Menú

Un hemiciclo semivacío acoge el homenaje a las víctimas sin víctimas

Las asociaciones mayoritarias de víctimas no han querido asistir al homenaje montado por Bono. Sí han estado Zapatero, Rajoy y Pascual Sala, entre otros.

Libertad Digital
0

Dos breves intervenciones del presidente del Senado, Javier Rojo, y del Congreso, José Bono, han protagonizado el homenaje a las víctimas del terrorismo que ha tenido lugar en la Cámara Baja. El acto ha estado envuelto en la polémica. La mayoría de las asociaciones de víctimas ha preferido no asistir a lo que consideran un lavado de cara del Ejecutivo después de la legalización de Bildu.

No han acudido la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Voces contra el Terrorismo, (VcT), Dignidad y Justicia, la Asociación Murciana de Víctimas del Terrorismo (Amuvite), la Asociación Gallega de Víctimas del Terrorismo (Agavite) y la Asociación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo (Acfsevt).

"Bono lo único que quiere es la foto"

Otras, como la Asociación Catalana de Víctimas ha renunciado a última hora a entrar en el Congreso, al impedirles Bono el uso de la palabra. Así lo ha explicado el presidente de esta entidad, José Vargas. Hace un mes todas las asociaciones de víctimas mantuvieron un encuentro en el que decidieron por "unanimidad" que "al menos" la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa, tuviera oportunidad de tomar la palabra en el acto en representación de todo el colectivo.

"Pero el señor Bono, que como siempre es muy suyo, y lo único que quiere es la foto y salir en los medios, nos mandó una carta diciendo que aquí el único que hablaba era él. Como no se nos da la palabra, la asociación catalana no va a entrar en el Congreso el día de las víctimas", ha sentenciado Vargas, tachando de "patética" la actitud del presidente.

Además de Pagazaurtundúa, ha estado presente Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo. "No encontrábamos razones para no venir", dijo.

Dentro ha llamado la atención un hemiciclo semivacío. Sus señorías han decidido no acudir a este homenaje a las víctimas sin víctimas.

Rojo: "Hay vencedores y vencidos"

El presidente del Senado ha comenzado su intervención recordando a los últimos soldados españoles muertos en Afganistán. Ha querido poner en valor que el homenaje se celebre en el Congreso de los Diputados, "donde reside la soberanía del pueblo", pero también – y eso no lo ha comentado Rojo – donde aún sigue vigente el aval al Gobierno de Zapatero para poder negociar con ETA.

Javier Rojo ha proclamado que "hay vencedores", según él la democracia, "y vencidos, los asesinos y los que los amparan".

Bono acusa a los ausentes de "electoralismo" y "partidismo"

Después ha tomado la palabra José Bono quien ha exigido a quienes tienen mando en las fuerzas policiales que impidan "con firmeza, contundencia y legalidad" que los asesinos sean "vitoreados" en los ayuntamientos y que las calles se ensucien con fotografías de los terroristas.

Bono ha denunciado la situación que se vive en muchas localidades vascas "No puede haber tibieza con los terroristas. Una sociedad benigna o indiferente con los terroristas y sus defensores es una sociedad enferma", ha asegurado el presidente del Congreso.

También se ha referido a la ausencia de víctimas agradeciendo a las que sí han acudido su presencia "al margen de diferencias electorales y partidistas". Además ha añadido: "Gracias a los que quisieron venir pero no han podido asistir".

El brevísimo acto, al que asistieron José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, concluyó con un minuto de silencio y la interpretación de una pieza musical, el segundo movimiento largo del concierto para oboe y cuerda en Si bemol mayor de Carl Philipp Emanuel Bach.

Concluida la sesión solemne, Zapatero, Rubalcaba, Bono, Rojo y los presidentes del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, y del Constitucional, Pascual Sala, han saludado personalmente en uno de los salones del palacio a algunos de los asistentes.

El 27 de junio quedó instaurado como Día de las Víctimas del Terrorismo en 2010. En lugar de elegir el 11-M, la fecha del mayor atentado terrorista cometido en Europa, el Congreso eligió esta fecha porque el mismo día de 1960 ETA mató a su primera víctima, Begoña Urroz, una niña de 22 meses.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 28 comentarios guardados

    Servicios