Menú

Madrid

El Gobierno prepara un dispositivo policial para controlar las protestas contra Sánchez en Madrid

La calle Nuñez de Balboa, en el barrio de Salamanca, se ha convertido en el epicentro de estas concentraciones contra el presidente del Gobierno.

0
La calle Nuñez de Balboa, en el barrio de Salamanca, se ha convertido en el epicentro de estas concentraciones contra el presidente del Gobierno.

El Gobierno no quiere que las concentraciones de protesta que se han dado los últimos días en una de las calles más emblemáticas del Barrio de Salamanca de Madrid se conviertan en algo habitual. Es por ello que están preparando un dispositivo policial para impedir que este jueves vuelvan a repetirse las imágenes de días anteriores en la calle Núñez de Balboa, aunque todavía no se han concretado los detalles del dispositivo.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid han explicado a Libertad Digital que el problema, dada la actual crisis sanitaria provocada por el coronavirus, es que las personas se están concentrando no sólo sin comunicarle de forma preceptiva a la Delegación del Gobierno, sino sin guardar la distancia de seguridad mínima, lo que podría favorecer la propagación del coronavirus y hacer que empeore la situación sanitaria en la región.

Las mismas recuerdan que en estas circunstancias no solo hay que pensar en las personas que se concentran, sino también en las que no participan en el acto, y aseguran que la primera intervención policial en la zona, que se produjo a principios de esta semana, fue debido a las llamadas que algunos de los vecinos de la zona realizan a la Policía Nacional.

El decreto que regula el estado de alarma no permite que los puedan concentrarse en las vías públicas sin guardar la necesaria distancia de seguridad, aunque los juristas tienen versiones contrapuestas cuando se les preguntan si sería legal realizar una concentración guardando la recomendada distancia de seguridad. Lo que sí está permitido es transitar por las cercanías de su domicilio, incluso portando y golpeando una cacerola.

El delegado del Gobierno en Madrid, el socialista José Manuel Franco, ha dicho este jueves en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, que "una cosa son las caceroladas, todo el mundo tiene derecho a manifestarse como quiera, pero otra cosa es incumplir las medidas del estado de alarma. Nosotros, a través de la Policía, tratamos de que se cumpla la Ley para mantener la distancia y que no se produzcan aglomeraciones".

Poco después, en declaraciones a Telemadrid, ha asegurado que "el estado de alarma no impide que se puedan celebrar manifestaciones", pero "hay que mantener la distancia de seguridad, que no haya aglomeraciones, que no se queden paradas formando grupos donde no hay distancia de seguridad". Y ha advertido que "no se va a permitir que se atente contra la salud de todos los madrileños y la salud se preserva haciendo que se mantengan la distancia de seguridad".

En España

    0
    comentarios

    Servicios