Menú

El juez llama a declarar a Calvente, el exabogado de Podemos que niega la versión de Iglesias sobre Dina

Calvente, que considera que es un montaje del partido, prestará declaración el 2 de septiembre.

0
Calvente, que considera que es un montaje del partido, prestará declaración el 2 de septiembre.
Pablo Iglesias y Dina Bousselham, en una imagen de archivo. | Twitter

Podemos tendrá que afrontar con el inicio del curso político en septiembre nuevas informaciones sobre el caso Dina, en el que el juez terminó retirando la condición de perjudicado a Pablo Iglesias.

El miércoles dos de septiembre, tal y como adelantaba este lunes El Confidencial, prestará declaración ante el magistrado Manuel García Castillón, instructor del caso, José Manuel Calvente, el abogado expulsado de la formación morada el pasado invierno, antes de que se concretase el Gobierno de coalición con el PSOE, y acusado por el partido de acoso sexual a otra de las letradas del equipo jurídico, Marta Flor, algo que recientemente ha desestimado una juez.

Su testimonio podría arrojar luz sobre el oscuro caso de la tarjeta de teléfono que Pablo Iglesias ocultó durante medio año a Dina Bousselham, la que fuera su asistente en 2014 en el Parlamento Europeo, tras haberla recibido el líder de Podemos a principios de 2016 de manos del presidente del Grupo Zeta, editor por entonces de la ya desaparecida revista Interviú.

La justificación de Iglesias para ocultarle esa información a Bousselham es que una "mujer de veinte y pocos años" necesitaba ser protegida, en este caso por su jefe, ante la existencia en esa tarjeta de memoria de material íntimo y comprometedor. Una opacidad que rompería en el verano de ese 2016, entregándole finalmente la tarjeta, tras publicarse algunos chats internos de Podemos, entre ellos uno en el que el hoy vicepresidente segundo del Gobierno realizaba comentarios vejatorios de carácter sexual sobre la presentadora Mariló Montero.

¿Robo del móvil o filtración de pantallazos?

Es en este punto donde el testimonio de Calvente puede ser determinante, pues el abogado niega la versión oficial podemita, según la cuál la publicación de esos chats por parte de medios como OK Diario fue posible, en última instancia, por el robo del móvil de Bousselham a finales de 2015 en el IKEA de Alcorcón, una localidad del sur de Madrid, una acción a la que no sería ajeno el comisario encarcelado José Manuel Villarejo.

Muy al contrario, el abogado sostiene, como hizo recientemente en una entrevista en El Mundo, que los contenidos de esos chats privados fueron filtrados desde dentro del partido, incluso por la propia Bousselham, quien habría hecho varias capturas de pantalla de los mismos. "El caso Dina era un montaje y como yo podía desmontarlo, me intentaron joder la vida acusándome falsamente de acoso sexual. El problema es que el segundo montaje, falso como el primero, les ha salido mal" afirmó en dicha entrevista.

En España

    0
    comentarios

    Servicios