en los últimos años, "para el recuerdo me quedarán siempre esos 330.000 kilómetros recorridos por todo el país, la mayoría de ellos con mi coche, durmiendo en casa de afiliados que siempre tuvieron las puertas abiertas", se muestra a "disposición de mi partido" del que recuerda que lleva trece años afiliado, tantos como tiene Ciudadanos de existencia. Además, y como también hicieran sus antiguos compañeros en la Ejecutiva naranja, despeja cualquier duda sobre al sucesión de Rivera: "Inés Arrimadas es la persona ideal para liderar este proyecto y conseguir grandes éxitos". La presidenta in pectore de Ciudadanos le despedía en Twitter con palabras amables, aunque sin aclarar si contará con él en su futuro equipo.

Apodado ‘señor Lobo’ un mote que hace referencia al personaje de Tarantino en Pulp Fiction y del que presumía, siempre actuó de manera expeditiva cuando había algún problema con cargos del partidos, a los que no dudó en abrir expediente por variados motivos. En su carta de despedida blasona de haber logrado "en apenas unos meses" que Ciudadanos tuviese estructura en "todas las provincias españolas". La implantación en el norte del país fue siempre el gran talón de Aquiles de su gestión, un territorio en el que el partido naranja es residual, con apenas presencia en Galicia, Asturias, Cantabria o País Vasco.

Un hombre del aparato

Además de hombre del aparato, Hervías, casado con la ex diputada por Sevilla del partido, Virginia Millán, e hijo de Guardia Civil, fue diputado en el Parlamento de Cataluña en 2015, puesto que abandonó para ser elegido, ese mismo año, diputado por Madrid en el Congreso, acta que perdió en las elecciones repetidas de 2016. Este año volvió a la Cámara Baja como diputado por Granada, la tierra de su familia, en abril, pero el 10-N, tras el batacazo del partido, no puedo mantener el puesto.

Meteorólogo de profesión, una especialidad de la que hace proselitismo en sus redes sociales, emigró con su familia muy joven a Cataluña pero nunca olvidó, como explicaba en su vídeo como candidato al Congreso, sus orígenes andaluces.

Con su marcha, sólo el Secretario de Finanzas, Carlos Cuadrado, permanece en su cargo de entre los más fieles a Rivera sin haber despejado aún su futuro. El repliegue de los riveristas deja a Arrimadas las manos libres para configurar su equipo de cara la quinta Asamblea General del partido, un congreso extraordinario que este sábado convocará formalmente el Consejo General, que también designará una gestora, presidida por Manuel García Bofill.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios