Menú

David Cameron le da la vuelta a las encuestas y alcanza la mayoría absoluta

Las elecciones en el Reino Unido han resultado una gran victoria para David Cameron, que se ha impuesto a los laboristas…y a las encuestas.

54
David Cameron y su esposa Samantha | EFE

David Cameron será durante cinco años más primer ministro del Reino Unido, tras unas elecciones en las que el conservador ha logrado ha logrado una inesperada mayoría absoluta, batiendo claramente al Partido Laborista, mejorando por poco su resultado de 2010 y, sobre todo, destrozando unas encuestas que pronosticaban un empate técnico en el que, incluso, podría ser menos votado que los laboristas.

Lo cierto es que ya la macroencuesta a pie de urna de la BBC ya adelantaba en la noche del jueves una victoria mucho más amplia de lo esperado, pronosticando que llegaba a 310 diputados, pero el resultado final va a superar incluso el de ese sondeo: a falta de que se decantasen siete escaños el Partido Conservador ha sumado el 326 que supone la mayoría absoluta.

Los conservadores han obtenido el 36.8% de los votos, cuatro décimas más que en 2010; los laboristas, por su parte, han mejorado su porcentaje un punto y medio hasta llegar a un insuficiente 30.5% que les ha hecho perder cerca de 30 escaños para quedarse en 231. Un resultado que no ha dejado otra opción a Ed Millliband que la dimisión.

La segunda gran sorpresa ha sido el gran resultado de los nacionalistas escoceses: el SNP ha arrasado con un 50% de los votos en su territorio ganando prácticamente todos los escaños –sólo se dejan tres- y pasando de 6 a 56, el mejor resultado de su historia.

El resultado tendrá mil lecturas políticas tras ser estas las primeras elecciones que se celebran tras el referéndum del pasado 18 de septiembre que supuso un no a la independencia. De hecho, al ganar su escaño en la Cámara de los Comunes, Alex Salmond, artífice del citado referéndum, afirmó que "el león escocés ha rugido esta noche" y hará oír su voz en la próxima legislatura, según informa Efe.

Descalabro de Nick Clegg

El hasta ahora tercer partido, los Liberales Demócratas de Nick Clegg, han sido los grandes perdedores: se dejan 47 escaños para quedarse sólo en 8, aunque su porcentaje de voto sólo ha variado unas décimas.

El eurófobo UKIP ha logrado un brutal incremento de votos, pero que no ha podido transformar en escaños. Así, pese a tener cerca de cuatro millones de votos y un 12,7% sólo han logrado un escaño, que ni tan siquiera es el de su líder, Nigel Farage, que también ha tenido que dimitir.

Territorios muy diferentes

Uno de los aspectos más llamativos de estas elecciones es que los distintos territorios que conforman el Reino Unido son muy diferentes desde el punto de vista electoral.

El más radical en este sentido es Escocia, donde el SNP no sólo se ha convertido en la fuerza más votada sino que llega a un sorprendente 50%, el doble que los laboristas y más del triple que los conservadores, que se quedan en un pírrico 15%.

En Gales son los Laboristas los más votados y lo son de forma destacada: casi diez puntos sobre los Conservadores. En Irlanda del Norte, por su parte, predominan los partidos locales como el Partido Unionista Democrático, que es el más votado ligeramente por delante del Sinn Fein.

Finalmente, Inglaterra es el único lugar en el que el Partido Conservador es el predominante, y además lo es de una forma contundente: nueve puntos de ventaja frente al laborismo. Como se trata de la zona más poblada y en la que se reparten más escaños - 533 de los 650 totales- esto ha bastado a los de Cameron para lograr la mayoría absoluta.

Lecturas políticas

Los resultados tiene algunas lecturas políticas que pueden ser importantes a medio y largo plazo. El primero es que tras su debacle en Escocia, que era uno de sus graneros habituales de votos, los laboristas pueden tener muy difícil recuperar el poder en prácticamente cualquier escenario futuro.

Otro aspecto importante es que la suma de los votos del Partido Conservador y el UKIP, un partido que se define prácticamente por su rechazo a la Unión Europea, roza el 50% en el conjunto del Reino Unido. Cameron ha prometido un referéndum sobre la posible salida del país de la Unión, por lo que habrá que ver si este bloque se traslada o no, a las urnas en esa hipotética cita electoral.

Hablando de referéndums y de salidas, otra posible lectura es que el celebrado en septiembre en Escocia no ha logrado su objetivo de pasar página sobre la independencia del territorio: la sociedad escocesa sigue partida prácticamente por la mitad entre los partidarios de la independencia y los que votan a los partidos unionistas.

La noticia de la victoria conservadora impulsó al alza a la Bolsa de Londres, que abrió la sesión con un avance del 1,12 %, mientras que la libra esterlina se revalorizó casi un 2 % frente al dólar y el euro, hasta 1,55 dólares y 1,38 euros.

Este mismo viernes David Cameron visitará a la reina Isabel II tal y como manda el protocolo y este mismo día podrá constituir el nuevo gobierno.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco