Menú

Zemmour, la nueva derecha que quiere salvar Francia del "declive y la decadencia"

El polémico periodista, odiado por la izquierda y considerado una amenaza para Le Pen, ha presentado su candidatura a las elecciones presidenciales.

0
El polémico periodista, odiado por la izquierda y considerado una amenaza para Le Pen, ha presentado su candidatura a las elecciones presidenciales.
Eric Zemmour participa en una firma de libros en París. | Archivo

El polémico periodista Éric Zemmour, cuyo ascenso político ha provocado un terremoto en Francia, ha anunciado formalmente su candidatura a las elecciones presidenciales de abril de 2022. Odiado por la izquierda y considerado una amenaza para Marine Le Pen, Zemmour ha puesto fin a meses de rumores y especulaciones a través de un mensaje difundido en sus redes.

"Durante mucho tiempo me contenté con mi papel de periodista y escritor (...), me decía: "cada uno, su papel". (...) Pero ya no es cuestión de reformar Francia, sino de salvarla. Por eso he decidido presentarme a la elección", ha señalado Zemmour.

Su primer mitin de campaña tendrá lugar el domingo en la sala Zénith de París, un encuentro que estaba programado desde mediados de noviembre y que se celebrará un día después de que el partido conservador Los Republicanos elija a su aspirante para esos comicios.

Los sondeos publicados a mediados de noviembre mostraban cómo Zemmour sería el segundo candidato más votado con un 17% de los apoyos, por detrás de Emmanuel Macron (23%) y por delante de Marine Le Pen (16%) sin ni siquiera haberse presentado de forma oficial. El último sondeo de Elabe ha devuelto a Le Pen a la segunda posición (20%) a tan sólo cinco puntos del actual presidente y deja a Zemmour como el tercer candidato más votado (13%) por delante del resto de partidos. Falta por ver qué efecto tiene finalmente el anuncio en la intención de voto de los franceses.

"Os dirán lo peor sobre mí"

El propio Zemmour se define como bonapartista, gaullista, reaccionario y patriota. Se sitúa en posturas conservadoras y soberanistas, es un firme defensor de la cultura e historia francesas y, además, defiende el nacionalismo económico frente a posturas liberales.

En su vídeo de presentación de candidatura ofreció un mensaje nostálgico en el que hizo referencia a una Francia "que está a punto de desaparecer": la Francia de Napoleón Bonaparte y del general Charles de Gaulle, la de los personajes de Molière, la de Voltaire y Rousseau, o la de Brigitte Bardot y Jean-Paul Belmondo.

"Desde hace décadas, nuestros gobiernos de derecha e izquierda nos han conducido a este camino funesto del declive y la decadencia", dijo leyendo una alocución acompañada de imágenes históricas y de actualidad y en la que no miró prácticamente a la cámara.

Zemmour, de 63 años, apeló a esos franceses que tienen la sensación "de no estar en casa": "Durante mucho tiempo no os habéis atrevido a decir lo que veis", dijo sobre esa realidad en la que "aunque la inmigración no es la causa de todos los problemas, los agrava".

"Os van a decir lo peor sobre mí, pero aguantaré. Nunca bajaré la cabeza porque tenemos una misión que cumplir. (...) Ayudadme, uníos a mí (...) para que nuestros hijos y nietos no conozcan la barbarie, para que nuestras hijas no tengan que llevar velo y que nuestros hijos no sean sometidos", añadió.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia