Menú

Omella ordena el derribo de la iglesia con el mayor vitral moderno de Cataluña

La parroquia del Espíritu Santo exhibía una vidriera de 200 metros cuadrados construida en los años sesenta única en la región.

La parroquia del Espíritu Santo exhibía una vidriera de 200 metros cuadrados construida en los años sesenta única en la región.
Iglesia del Espíritu Santo de Barcelona. | Archivo

El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, no ha hecho caso de las súplicas y los ruegos para evitar el derribo de la iglesia del Espíritu Santo de Barcelona, la parroquia sita en el 401 de la Travesera de Gracia. El párroco ya ha recibido la orden de desahucio. El domingo 31 de marzo se celebrará la última misa. Será un doloroso Domingo de Resurrección para los feligreses de una de las pocas iglesias que está abierta a todas horas todos los días.

Pero además de la inusual vitalidad de la parroquia en un territorio en que la Iglesia está en franco retroceso, esta se distingue por alojar una obra de arte que será destruida. Se trata de un vitral de 200 metros cuadrados dedicado a las distintas manifestaciones del Espíritu Santo, construido entre los años 1965 y 1966 en los talleres de la empresa Raventós de arte litúrgico.

El primer medio en dar la voz de alarma fue la web catalana de información católica no nacionalista Germinans, que explicaba que sobre los cimientos de la iglesia se edificaría la facultad de Medicina de la Universidad Blanquerna, dependiente del arzobispado. Y contaba también que dada la naturaleza y envergadura del vitral, era imposible salvarlo de la piqueta.

iglesia-espiritu-santo-barcelona-2.jpg
Iglesia del Espíritu Santo de Barcelona

En esa información se detallaba que "el proyecto se gestó, en cuanto a su simbología, según bocetos y anotaciones aportadas por el sacerdote Mn. Francesc Camprubí Alemany, liturgista e historiador. Otras obras suyas se pueden hallar en la iglesia de Belén en las Ramblas barcelonesas o la de Sant Antoni Abat en Vilanova i la Geltrú. La simbología hace referencia a las distintas manifestaciones del Espíritu Santo según las Sagradas Escrituras y a las representaciones del Espíritu Santo a lo largo de la historia. Se presenta al Paráclito mediante llamas de fuego sobre la cabeza de los apóstoles. Son siete en alegoría a los siete dones: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, templanza, piedad y temor de Dios. También se representa al Espíritu Santo en forma de paloma y en forma de viento. En la parte inferior se dibuja una forma curva circular que representa el planeta y la humanidad recibiendo los dones y la protección de la tercera persona de la Santísima Trinidad".

Otro de los medios que habló de la parroquia fue Crónica Global, diario que ha informado de la fecha de la última misa que celebrará el párroco, José María Llorca, acompañado para la ocasión por el obispo auxiliar de Barcelona, Javier Vilanova.

El arzobispo, por su parte, no ha querido saber nada sobre si cabía alguna posibilidad de salvar la monumental vidriera y en cuanto ha advertido que el asunto saltaba a los medios ha metido prisa para el desalojo de la parroquia. Los trabajos de vaciado comenzarán después de Semana Santa.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro