Menú

Comida fuera de agenda para rebajar la tensión

Delegada y alcaldesa mantendrán una cita el miércoles para reconducir su relación política. "Si están enfadadas, se tendrán que reconciliar".

0
Delegada y alcaldesa mantendrán una cita el miércoles para reconducir su relación política. "Si están enfadadas, se tendrán que reconciliar".

Por supuesto que abordarán cuestiones de actualidad, y en concreto el abusivo número de protestas en el centro de Madrid y la posibilidad o no de regularlas. Pero, principalmente, será un encuentro para rebajar la tensión entre ambas y evitar en el futuro el cruce de declaraciones tan inusual como duro que protagonizaron la pasada semana.

Así, Cristina Cifuentes y Ana Botella buscan reconducir su relación política y, de paso, intentar buscar una solución a la crisis generada por el número de manifestaciones en la capital. Será una cita informal; un almuerzo en el que ambas "puedan hablar con tranquilidad", según las fuentes consultadas.

"Si es tan urgente, ¿por qué no cogen el teléfono? Yo no estoy compitiendo por la alcaldía", estalló Cifuentes en esRadio hace unos pocos días. El PP de Madrid se convertía entonces en una especie de polvorín con acusaciones de todo tipo que, principalmente, enfrentaban a la delegada del Gobierno y a la alcaldesa.

"Si están enfadadas se tendrán que reconciliar. Más allá de las manifestaciones, estamos hablando del partido y de ganar unas elecciones", resumieron desde Génova, donde observaban "alarmados" la crisis. Ahora, las protagonistas mueven ficha dispuestas a entenderse. "Lo que dice la una y la otra no es muy dispar", en opinión de una de las partes, sobre la idoneidad de regular las protestas. La clave pasaría por atender a los itinerarios y evitar que las manifestaciones siempre confluyan por el casco de la capital -actualmente, más del 60% si se cuentan los barrios colindantes-. En este extremo cuentan con el respaldo del Ejecutivo.

Oficialmente, ni el departamento de Botella ni el de Cifuentes confirmaron el almuerzo que queda "fuera de agenda". Si bien, y a pesar de haberse filtrado, todo parece indicar que se celebrará. Esto no quita para que, ya públicamente, la delegada convoque a la regidora para hablar del asunto en concreto de las manifestaciones, tal y como le reclamó por carta.

"Vale que hagamos tonterías en Asturias o en el País Vasco, pero Madrid no lo podemos perder", se afirmaba hace unos días desde la dirección nacional. De momento, no hay previsión de que Mariano Rajoy mueva ficha y se decida: además de las citadas, Ignacio González -presidente de la Comunidad- también está a la espera.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot