Menú

Liz Truss dimite como primera ministra de Reino Unido tras 45 días de caos

"Es la mejor decisión para mantener a Reino Unido en una condición económica estable", ha dicho Liz Truss en una comparecencia.

"Es la mejor decisión para mantener a Reino Unido en una condición económica estable", ha dicho Liz Truss en una comparecencia.

Después de tan sólo mes y medio en el cargo, Liz Truss, ha presentado su dimisión como primera ministra de Reino Unido. Truss ya ha notificado su marcha al rey Carlos III, aunque permanecerá al frente del Gobierno hasta que se elija a un sustituto la semana que viene. "Es la mejor decisión para mantener a Reino Unido en una condición económica estable", ha señalado en una comparecencia ante Downing Street.

"Reconozco que, dada la situación, no puedo cumplir el mandato para el que fui elegida por el Partido Conservador. He hablado con su majestad el rey para decirle que renuncio como líder del Partido Conservador", ha afirmado.

La decisión de Truss llega tras varias jornadas caóticas en Reino Unido. Este mismo jueves, al menos 17 diputados pidieron su dimisión por los conflictos de las últimas semanas, marcado por el desmantelamiento casi total del programa fiscal que anunció el Ejecutivo el pasado 23 de septiembre.

Aunque en aquel momento el ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, pagó los platos rotos con su salida del Ejecutivo, la situación estaba lejos de calmarse. De hecho, este mismo miércoles se producía una nueva dimisión, en este caso de la ministra del Interior Suella Braverman. Según señaló ella misma, su cese no tenía nada que ver con las tensiones políticas dentro del gabinete, aunque el diario The Guardian asegura que el nuevo ministro de Economía, Jeremy Hunt, fue el responsable de la salida de Braverman.

Durante su discurso, Truss ha hecho referencia al "momento de gran inestabilidad económica e internacional" en la que llegó al cargo, que asumió el pasado 6 de septiembre tras vencer en unas primarias de su partido.

"Hemos ofrecido resultados en las facturas energéticas y rebajando la cotización social. Hemos planteado una visión para economía de baja fiscalidad y alto crecimiento que aprovecharía las libertades del Brexit", consideró Truss, antes de reconocer que en la actual situación no podrá cumplir sus objetivos.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro