Menú

Moratinos promete levantar "definitivamente" las sanciones de la UE a Cuba

No le dejaron hacerlo durante la presidencia española de la UE pero nada más terminar ésta, Moratinos ha viajado a Cuba para seguir estrechando lazos con la dictadura castrista. Este martes en La Habana ha dicho que espera que la visita sirva para "levantar las sanciones" al régimen.

efe
0

El Gobierno español tuvo que aparcar su objetivo de levantar las sanciones de la UE a la dictadura castrista por las reticencias de sus socios europeos. Pero una vez acabada la presidencia de turno, Moratinos ya está en Cuba, donde, como es habitual en sus numerosas visitas se verá sólo con representantes de la dictadura y no con miembros de la disidencia.

Este martes en La Habana dijo estar convencido de que su visita será "muy positiva y exitosa" y que contribuirá a seguir trabajando para levantar "definitivamente" la "posición común" –esto es, la sanciones– de la UE hacia el régimen.

Moratinos hizo estas consideraciones en su reunión con el ministro de exteriores castrista, Bruno Rodríguez, con la que comenzó la agenda oficial de su tercera visita a Cuba, que en esta ocasión tiene como objetivo apoyar el diálogo entre el Gobierno de Raúl Castro y la Iglesia católica sobre los presos políticos.

Ninguno de los ministros se refirió explícitamente a ese proceso en la parte de las conversaciones a las que tuvo acceso la prensa, donde sí coincidieron en resaltar el buen momento de las relaciones entre la dictadura y España y en el deseo de un nuevo marco de relaciones de La Habana con la Unión Europea para superar la "posición común".

"Estoy convencido de que estas jornadas de trabajo serán muy positivas y exitosas tanto para Cuba como para España y que también nuestros socios europeos considerarán que ha sido una buena visita y por lo tanto nos permitirá trabajar para levantar definitivamente esa posición común", afirmó Moratinos.

El jefe de la diplomacia española opinó que ha llegado el momento de superar la llamada "posición común" para dar paso a una "relación bilateral mucho más estructurada y más intensa" y "conducir el futuro de las relaciones de forma positiva" a través del respeto y de los "avances" políticos, económicos y sociales.

Vigente desde 1996, la llamada "posición común" condiciona las relaciones del bloque europeo con la dictadura a avances democráticos y en materia de derechos humanos en la isla. Moratinos también resaltó el momento "importante" de las relaciones bilaterales entre Cuba y España, destacó que van por "muy buen camino", y confió en "seguir intensificando" la cooperación desde el respeto y el diálogo.

Por su parte, el canciller cubano coincidió con Moratinos en el convencimiento de que su nueva visita a Cuba será "provechosa", y destacó que se produce en un "momento promisorio" en las relaciones de ambos países.

Bruno Rodríguez confió en que esa circunstancia tenga efecto en la Unión Europea y se normalicen sus relaciones con la isla "una vez que se remueva el obstáculo insalvable" de la "posición común", que calificó de "injusta, unilateral e injerencista". "Conocemos el esfuerzo de la presidencia española de la Unión Europea por propiciar una mejor relación (de la UE) con nuestro país", expresó Rodríguez a Moratinos.

Moratinos, que permanecerá en Cuba hasta última hora de este miércoles, tiene previsto reunirse con el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana y principal interlocutor de la Iglesia católica con la dictadura de Raúl Castro en las gestiones en favor de los derechos humanos y los presos políticos. Si se repite el programa de sus dos anteriores visitas, el ministro español se reunirá también con el dictador, Raúl Castro, aunque este encuentro no ha sido confirmado. Lo que sí esta confirmado es que Moratinos se ha negado, una vez más, reunirse con los disidentes.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 25 comentarios guardados

    Servicios