Menú

Arrimadas e Igea protagonizan un debate de guante blanco con puyas sobre coaliciones y la estructura de Cs

Arrimadas acusa a su rival de querer "baronías" e Igea le reprocha que "desnaturalice" al partido por los pactos que "no siempre suman".

0
Arrimadas acusa a su rival de querer "baronías" e Igea le reprocha que "desnaturalice" al partido por los pactos que "no siempre suman".

Inés Arrimadas y Francisco Igea, que este fin de semana se enfrentarán en las primarias de Ciudadanos para suceder al dimitido Albert Rivera como presidente del partido, protagonizaban este miércoles un debate de guante blanco no exento de puyas dialécticas sobre los dos asuntos de fondo en los que más se distancian ambos candidatos.

Por un lado, la política de coaliciones emprendida por Arrimadas como actual portavoz parlamentaria y, por el otro, la estructura territorial de la formación, que el vicepresidente de Castilla y León pretende modificar mediante una enmienda a la totalidad de los estatutos que se debatirá en el V Congreso, que tendrá lugar una semana después de las primarias.

Moderados por el periodista Juan Fernández Miranda en una solitaria sala de prensa de la sede central del partido en Madrid, sin militantes ni medios de comunicación, ambos contendientes dejaban atrás la tensión vivida en su último encuentro cara a cara, en Valladolid, y confrontaban con buen tono, e incluso cediendo en alguno de sus postulados iniciales.

Así, Arrimadas se comprometía a asumir el modelo de partido que plantea Igea si es el elegido por los militantes, cuando en anteriores ocasiones había lanzado advertencias a la militancia en sentido contrario. Igea, por su parte, reiteraba que Arrimadas es una "excelente" portavoz.

A vueltas con el pacto con el PSOE

Sobre el último y convulso año del partido, que comenzó 2019 acariciando el sorpasso al PP y lo terminó con el batacazo del 10-N que precipitó la dimisión de Rivera, Igea insistía en lamentarse por no haber hecho lo suficiente, aunque admitía que "probablemente Sánchez habría dicho que no" a cualquier oferta de acuerdo cuando PSOE y Ciudadanos sumaban 180 escaños.

Arrimadas confrontaba afirmando que "solo le haríamos un favor a Sánchez si no recordamos que le hicimos una propuesta y él la despreció" en referencia al planteamiento de abstención con condiciones efectuado por Rivera cuando ya se atisbaba la repetición electoral.

En cuanto a la política de coaliciones con el PP, impulsada por Arrimadas y llevada a término en el País Vasco, aunque no así en Galicia, Igea opinaba que podría "desnaturalizar" a la formación, además, argumentaba, de dar una imagen de que solo "hablamos de cargos" preguntándose si eso ilusionaría tanto a los militantes como a los españoles.

Arrimadas, por su parte, enseñoreaba el apoyo al acuerdo con los populares vascos dado por dos referentes del constitucionalismo como la eurodiputada Maite Pagazaurtundua y el filósofo Fernando Savater. Igea decía que se podía haber "evitado el populismo" en comunidades como Aragón o Asturias después de las elecciones de mayo de 2019, lo que hubiera pasado por acuerdos con el PSOE.

En cuanto a la discusión sobre los equipos con los que cada uno se presenta, Igea reprochaba a Arrimadas que no hubiese contado con ninguna de las personas que criticó la estrategia de Rivera, mientras que la portavoz parlamentaria presumió de tener en su lista a los principales dirigentes territoriales, como Juan Marín, Ignacio Aguado e Isabel Franco, vicepresidentes de Andalucía, Madrid y Murcia, o a la vicealcaldesa de la capital de España, Begoña Villacís. Igea, por su parte, presumió de tener en su lista a personas muy antiguas en el partido y con responsabilidades en la administración.

Igea bromea sobre las "baronías"

La estructura del partido, sin embargo, era el terreno donde más a las claras se veían las diferencias entre ambos. Igea, poniéndose la venta antes de la herida, comenzaba el bloque con una broma sobre las "baronías" el epíteto con el que Arrimadas arremete contra su modelo de partido.

La ex líder de la oposición en Cataluña citaba al líder del PSC, Miquel Iceta, para sostener su posición, a lo que Igea contestaba en estar de acuerdo en lo pernicioso de los socialistas catalanes aunque, recordaba, se trata de un partido "distinto, de hecho" al PSOE. "Decidir es poder elegir a tu Ejecutiva, así de sencillo" afirmaba Igea, mientras que Arrimadas respondía que "en mi modelo de partido, la participación no está encajada ni circunscrita a la comunidad autónoma en la que viva cada militante".

El sábado de manera telemática (una modalidad de voto muy discutida por los críticos que sin embargo acaparaba pocos minutos de discusión en el debate) y el domingo de forma presencial, unos 20.000 militantes naranja elegirán quién será el primer presidente de un partido que hasta ahora, desde su fundación en Cataluña en 2006, solo ha contado con un presidente, Albert Rivera.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot