Menú

La Comisión de Venecia deja en evidencia a Bolaños en el Parlamento Europeo

La Comisión de Venecia ha desglosado en la Comisión de Libertades Civiles y de Justicia de la Eurocámara su preocupación por la amnistía.

La Comisión de Venecia ha desglosado en la Comisión de Libertades Civiles y de Justicia de la Eurocámara su preocupación por la amnistía.
Miembros de la delegación de la Comisión de Venecia junto a los diputados de todos los grupos. | EFE

La Comisión Europea sigue analizando de forma pormenorizada la Ley de Amnistía, reservándose su opinión hasta que sea adoptada en su forma definitiva tras su paso por el Senado y el Congreso español. Lo que es seguro es que incorporará a su examen el dictamen de la Comisión de Venecia que, si bien no señala conflicto con la separación de poderes, ve con preocupación el amplio alcance de la española y la división que genera pese a que sus promotores, o sea, el Gobierno de Pedro Sánchez en pacto con Junts y ERC, reiteren que el objetivo es la reconciliación.

No ha sido en el pleno del PE, sino en la Comisión de Libertades Civiles y de Justicia donde de nuevo se ha debatido esta mañana sobre el papel que las recomendaciones de la Comisión de Venecia —organismo ajeno a la UE— tendrá en las conclusiones del ejecutivo europeo sobre la Ley de Amnistía.

"Está claro que la opinión de la Comisión de Venecia debe nutrir las discusiones en curso, que no han terminado", ha indicado Julien Mousnier —alto cargo comunitario—, que ha precisado que los servicios comunitarios se apoyan en este escrito elaborado a petición del Senado tanto en los "contactos con las autoridades españolas" como en su examen de la norma y en el informe anual sobre Estado de derecho que Bruselas publica cada verano sobre la salud democrática en cada Estado miembro.

"No sorprenderá a nadie el que la Comisión conceda la opinión más importante a la labor de la Comisión de Venecia. De hecho, en muchos casos la Comisión recomienda a los Estados miembro consultar con Venecia antes de meterse en reformas de calado", ha explicado este jueves el representante comunitario.

Vicepresidenta de la Comisión de Venecia

El debate de este jueves, que se celebra en la última sesión de la comisión parlamentaria antes de que cese la actividad de la Eurocámara para centrarse en las elecciones del próximo junio, ha contado también con la intervención de la vicepresidenta de la Comisión de Venecia que participó en la redacción del dictamen, la italiana Marta Cartabia.

En su intervención, Cartabia ha repasado las principales conclusiones del dictamen público y ha querido dejar claro que no le corresponde al órgano del que forma parte pronunciarse sobre la constitucionalidad de la ley porque esa responsabilidad recae sobre los tribunales nacionales, ni sobre si colisiona con el Derecho comunitario, porque ese análisis lo realizará Bruselas.

Con todo, la política italiana ha remarcado que, de acuerdo a los estándares internaciones y la comparación con la situación en más de medio centenar de países, "está claro que las amnistías como tal no van en contra de la separación de poderes". Aún así, ha apuntado, hay una serie de "principios" que deben ser cumplidos para preservar los estándares internacionales.

Preocupación por el alcance de la Ley y falta de consenso

En cuanto a las conclusiones del caso español, y pese a lo afirmado por el ministro Félix Bolaños sobre el absoluto respaldo a la ley que pretenden aprobar para seguir en Moncloa, la Comisión de Venecia muestra "preocupación", por ejemplo, por el "amplio e indeterminado alcance" de la amnistía por no incluir una lista clara de delitos cubiertos sino una definición que, a juicio de la ponente italiana, suponen "cláusulas abiertas" que "abren indeterminación". En este punto, Venecia recomienda "acortar y definir de forma más precisa" su alcance, también en lo que se refiere al marco temporal que cubrirá el perdón. El Senado llegó a reprobar a Bolaños por su manipulación del informe de la Comisión de Venecia.

Otra de las claves desarrolladas por Venecia es la conveniencia de buscar mayorías más amplias para asegurar la convivencia y evitar la fuerte división que ha percibido tanto en la clase política como en la sociedad. "Una mayoría cualificada y un proceso inclusivo para aprobar la amnistía se considera, en los estándares generales en el caso de España en particular, como un instrumento para llegar al objetivo de reconciliación", ha zanjado.

En cuanto al seguimiento que tendrán las recomendaciones de Venecia, Cartabia ha aclarado que no realizan tareas de vigilancia y que podrían realizar un nuevo dictamen de seguimiento si así lo vuelven a solicitar las autoridades nacionales.

Corto debate con opiniones enfrentadas

El debate ha durado 45 minutos y apenas han intervenido siete eurodiputados entre populares, socialistas, liberales, ERC y Junts bajo la presidencia del exministro Juan Fernando López Aguilar.

Desde la bancada del PP, Javier Zarzalejos ha denunciado que se trata de una "ley de impunidad indiscriminada" cuyo elemento fundamental es amnistiar a quien "apoya al Gobierno". De manera similar se ha expresado la eurodiputada de Ciudadanos Maite Pagazaurtundúa, quien ha alertado de las "trampas de Gobiernos con rasgos populistas".

Entre quienes han defendido la ley, el socialista Javier Moreno ha insistido en que es necesaria en aras de la "convivencia" y ha instado al PP a apoyar su adopción y también a levantar el bloqueo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

La eurodiputada de ERC Diana Riba, a su vez, ha asegurado que no sólo pretende ser un acto de "justicia y reparación", sino también un "gesto de solidaridad y reconocimiento a quienes defendieron de manera pacífica y democrática" la independencia de Cataluña. Para el eurodiputado de Junts Toni Comín se trata de "rectificar un error gravísimo del sistema judicial".

Más allá de las delegaciones españolas, ha tomado la palabra la socialista alemana Birgit Sippel que ha criticado el "uso político de juegos internos" de los partidos en España por elevar este debate a la Unión Europea, si bien ha remarcado que el dictamen no ve colisión con la separación de poderes y ha pedido confiar en los jueces que decidirán de manera "individual" cómo aplicar la amnistía.

La liberal holandesa Sophie in 't Veld también ha considerado que se trata de un debate "politizado por todas las partes" pero ha apuntado que hay "preguntas legítimas" que deben ser respondidas por los organismos europeos, al tiempo que ha instado a la Comisión Europea a no bajar la guardia y "vigilar" que se aplican las recomendaciones de Venecia.

Temas

En España

    0
    comentarios