Menú

Las imágenes del drama de los comercios del Madrid en estado de alarma

Visitamos zonas comerciales de Madrid para comprobar el brutal impacto que está teniendo la crisis en el pequeño comercio.

1 / 27

Un miércoles por la tarde, en un precioso y soleado día de otoño y con una temperatura perfecta para pasear, empezamos nuestra ruta en una Puerta del Sol que, abandonada por los turistas y casi hasta por los madrileños, presenta un aspecto muy diferente del habitual de una plaza llena de viandantes.

2 / 27

En las cercanías de la céntrica plaza la situación de tiendas y hostelería es dramática: por ejemplo en la calle Sevilla se pueden ver cafeterías, comercios y hasta un hotel cerrados.

3 / 27

Ni siquiera locales con una tradición de muchísimos años y muy conocidos han logrado mantenerse, como el famoso Café del Príncipe en la plaza de Canalejas.

4 / 27

Los primeros números de la Carrera de San Jerónimo, a sólo unos metros de Sol, son una colección de persianas bajadas, como pueden ver en distintos tipos de negocios enfocados a diferentes clientes.

5 / 27

Muchos comercios están intentando adaptarse ajustando sus horarios y reduciendo el tiempo de apertura con la esperanza de así poder capear el temporal.

6 / 27

La calle Preciados, una de las de mayor valor comercial de España tiene bastantes tiendas cerradas, un síntoma de lo que le está ocurriendo a una economía en que turismo y hostelería representan más de uno de cada cuatro euros que se generan.

7 / 27

Ni siquiera en la Gran Vía pueden aguantar el tirón todos los comercios, en este tramo muy cerca de la plaza de Callao se puede ver cómo de cuatro tiendas en una manzana, tres están con la persiana echada.

8 / 27

Por regla general en estos momentos las únicas tiendas que están sobreviviendo en la zona más turística del centro de Madrid son las de las grandes marcas multinacionales, pero incluso algunas de ellas se ven obligadas a cerrar, como esta en una esquina que era nada más y nada menos que un McDonald's.

9 / 27

Por el contrario, los comercios más tradicionales y antiguos de la Gran Vía, de los que ya no quedaban muchos, parecen haber visto precipitado su final. Y también algunos de los cines de la famosa calle.

10 / 27

Pero quizá lo más desolador sea el panorama que ofrecen las tiendas abiertas: pocos o ningún cliente en la inmensa mayoría. Ante este panorama no son de extrañar las predicciones que algunos manejan y que apuntan a que el año que viene más de 85.000 empresas estarán en concurso de acreedores, lo que supone multiplicar por 5 los datos de 2019.

11 / 27

Por supuesto, el turismo es probablemente el sector más afectado por el coronavirus y más aún por el estado de alarma que ha cerrado Madrid y varias ciudades más de la región, pero ver hoteles en plena Gran Vía que están completamente cerrados es impresionante.

12 / 27

Y no es un único hotel en Gran Vía que está cerrado, sólo un centenar de metros más allá se puede ver otro.

13 / 27

Otra constante que no por más previsible deja de ser cierta es que prácticamente todos los comercios específicamente destinados a los turistas están cerrados. ¿Abrirán después del estado de alarma?

14 / 27

Oficinas en alquiler que nos cuentan que el problema no se circunscribe al comercio y la hostelería: no en vano el Banco de España ya ha avisado de que sus datos reflejan que una de cada cuatro empresas en España está en situación de quiebra técnica.

15 / 27

Pero si la situación en Gran Vía es mala, en las calles adyacentes, habitualmente también muy comerciales al menos en sus primeros tramos, la realidad de la situación económica se presenta con una dureza mucho mayor que la que se veía en los peores años de la crisis anterior. Sirva como ejemplo este tramo de la calle de la Virgen de los Peligros.

16 / 27

Y este es el no menos desolador aspecto de la calle Caballero de Gracia, una paralela a Gran Vía con bastante vida y hasta restaurantes de moda no hace tanto.

17 / 27

O este otro un poco más adelante en la misma calle, que hay que recordar que une nada más y nada menos que Gran Vía con Alcalá.

18 / 27

En la tarde del sábado la misma zona centro de Madrid se presenta muchísimo más animada, pero se repite el triste panorama de locales sin clientes que hemos visto entre semana. Este bar en los primeros números de la calle Montera estaba así el sábado alredor de las 19:30 horas.

19 / 27

Incluso en ese momento del final de la tarde en el que en circunstancias normales tanta gente hace sus compras las únicas tiendas que lograban tener un poco de clientela eran las que ofrecían grandes descuentos por liquidación, pero en otros casos ni siquiera esa estrategia surtía efecto.

20 / 27

Para tener una perspectiva más amplia hemos visitado también la calle Bravo Murillo, una vía que también está llena de comercios pero en un área en la que no suele haber turistas y la población tiene un perfil más de clase media, con muchos inmigrantes.

21 / 27

Es posible que la situación en Bravo Murillo sea un poco mejor que en Gran Vía -probablemente por no depender tanto del turismo- pero los síntomas también son más que preocupantes. En primer lugar porque hay, obviamente, muchas tiendas cerradas.

22 / 27

Además, las liquidaciones por cese de negocio o, como cuentan en este comercio junto a Cuatro Caminos "por causa de fuerza mayor" con una constante que se ve en muchísimos escaparates.

23 / 27

En tercer lugar porque se repetía el panorama de tiendas cerradas que vimos por Gran Vía, pese a que visitamos la zona durante el fin de semana y hay más gente en la calle. Esta imagen con una tienda cerrada y la otra sin clientes es un buen resumen de la situación que nos encontramos.

24 / 27

Otro síntoma preocupante es que se ven cerrados locales de los más variados sectores y no sólo tiendas: bares, restaurantes e incluso centros de formación como el de la imagen.

25 / 27

Y por último, hay que reseñar que entre los locales que han echado el cierre o están a punto de hacerlo hay muchísimos que en teoría tienen un valor comercial mayor: tiendas grandes situadas en buenos puntos como esta en la esquina entre Bravo Murillo y Francos Rodríguez.

26 / 27

O esta tienda, de gran tamaño y ubicada a sólo unos pasos de la salida del Metro, lo que también debería ser una ventaja. ¿Se han convertido en insoportables los precios de alquiler en cuanto son un poco más altos?

27 / 27

Como ocurría en Gran Vía fuera de la propia Bravo Murillo la situación es aún peor, incluso a sólo unos metros de la glorieta de Cuatro Caminos y en una calle importante como la Avenida Reina Victoria vemos como de tres tiendas consecutivas dos están cerradas y otra en liquidación.

Temas

Recomendamos

0
comentarios