Menú

Rajoy niega un pacto oculto con el PNV y arropa a Montoro

“A mí nadie me ha hablado ni de prisiones ni de la Seguridad Social”, asegura, y carga contra Rivera. “Es una noticia absolutamente falsa”.

0
Rajoy niega un pacto oculto con el PNV y arropa a Montoro
Rajoy, con su homólogo turco, en Moncloa. | EFE.

Mariano Rajoy mostró su irritación con Ciudadanos. Albert Rivera está atacándole en diversos frentes provocando una erosión evidente en el Gobierno. En el rifirrafe político, los contactos discretos del presidente con el PNV para sacar adelante los Presupuestos y las polémicas que afectan a Cristóbal Montoro y Cristina Cifuentes. "Utilizan cualquier cosa para desgastarnos, aunque sean mentiras", se quejaron desde la Moncloa. "Es una vergüenza", explotaron en Génova.

Por primera vez, el presidente entró a valorar el caso del ministro de Hacienda, y lo hizo para defenderle. A sus ojos, el Gobierno cumplió "con su obligación" y ahora es la Justicia la que debe dirimir "si se han encubierto" o "falseado partidas" para financiar el referéndum ilegal del 1 de octubre con dinero público. "No hay ninguna discrepancia" entre Montoro y el magistrado Pablo Llarena, zanjó en rueda de prensa en Moncloa junto con su homólogo turco, Binali Yildirim. A su juicio, todo se hizo correctamente.

Ciudadanos no lo ve así, y ya ha avisado de que exigirán "responsabilidades políticas" si se demuestra malversación en la financiación del golpe separatista. "Se equivocan de enemigo", repiten desde hace días los portavoces de Rajoy. Este mismo martes, sobre este asunto, Andrea Levy acusó a Ciudadanos de estar "copiando" a los independentistas con la misma "mentira" para atacar al Gobierno. "No todo vale", enfatizó, pese a que ella misma puso en duda la versión de Montoro. En La Sexta, Xavier García Albiol reconoció abiertamente su malestar cuando leyó la entrevista en El Mundo que destapó la crisis.

También es motivo de fricción entre Rajoy y Rivera la negociación de los Presupuestos. El lunes, Ciudadanos ocupó buena parte de las portadas al advertir de que rechazará los Presupuestos si hay "privilegios" a etarras o se cede la gestión de la Seguridad Social. Rajoy se revolvió: "Soy el presidente del Gobierno y algo tendré que ver en los Presupuestos. Absolutamente nadie me ha hablado ni de las prisiones, ni de la Seguridad Social". Prometió que no habrá "transferencias" en dicho sentido.

En síntesis, el jefe del Ejecutivo acusó a su aliado de investidura de acogerse "a una noticia absolutamente falsa" para intentar desgastarle. "Ver que partidos hacen análisis de cosas que no son verdad, realmente no dice nada bueno en favor de la política, en general", censuró. Nada dijo sobre lo acordado con el PNV -que sí está hablando públicamente de la Seguridad Social-, más allá de rechazar las acusaciones. Según aseveró, el Gobierno estudiará las enmiendas parciales que los grupos presenten a los Presupuestos.

Por último, una vez más, le preguntaron por el futuro político de Cifuentes. "Lo que tenga que decirle, si es que tengo algo que decirle, ya se lo diré en su día", contestó, dejando abiertos todos los escenarios. Si bien, le dio otro toque de atención a Ciudadanos, que va de la mano de PSOE y Podemos en la moción de censura. "Consejos vendo que para mí no tengo", afirmó al igual que en su última comparecencia. "No deja de tener su gracia que quienes están planteando una moción de censura sean personas que, incluso quien la presenta formalmente el primero, haya falsificado su currículum y haya dicho que es licenciado en Matemáticas", razonó.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation