Menú

El Estado Mayor Turco insiste en intervenir militarmente en el norte de Irak

Yasar Büyükanit, jefe del Estado Mayor del Ejército Turco, ha subrayado la importancia de que las autoridades civiles autoricen un permiso para lanzar una intervención militar en el norte de Irak para acabar con el terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Las presiones militares suman un punto más en las tensas relaciones entre el Ejército turco, tradicional defensor de los principios laicos de la república, y el gobierno de Ankara, encabezado por el islamista Recep Tayyip Erdogan.

0
Yasar Büyükanit, jefe del Estado Mayor del Ejército Turco, ha subrayado la importancia de que las autoridades civiles autoricen un permiso para lanzar una intervención militar en el norte de Irak para acabar con el terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Las presiones militares suman un punto más en las tensas relaciones entre el Ejército turco, tradicional defensor de los principios laicos de la república, y el gobierno de Ankara, encabezado por el islamista Recep Tayyip Erdogan.
LD (EFE) Durante la ceremonia de presentación de las nuevas fuerzas especiales del Ejército turco en la Escuela de Comandos de Egirdir Dag, el jefe del Estado Mayor, Yasar Büyükanit, reiteró la petición del permiso para efectuar una incursión en el norte de Irak con el fin de combatir al PKK.

El máximo dirigente militar afirmó que "si entramos en Irak quizás no podamos acabar con el PKK, pero le daríamos un importante golpe". También indicó que, en caso de una intervención, habría que valorar "cuidadosamente" si otras fuerzas entrarían en combate.

Büyükanit declaró que "cuando los objetivos estén claro, las Fuerzas Armadas Turcas podrán preparar un plan". El mes pasado, el Gobierno turco dijo que estudiaría una posible operación militar en el norte de Irak.

 Unos cien mil  efectivos militares turcos se han concentrado en la zona fronteriza con Irak, lo que ha sido interpretado como una operación previa a una incursión en el país vecino con el fin de reprimir a los activistas del PKK en ese territorio.
 
Las presiones militares suman un punto más en las tensas relaciones entre el Ejército turco, tradicional defensor de los principios laicos de la república, y el gobierno de Ankara, encabezado por el islamista moderado Recep Tayyip Erdogan. También coinciden con una polémica suscitada por las revelaciones del diario 'Milliyet' sobre una reunión en Washington del "Hudson Institute" en las que, supuestamente, un militar retirado habría solicitado a EEUU no extraditar a los líderes del PKK a Turquía antes de las elecciones del 22 de julio, ya que ello favorecería al actual gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP).

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD