Menú

Rajoy confirma a Fabra pese a la resistencia de Barberá y las dudas internas

Rajoy retrasa su decisión en Madrid y trata de apagar los incendios de Valencia y Murcia. Fabra y Sánchez -el hombre de Valcárcel- son los elegidos.

12
Rajoy retrasa su decisión en Madrid y trata de apagar los incendios de Valencia y Murcia. Fabra y Sánchez -el hombre de Valcárcel- son los elegidos.
Fabra y Rajoy, en una imagen de archivo.

El presidente empieza a apagar incendios internos. Al menos, de cara a la galería. Aunque los nombramientos de Madrid se siguen retrasando -se conocerán "en su momento", en palabras del propio Mariano Rajoy-, el Comité Electoral Nacional ratificará este viernes las candidaturas de Valencia y Murcia. Unas plazas que también han generado importantes quebraderos de cabeza.

Los teléfonos sonaron en las últimas horas. Finalmente, Alberto Fabra será el cabeza de cartel y tratará de mantener la mayoría absoluta en la Comunidad Valenciana. Los movimientos en su contra han sido muchos, y prácticamente hasta el final. Y las encuestas no le han ayudado, habida cuenta de que dibujan un complejo escenario en los comicios de mayo. Se llegó a hablar de Esteban González Pons como recambio, pero se negó.

A Fabra le dolió especialmente la fotografía de Rajoy y Rita Barberá en la Moncloa, despachando sobre el futuro político del partido en la comunidad, hace escasos meses. La relación entre ambos nunca ha sido buena, y ha ido a peor. Pero tendrán que entenderse. Ella no le quería como candidato -considera que no está a la altura-, pero la dirección nacional no ha encontrado sustituto. Se estudió la opción de que la propia Barberá peleara para mantener el poder en la comunidad, pero los sondeos dicen que con la actual regidora está asegurado el ayuntamiento, y no han querido arriesgarse.

Garre da un paso atrás

En Murcia, el presidente de la comunidad -Alberto Garre- se ha visto obligado a dar un paso atrás en favor del hombre de confianza de Ramón Luis Valcárcel, que ahora ostenta un importante puesto en Bruselas. La brecha interna en la región ha sido grande, y se agudizó ante el mutismo de Génova.

El elegido de Rajoy es Pedro Antonio Sánchez, vicesecretario general, consejero de Educación y durante largo tiempo primer edil de Lumbreras. Y, lo más importante, contaba con el aval de Valcárcel y destacados alcaldes. Cuando Garre dio a entender que quería concurrir a los comicios, estalló la crisis. "Iba a ser un presidente interino y se aferró a la silla", según la versión de sus contrarios, que eran mayoría.

Tras la orden presidencial, el Comité Electoral regional eligió por "unanimidad" a Sánchez. "El partido está unido y le arropa íntegramente como líder indiscutible. A pesar de lo que algunos intentan, el PP está más unido que nunca", intentó alejar fantasmas Víctor Martínez, portavoz de de la formación.

El caso de Valladolid

La dirección nacional también ha dado el visto bueno a la candidatura de Javier León de la Riva, el polémico alcalde de Valladolid, que está procesado. En varias ocasiones, presionó para ser designado, pero en Madrid retrasaron la decisión. Un importante sector reclamaba una renovación, pero al final se ha impuesto la continuidad -las encuestas han sido decisivas-. En Palencia, el pasado lunes, León de la Riva coincidió con Rajoy y su futuro político acabó despejándose. "Agradezco a mi partido que haya apostado una vez más por mí, por creer en mi inocencia", ha declarado a EFE, en referencia al juicio por desobediencia al que se enfrenta el 27 de abril.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation