Menú

Hallan una nueva pieza de siete metros, objetos metálicos y combustible

La Fuerza Aérea de Brasil ha hallado una nueva pieza de siete metros, diez objetos metálicos de diferentes tamaños y manchas de aceite y combustible que se extienden por cerca de veinte kilómetros. La prioridad son las cajas negras, aunque se reconoce que va a ser muy difícil encontrarlas.

0
La Fuerza Aérea de Brasil ha hallado una nueva pieza de siete metros, diez objetos metálicos de diferentes tamaños y manchas de aceite y combustible que se extienden por cerca de veinte kilómetros. La prioridad son las cajas negras, aunque se reconoce que va a ser muy difícil encontrarlas.

L D (EFE) La Fuerza Aérea Brasileña encontró este miércoles nuevos restos que pueden ser del Airbus de Air France que cayó al océano Atlántico en la noche del domingo con 228 personas a bordo, entre los cuales hay una pieza de unos siete metros que sería parte del fuselaje, informaron fuentes oficiales.

"Es una pieza significativa que, considerándose un avión, puede ser una lateral o una parte de un ala o cualquier parte del fuselaje del aparato", aseguró el vicedirector de Comunicación Social de la Fuerza Aérea, coronel Jorge Amaral, en una rueda de prensa.

Los nuevos restos fueron ubicados por radar y avistados por pilotos militares a unos 90 kilómetros al sur del lugar en que fueron hallados el martes los primeros restos que, según confirmó el Gobierno brasileño, pertenecen a la aeronave siniestrada.

Según Amaral, las piezas fueron detectadas a las 03.40 hora local (06.40 GMT) por un avión R-99, que utiliza un radar y un sensor infrarrojo para captar objetos en el mar, y avistadas posteriormente por los pilotos de la misma aeronave.

Entre los restos, expandidos en un área de cinco kilómetros y en cuatro puntos diferentes del océano, también figuran diez objetos metálicos de diferentes tamaños y manchas de aceite y combustible que se extienden por cerca de veinte kilómetros.

Según estos datos, la zona del siniestro podría estar cerca del archipiélago de Sao Pedro y Sao Pablo, unas formaciones rocosas deshabitadas situadas a unos 704 kilómetros del archipiélago de Fernando de Noronha, el punto más oriental de Brasil, y a 1.296 kilómetros de la ciudad de Recife (nordeste).

Amaral anotó que, tras ese hallazgo, cinco aeronaves despegaron este miércoles por la mañana para concentrar las búsquedas en esa región. Se trata de tres aviones Hércules C-130 brasileños, así como un Falcon 50 de Francia y un avión de patrulla marítima P-3C Orion de Estados Unidos, que comenzaron a colaborar en los trabajos.

Según el oficial, la búsqueda la llevan a cabo once aeronaves, en tanto que cinco navíos de la Marina de Guerra de Brasil se dirigen al punto del siniestro.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD