Menú

Paraguay, aislado; Lugo desafía a Franco

La situación en Paraguay se agrava ante el rechazo de varios países de la región al nuevo gobierno y la suspensión del país anunciada por el Mercosur.

0
La situación en Paraguay se agrava ante el rechazo de varios países de la región al nuevo gobierno y la suspensión del país anunciada por el Mercosur.
Las protestas a favor de Lugo se suceden. | EFE

La presión política sobre Paraguay tras la destitución del presidente Fernando Lugo aumentó este domingo después de que Ecuador, Venezuela, Uruguay, Chile, Perú y Colombia retiraron o llamaron a sus embajadores en Asunción. Además de eso, Mercosur suspendió a ese país para su próxima cumbre.

Argentina, Brasil y Uruguay, socios de Paraguay en el Mercado Común del Sur (Mercosur), anunciaron su decisión de "suspender al Paraguay, de forma inmediata y por este acto" de la Cumbre de Presidentes del bloque, que se realizará el próximo viernes en Mendoza (Argentina). Sin embargo, sí tendrá cierta representación ya que el expresidente Lugo anunció que estará en la ciudad argentina, en un claro desafío al nuevo gobierno de su exvicepresidente Federico Franco.

En una declaración a la prensa congregada a las puertas de su vivienda de Lambaré, a las afueras de Asunción, Lugo dijo que "vamos a estar la próxima semana en el Mercosur" y añadió que el ejecutivo de Franco "no es un Gobierno legítimo. Éste es un Gobierno trucho; la ciudadanía no lo acepta", cambiando de esa manera su decisión de acatar la decisión del Senado el pasado viernes.

Además, poco antes se supo que Franco pediría ayuda a Lugo para "atenuar" las tensiones que se han desatado en Latinoamérica. Sin embargo, el exobispo no está por la labor y en unas palabras que recoge el diario Última Hora señaló que si Franco asumió la presidencia tras el "golpe de Estado por medio del juicio político", debe ser capaz de asumir la responsabilidad de gobernar el país.

Embajadores, retirados o llamados

Pero la presión hacia Paraguay y su nuevo gobierno no sólo se dio a nivel del organismo del cono sur sino que varios países de la región decidieron llamar o retirar a sus respectivos embajadores en Asunción.

Hugo Chávez lo anunció en un acto militar y señaló que no reconocía al Gobierno de Federico Franco y que va a "retirar el envío de petróleo". "Nosotros no vamos a apoyar para nada ese golpe de Estado ni directamente, ni indirectamente", añadió Chávez, quien tildó de "ilegal" e "inconstitucional" el juicio "exprés" al que fue sometido Lugo por el Senado de su país.

También Ecuador decidió retirar a su embajador en Paraguay "en rechazo a la destitución del legítimo presidente Fernando Lugo y la instauración de nuevo régimen", según escribió en su cuenta de Twitter el canciller, Ricardo Patiño. Por otra parte, el embajador Enrique Fischer es aguardado en Montevideo para que informe al canciller uruguayo, Luis Almagro, "sobre los últimos acontecimientos" en Asunción.

A su vez, el presidente chileno, Sebastián Piñera, aseguró este domingo a la prensa que pidió a su canciller "que llame a nuestro embajador en Paraguay a consultas en nuestro país para poder contar con toda la información necesaria". Además, apuntó que "en los próximos días nos vamos a reunir los presidentes para, a la luz de los hechos ocurridos en Paraguay y tomando en cuenta los protocolos de defensa y protección de la democracia que contempla tanto el pacto del Mercosur como el de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), tomar las medidas que correspondan".

En Colombia, la Cancillería anunció mediante un comunicado este domingo que llamará a consultas a su embajador en Asunción, Alberto Barrantes, ante el incumplimiento del "debido proceso" en la destitución de Lugo, quien, agregó, no pudo "contar con el tiempo suficiente para su adecuada defensa". De igual forma, el presidente peruano, Ollanta Humala, dijo que "evalúa el retiro del embajador peruano en Paraguay" y que "se tomará una decisión entre hoy y mañana (por este sábado y el lunes", tras asegurar que la democracia en ese país "está en riesgo". Sin embargo, poco después la cancillería peruana anunció que llamaba a consultas a su embajador.

Brasil, por su parte, también convocó a consultas a su embajador en Paraguay y anunció que evalúa junto con sus socios del Mercosur y de la Unasur las medidas para hacer frente a la "ruptura del orden democrático" en el país vecino. Sin embargo, Agencia Brasil informó de que el asesor en política exterior del gobierno brasileño, Marco Aurelio García, descartó "la posibilidad de que Brasil o los demás países del Mercosur intervengan en las cuestiones internas de Paraguay".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios