Menú

Yanukóvich: de la cárcel a la presidencia de Ucrania

El actual presidente ucraniano ya sabe qué es sufrido numerosas manifestaciones en su contra durante la Revolución Naranja.

Libertad Digital
3
El actual presidente ucraniano ya sabe qué es sufrido numerosas manifestaciones en su contra durante la Revolución Naranja.
Viktor Yanukovic, durante una unión con la oposición. | Cordon Press

Viktor Fédorovich Yanukóvich es, sin duda alguna, la figura política más contradictoria de Ucrania en la última década. En noviembre de 2004, él fue acusado de fraude electoral masivo, y su victoria en las elecciones presidenciales fue anulada. La Revolución Naranja triunfó, y Yanukóvich se convirtió en el hombre más odiado del país. Sin embargo, dos años después su partido fue el más votado en las elecciones legislativas, mientras que en 2009 él fue elegido presidente del país tras ganar a uno de los líderes de la Revolución Naranja, Yulia Timoshenko.

Antes de 1989, de la cárcel al Partido Comunista

Los enigmas en torno a esta parte del pasado de Yanukóvich siguen provocando muchas discusiones, lo que dañó mucho su imagen política en la última década. El actual presidente de Ucrania nació en 1950 en Enakievo, la región de Donetsk en una familia obrera. El mismo político ha reconocido en ocasiones que "nací en una familia muy pobre, y mi gran sueño fue salir de esta sitación de pobreza". Según informa el periódico ucraniano Pravda, en la escuela al joven Yanukovich se le daban bien las ciencias, mientras que cometía muchos errores ortográficos.

La parte más polémica de su biografía está relacionada con el período 1967-1970, cuando Yanukóvich estuvo dos veces en la cárcel. El 15 de diciembre de 1967, el ucraniano fue condenado a 3 años de prisión por participar en atracos como miembro de la banda criminal Pinovka. Nina Khruscheva de The Moscow Times incluso asegura que en aquel entonces Yanukóvich también fue acusado de una agresión sexual. Su pena fue reducida a 1,5 años de cárcel con motivo del 50 aniversario de la Revolución bolchevique.

Fue en junio de 1970, cuando Viktor Fédorovich fue condenado de nuevo a dos años de cárcel por agredir a una persona tras una disputa. Siguen las dudas en torno cómo y por qué el Tribunal Regional de Donetsk decidió revocarle las condenas en 1978, pero lo cierto es que Yanukovich entró en Partido Comunista de la URSS pocos meses después. Sin embargo, tras llevar a cabo una investigación sobre este caso en 2005, la Fiscalía Regional de Donetsk aseguró que estos documentos fueron falsificados y que los expedientes originales de la época habían desaparecido.

En camino a la presidencia con el apoyo de Rusia

Yanukóvich inició su ascenso político en 1997, cuando llegó a ser gobernador de la región de Donetsk. En 2002, el político ucraniano se convirtió en el nuevo primer ministro de Ucrania. Yanukóvich fue acusado en numerosas ocasiones por sus oponentes políticos de haber sido un títere del entonces presidente del país, Leonid Kuchma.

En verano de 2004, unos meses antes de los acontecimientos de la Revolución Naranja, Yanukóvich se convirtió de manera oficial en candidato a la presidencia del país, con el apoyo de Kuchma y el de Rusia. En este sentido, los periodistas de investigación rusos, Valery Panushkin y Mikhaíl Zigar aseguran que la clave del apoyo ruso a Yanukóvich fue el acuerdo de la importación de gas ruso a Ucrania que firmó el Gobierno del país con Gazprom tres meses antes de las elecciones.

Los dos periodistas recuerdan que este acuerdo favorecía los intereses rusos, ya que establecía que a partir de entonces Kiev sólo aceptaría una empresa mediadora para el suministro del gas, la Rosukrenergo, 50% propiedad del Gazprom ruso. A cambio de este acuerdo, Yanukovich habría pedido que Rusia apoyara su campaña electoral.

Tras perder la primera vuelta de las elecciones ante el candidato proeuropeo Viktor Yúshchenko, Yanukóvich ganó por sorpresa la segunda , lo que provocó el estallido de la Revolución Naranja el 22 de noviembre de 2004, donde cientos de miles de personas se manifestaron en las plazas principales de Kiev para denunciar un supuesto fraude electoral a favor de Yanukóvich. El 3 de diciembre, el Tribunal Supremo de Ucrania reconoció que se cometieron numerosas irregularidades electorales, por lo cual se celebró una tercera vuelta de las elecciones, donde Yanukóvich salió claramente derrotado. Sus antecedentes penales y sus dificulates a la hora de hablar ucraniano, fueron aprovechados por sus oponentes para incitar a la población contra él. En aquel momento, Yanukóvich fue el político más odiado del país.

2010, el año del resurgimiento de Yanukóvich

A finales de 2004, la mayoría de los ucranianos consideraban que la victoria electoral de Viktor Yúshchenko fue el triunfo de la voluntad popular. Sin embargo, pocos meses después, en 2005 la coalición naranja entre Yushchenko y la primera ministra, Yulia Timoshenko, entró en profunda crisis, que culminó con la destitución de Timoshenko por parte del presidente. La exprimer ministra respondió a Yúshchenko al emprender una campaña política contra él, lo que dañó aun más la imagen de ambos líderes de la Revolución Naranja. Además de la crisis gubernamental y el incumplimiento de gran parte de las promesas electorales por parte del Gobierno fue otra de las claves para que Yanukóvich ganara las elecciones presidenciales en 2010 frente a Yulia Timoshenko.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios