Menú

Las primeras medidas del 'ordeno y mando' de Bildu

Retirada de banderas de España y cuadros del Rey, eliminación de arcos y escáneres de seguridad, actos de apoyo a los presos, problemas con los escoltas...

0

El pasado 11 de junio se constituyeron casi 500 ayuntamientos en el País Vasco y Navarra. En más de un centenar de ellos, el nuevo alcalde encabezaba las listas de Bildu, la coalición repleta de independientes escogidos por Batasuna-ETA. Pasadas ya las dos primeras semanas, estos regidores empiezan a desperezarse y a tomar sus primeras decisiones, que recuerdan a las que años atrás tomaban los alcaldes de las franquicias electorales de ETA: HB, EH, Batasuna y ANV.

El primer ‘ordeno y mando’ se produjo en la localidad guipuzcoana de Lizarza, que los últimos cuatro años había sido un símbolo de la libertad bajo el mandato de la popular Regina Otaola. La nueva corporación retiró la bandera de España que se encontraba en el balcón del edificio consistorial, a la vez que colocaba una pancarta a favor del acercamiento de los terroristas presos al País Vasco y dejaba únicamente ondeando la ikurriña.

Algo similar sucedía apenas un día más tarde en San Sebastián, donde el nuevo primer edil donostiarra ordenó retirar la bandera de España que se encontraba en el salón de plenos del ayuntamiento. Cuarenta y ocho horas al mando y ya eran dos los consistorios que empezaban a incumplir la legalidad vigente, saltándose a la torera la Ley de Banderas.

Un paso más dieron pocos días después en los ayuntamientos de Lasarte y Mondragón, donde se han retirado los arcos metálicos y los escáneres de seguridad. Incluso, más grave aún ha sido lo acontecido en Andoain, donde la alcaldesa no sólo ha retirado arcos y escáneres, sino que también está impidiendo durante la última semana la entrada de los escoltas de los concejales de PP y PSE en la casa consistorial.

"Fue tomar posesión el sábado y el lunes a primera hora quitó el arco de seguridad y el escáner. El jueves por la tarde me comunicaron a través de un correo electrónico que quedaba prohibida la entrada a los escoltas al edificio del ayuntamiento, algo que sucedió el lunes, cuando acudí al ayuntamiento a registrar una moción que el PP va a registrar en todos los ayuntamientos de Bildu para que haya una condena de los asesinatos de ETA", cuenta a Libertad Digital Asunción Guerra, única edil popular en Andoain.

"Al tiempo llegó uno de los concejales del PSE, estando en ese momento ya dos policías municipales en la puerta del ayuntamiento. Uno de los policías no acompañó hasta el despacho de la secretaria, donde nos entregaron el informe en el que se basó la alcaldesa para prohibir la entrada de los escoltas", continúa.

La decisión de la primera edil de Bildu, Ana Carrere, que llevó a ser internacional con la selección española absoluta de balonmano femenino, pone en riesgo no sólo la seguridad de los ediles de PP y PSE, sino también la de toda una localidad de 15.000 habitantes. "La plantilla de la Policía Municipal de Andoain por las mañanas está compuesta por tres agentes. No se puede, ni es lógico, que con esa plantilla haya dos policías esperando en la puerta del ayuntamiento para decir que no pueden pasar los escoltas, dejando un único policía para el resto del pueblo", denuncia la edil popular.

La decisión de la alcaldesa no ha sentado nada bien en el colectivo de escoltas. Santiago González, portavoz del Colectivo de Escoltas en Activo en País Vasco y Navarra, asegura a este periódico que con esta medida "no podemos garantizar la seguridad de nuestro protegidos dentro de los ayuntamientos".

Por ello, apuesta por utilizar el sentido común: "Mirando la historia, nunca han existido problemas con un escolta en un ayuntamiento, no ha habido altercados con escoltas, pero los protegidos si han sufrido agresiones dentro de los ayuntamiento. Hay que aplicar el sentido común, nunca hemos generado problemas".

Una decisión similar sobre los escoltas, los arcos metálicos y los escáneres de seguridad amenazó con tomar esta semana también el nuevo alcalde de San Sebastián, Juan Carlos Izaguirre, aunque, como bien recuerda el portavoz del PP en el consistorio donostiarra, Ramón Gómez, finalmente terminó reculando y "criticando en ETB las medidas que habían tomado sus compañeros de Andoain y Lasarte".

En conversación con Libertad Digital, el que fuera candidato popular a la alcaldía de San Sebastián el pasado 22-M, también advirtió de la posibilidad de que volviesen los intentos de subvencionar con dinero público los tour carcelarios de los familiares de los etarras presos. "Lo van a intentar. La diferencia es que la mayoría en San Sebastián no la tienen ellos. Muchos medidas de esas no las van a poder tomar, salvo que tengan el apoyo expreso del PNV", afirma.

Pese a esto, el alcalde de San Sebastián no ha tenido reparos en las últimas horas en retirar el cuadro de su Majestad el Rey don Juan Carlos que presidía el salón de plenos del consistorio donostiarra porque, según dijo, "no es un símbolo que represente a la mayoría de donostiarras". El hecho se produjo este viernes, antes de mantener su primera recepción oficial

Además de la retirada de banderas de España y cuadros del Rey, eliminación de arcos y escáneres de seguridad y problemas con los escoltas, otro de los ayuntamientos gobernados por Bildu, el de Hernani, permitirá que durante este fin de semana se celebren dos actos de apoyo y jaleo a los terroristas de ETA que cumplen condenas de prisión, que están encuadrados dentro del programa de fiestas patronales de la localidad.

Estos actos, que tendrán lugar en la Plaza de los Gudaris, fueron permitidos el viernes por el magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, aunque instó al Departamento de Interior del Gobierno vasco a impedir su celebración si durante su desarrollo se produjeran hechos delictivos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 18 comentarios guardados

    Servicios