Menú

Venezuela: un diálogo lento sin importantes medidas

El diálogo entre gobierno y oposición lleva ya más de un mes. La lentitud en su proceso y la ausencia de medidas han hecho que vaya perdiendo fuerza.

4
El diálogo entre gobierno y oposición lleva ya más de un mes. La lentitud en su proceso y la ausencia de medidas han hecho que vaya perdiendo fuerza.

El inicio del diálogo en Venezuela, tan mencionado y auspiciado por Nicolás Maduro, cumple ya un mes. La primera cita fue el 10 de abril –lo que fue utilizado por el chavista para arremeter contra la oposición– y los resultados en este tiempo han sido casi nulos. Las intenciones del gobierno chavista se notaron desde la primera reunión cuando rechazó una ley de amnistía propuesta por los opositores, algo en lo que seguirán insistiendo en los próximos encuentros.

En los tres encuentros celebrados hasta el momento, las partes acordaron crear grupos de trabajo para abordar los diversos temas que involucran a los factores políticos del país, entre ellos la comisión de la verdad propuesta hace una semana para investigar los hechos de violencia ocurridos en estos casi tres meses de crisis con casi medio centenar de muertos.

No son pocos los que creen que este diálogo es una puesta en escena del chavismo para limpiar su imagen en el extranjero. Este paso ha provocado cierta división dentro de la oposición ya que parte de ella, al igual que los estudiantes que siguen protestando en las calles, rechazaron sentarse en una mesa con el gobierno mientras no cumpliera con algunas exigencias.

De hecho, María Corina Machado, señaló que se trataba de una estrategia de Maduro para dividir a la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Esto parece haber ocurrido ya que por un lado están la exdiputada, el encarcelado líder Leopoldo López, y Antonio Ledezma, alcalde Metropolitano de Caracas. Por el otro, Henrique Capriles, Henri Falcón, Gobernador del estado Lara, y Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo del MUD.

Maduro admite lentitud

Los detractores al diálogo no parecen los únicos en criticar la lentitud del proceso. A través de su programa de radio En contacto con Maduro, el propio presidente venezolano admitió que "va lento" aunque destacó su importancia: "El diálogo político va lento, poco a poco, y yo tengo toda la voluntad, y tenemos toda la voluntad, de que marche mejor en el transcurso los próximos días, en las próximas semanas".

Para Maduro, "el hecho de que se haya instalado desde hace un mes y esa mesa de conversaciones con los sectores de la MUD se mantenga, ya es positivo para Venezuela" y ante las críticas llegadas desde EEUU apuntó que "el diálogo es un problema de los venezolanos, si avanza, chévere, y si no avanza hagamos que avance, ese es un problema nuestro".

Por otro lado, el nuncio apostólico, Aldo Giordano, que ha estado presente en todas las reuniones del diálogo, subrayó la importancia de que se priorice "la cuestión educativa y espero que el camino del diálogo pueda seguir madurando para que se pueda integrar este aspecto fundamental".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios