Menú

Ana Obregón vuelve a las Campanadas: el estilo de un icono de la televisión

La presentadora y actriz fue la gran sorpresa de TVE para las Campanadas de este fin de año. 2020 ha sido un año duro para Ana Obregón, pero promete dar lo mejor de sí para llenar de alegría los hogares de miles de españoles. Repasamos sus inolvidables modelitos de Nochevieja y algunos que no nos importaría volver a ver. Que tiemble Cristina Pedroche.

1 / 12

Fue en 2004 cuando Ana Obregón presentó sus últimas Campanadas junto a Ramón García, uno de los momentos más vistos del año que congrega a millones de personas ante el televisor. El regreso de Ana a TVE es también la vuelta de uno de los personajes más queridos de la televisión y la prensa rosa, que este año ha sufrido la dolorosa pérdida de su hijo Aless. Ella promete que dará lo mejor de sí y muchos la recibirán con ganas, aunque su vestido todavía es uno de los secretos mejor guardados.

2 / 12

Ana Obregón debutó como copresentadora de las Campanadas de Nochevieja en 1994 de la mano de Joaquín Prat. La cadena pública batió el récord con más de 8 millones de espectadores y 51,5 % de share. Ana lució un traje negro con transparencias y una capa roja para abrigarse del frío aire que corría aquella noche.

3 / 12

En 1995 dio la bienvenida a 1996 con uno de sus mejores compañeros y amigos: Ramón García. Aquella noche se decantó por un vestido plateado que marcaba su figura adornado con lazos blancos brillantes y con un espectacular escote. 

4 / 12

Aunque es bastante probable que Ana escoja un vestido de noche largo para la ocasión, la elección de un diseño Versace con brillo en el escote como este que lució en 1990 en un acto público no dejaría a nadie indiferente. Porque todas las modas vuelven.

5 / 12

Reina de las tendencias en los años 90, Ana lucía un abrigo morado estilo camisón con hombreras y maxi pendientes dorados dignos de cualquier revista de moda actual.

6 / 12

Aunque la moda de las aberturas arriesgadas regresó a principios de los 2010, Ana Obregón ya lucía uno de los estilismos más arriesgados y rompedores. Fue en 2003, durante una fiesta en la mítica sala madrileña Florida Park.

7 / 12

Ana y Ramón García volvieron a las Campanadas en 2004 para recibir al 2005, un año que nadie se atrevía a pronunciar para evitar rimas. Su elección de aquel año fue un sexy vestido lencero acordonado a los lados. La famosa capa de 'Ramonxu', en cambio, terminó colgada de un andamio de la Puerta del Sol después de que Ana la tirara. 

8 / 12

El negro es una apuesta segura y elegante para cada Nochevieja. Un vestido sencillo, largo y escotado como el que lució Ana en un evento en Madrid en 2001 no sería descartable. 

9 / 12

No veremos a Ana Obregón plantarse en la Puerta del Sol el 31 de diciembre con un bikini para despedir el año (se esperan mínimas por debajo de los 5ºC en Madrid). No es Cristina Pedroche. Pero sus posados veraniegos siempre quedarán grabados en la memoria de miles de españoles.

10 / 12

El rojo es uno de los colores preferidos de su compañera Anne Igartiburu cada año para las Campanadas, pero un diseño parecido a este de Santos Costura que lució en los Goya de 2013 es claramente su estilo.

11 / 12

Aunque todavía fantaseamos con sus estilismos imposibles y rompedores, Ana Obregón ya está en otro momento de su vida y nos ha regalado dos preciosos vestidos en sus últimas apariciones. En las fotos promocionales de las Campanadas luce un ceñido y asimétrico vestido brillante de Alejandro de Miguel, por lo que se espera que este año sea muy diferente a aquellos trajes despampanantes. 

12 / 12

Para su reaparición ante los medios tras el fallecimiento de su hijo Aless y la presentación de la oferta navideña de TVE, Ana se decantó por un diseño negro de corte midi, sin mangas, con unas pulseras muy finas plateadas y dos pendientes de lo más elegante. El escote en forma de corazón con detalles brillantes en cada extremo, y en el calzado, unos tacones negros a juegos con el conjunto. 

Temas

0
comentarios