Menú

Rafael Correa reta a puños a un congresista y éste acepta

El presidente ecuatoriano opta ahora por solucionar un problema con un opositor "como se arreglaban las cosas antes".

35

No es nuevo que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, lance ataques a través de su programa de televisión Enlace Ciudadano, un formato casi idéntico al que tenía en su momento Hugo Chávez e imitado por su sucesor Nicolás Maduro.

Este sábado, el ecuatoriano se refirió al congresista de oposición del movimiento CREO, Andrés Páez, a quien llamó cobarde por un mensaje que escribió en su cuenta de Twitter referido al accidente de un helicóptero: "Si tan buenos son los helicópteros Dhruv ¿Por qué Correa nunca los utilizó para movilizarse en ellos?".

Correa se preguntó que "a qué nivel de canallada llega cierta politiquería y ciertos políticos" y aunque dijo que no quería "dar mal ejemplo a los niños" le mandó un mensaje muy claro: "Era como se arreglaban las cosas antes en mi barrio. Si tiene un problema conmigo este canalla, sabe dónde encontrarme o dígame dónde nos encontramos y arreglamos cualquier problema. Además es un cobarde, sale corriendo al primer intento".

Más adelante insistió en el reto lanzado contra Páez: "Sabe en dónde encontrarme o dígame donde nos encontramos y arreglamos nuestros problemas uno a uno. Pero verán –dirigiéndose al público que presenciaba su programa– que va a hacer de esto un escándalo y nunca me va a responder, porque además de un canalla es además un cobarde".

Sin embargo, el presidente no tuvo que esperar mucho para recibir una respuesta. A través de su perfil de Facebook confirmó su decisión: "Rafael Correa: Sí, acepto el desafío. Patria, yo te defiendo con mis puños y con mi vida". Pero lo hizo con condiciones: "La primera, que antes del combate debatamos ante los medios de comunicación del país –incluidos los que usted controla–, sobre los grandes problemas del Ecuador. (…) Segundo, que usted vaya sin sus 300 guardaespaldas, quiero ver si tiene el valor de ir solo, como lo haré yo, para vernos cara a cara; de mi parte le ofrezco un combate limpio, espero que usted no se ampare en arañazos ni carterazos". Finalmente señala: "Ponga usted lugar, día y hora y ahí estaré para complacerle. Si no lo hace, me veré obligado a hacerlo yo. Y no se preocupe, yo pagaré sus curaciones. Y también la terapia donde el psiquiatra para que le resuelva el trauma".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation