Menú

El PP hace valer su poder territorial y se planta ante una nueva "chapuza jurídica" de Irene Montero

Las comunidades autónomas gobernadas por el PP se plantan en la Conferencia Sectorial de Igualdad, celebrada este jueves y presidida por Irene Montero

Las comunidades autónomas gobernadas por el PP se plantan en la Conferencia Sectorial de Igualdad, celebrada este jueves y presidida por Irene Montero
Pam, Montero y Rosell ayer en el comité de crisis. | EFE

La Comunidad de Madrid, Galicia, Cantabria, La Rioja, Castilla y León, Extremadura, Aragón, Comunidad Valenciana, Baleares, Andalucía y Murcia, comunidades, todas ellas gobernadas por el PP, en algunas de ellas en coalición con Vox, han forzado una votación – en el seno de la Conferencia Sectorial de Igualdad, celebrada este jueves y presidida por Irene Montero- en la que han rechazado debatir sobre el proyecto de Real Decreto por el que se regulan las ayudas económicas a víctimas de violencia sexual establecidas en la Ley del solo sí es sí.

Y es que consideran que se trata de "otra chapuza jurídica" del departamento dirigido por la ministra en funciones. Según han relatado fuentes de la Comunidad de Madrid, el Ministerio de Igualdad "ha incumplido el reglamento de la Conferencia al enviar tarde a las comunidades autónomas para su estudio el texto de la norma". Además, consideran que el proyecto de decreto "está plagado de lagunas y contradicciones, y no tiene rigor jurídico" alguno.

La consejera de Familia, Juventud y Asuntos Sociales de Madrid, Ana Dávila-Ponce, ha manifestado, en declaraciones posteriores a la reunión, que este real decreto "sitúa en desigualdad de derechos a unas víctimas sobre otras y obliga a las mujeres a atravesar por un proceso complejo" a la hora de solicitar las ayudas "que provocará su revictimización".

Y es que según precisan las mismas fuentes, las ayudas por violencia de género por la pareja o expareja se tramitan desde la ley de 2004 de violencia de género, y la ley del solo sí es sí incluye como beneficiarias también de las mismas a las víctimas de violencia sexual. El problema, según indican, es que "las víctimas de violencia de género solo las reciben cuando cobran menos del 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), y las de violencia sexual cuando cobran menos del SMI", sin especificar porcentajes. "Tenían que haber modificado previamente la ley de 2004", consideran.

Para Dávila-Ponce, el Gobierno "no puede seguir con el desarrollo de la ley del solo sí es sí, que califica de "aberración jurídica", y exige "que se tengan en cuenta las alegaciones de las comunidades autónomas para evitar hacer mas daño a las víctimas".

Finalmente en la reunión, según otras fuentes consultadas por Europa Press, se han abordado los resúmenes de los tres últimos comités de crisis y ha habido coincidencia en que hay una "falta de servicios especializados" a las víctimas de violencia de género que, por el contrario, sí pasan por otros puntos como los colegios (si tienen hijos) o los centros de salud. Así, han constatado la necesidad de contar con una red más abierta de recursos. Asimismo, han coincidido en una falta de recursos habitacionales de emergencia cuando las víctimas tiene problemas de adicción o de salud mental, según las mismas fuentes.

Durante el encuentro de la Conferencia Sectorial – en la que Montero ha estado acompañada de la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez Pam; la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell; la directora del Instituto de las Mujeres, Ana Varela; la directora general para la Igualdad de Trato y Diversidad Étnico Racial, Rita Bosaho; y la directora general de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI, Boti G. Rodrigo- el Ministerio ha presentado a las comunidades autónomas los informes correspondientes a las reuniones de los comités de crisis del 2 de junio, 1 de agosto y 4 de septiembre.

Más de 50 mujeres maltratadas sólo en 2023

Precisamente, ayer miércoles tuvo lugar el último. Al término del mismo, la ministra evitó una vez más comparecer ante la prensa para explicar el incremento de los casos de mujeres maltratadas, que ya superan el medio centenar en lo que va de año.

En su lugar salieron Pam y Rosell, y la conclusión que trasladaron de este incremento de casos es que el motivo principal se debe a los "negacionistas". y el resto de las instituciones del Estado, incluyendo a los profesores o a los médicos. "En primer lugar, debemos abandonar el negacionismo y, en segundo lugar, romper con el silencio cómplice de los agresores".

"Creemos que abandonar el negacionismo es fundamental para salvar vidas. Es preocupante que hayamos tenido tanto tiempo una conversación en este país sobre si esta violencia existe o no – reiteró la número 2 de Montero tras ser preguntada por el dramático repunte de casos-. Cuando tenemos 50 asesinadas, la conversación más importante que tiene que tener España es cómo llegar a tiempo para salvar estas mujeres".

Temas

En España

    0
    comentarios