Menú

Monago acaba con otro bastión del PSOE y ya es presidente

"No está escrito a fuego que Extremadura sea del PSOE", dijo un desconocido Monago hace ahora dos años. Desde hoy gobierna el PP, gracias a IU.

0
"No está escrito a fuego que Extremadura sea del PSOE", dijo un desconocido Monago hace ahora dos años. Desde hoy gobierna el PP, gracias a IU.
Fernández Vara y Monago se saludan | EFE

José Antonio Monago ya es presidente de Extremadura, el último gran bastión del socialismo. Su carta de presentación pasa por la austeridad extrema, anunciando una poda de la administración de hasta el setenta y cinco por ciento y que afecta a todo el entramado público: altos cargos, empresas, propaganda, protocolo, vehículos oficiales... hasta las facturas de los móviles serán revisadas.

Pero a ese discurso de investidura, 100% PP, tuvo que añadir más de un guiño hacia Izquierda Unida, que con su abstención le ha permitido cambiar el color -del rojo al azul- del Gobierno regional. "Habrá que enmendar errores" pero "sólo juntos, siempre juntos, podremos construir un puente como para que Extremadura pueda cruzarlo". Y todo con la máxima de que la comunidad "no es ni de izquierdas ni de derechas".

Todos remando en la misma dirección para ver la luz al final del túnel, en una región que soporta los peores índices económicos del conjunto nacional. Aunque desde el PSOE ya dejan claro que no piensan ponérselo fácil. Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el "verdadero jefe" según el PP, le marca el camino a su pupilo, Guillermo Fernández Vara: "Si hacemos política autónoma, podemos darle la vuelta en cuatro años".

El caso de Monago es "sencillamente espectacular", según admite el propio Mariano Rajoy, que dio su plácet al difícil matrimonio PP-IU. "Es mentira que haya un giro a la izquierda", afirmó en un reciente coloquio con periodistas.

En agosto de 2009, el ahora presidente concedía su primera entrevista a un medio nacional. Fue a Libertad Digital: "No está escrito a fuego que Extremadura sea del PSOE", solemnizó. Llevaba poco más de medio año al frente del PP de la comunidad y era un completo desconocido.

Un año después, con las encuestas muy lejos de situarle como primera opción, volvía a decir en este diario que "Extremadura no era del PSOE por mandamiento divino" y que tenía opciones reales de ganar. Sin embargo, en Madrid todavía nadie le creía. El punto de inflexión llegó en plena precampaña, en marzo de 2011, cuando un sondeo encargado por la Vicesecretaría de Organización, que dirige Ana Mato, le dio mayoría absoluta.

"Yo siempre se lo dije a Rajoy. Le dije que íbamos a ganar", desveló Monago, en un reciente encuentro con informadores. Al final no fue por mayoría suficiente, consecuencia de la incursión con fuerza de Izquierda Unida en la Cámara. Pero de nuevo, y pese a que nadie en las jornadas posteriores al 22-M preveía que IU pudiera darle un portazo al PSOE a favor del PP, él advirtió: "No es seguro que le vayan a dar el Gobierno, Fernández Vara ha sido el peor enemigo del IU".

Y tampoco se confundió. Este jueves, el Parlamento extremeño lo eligió presidente por mayoría simple en segunda votación, gracias al apoyo de los 32 diputados de su grupo y la abstención de los tres IU, con lo que se pone fin a 28 años de gobierno socialista.

"Hasta que no lo vea, no me lo creeré", dijo en la víspera un diputado del PP, tras la odisea vivida -con reuniones y llamadas telefónicas que parecían no acabar nunca- desde ese terremoto electoral que supusieron los comicios del veintidós de mayo.

"Hoy comienza un nuevo día. Llevamos treinta años esperando un futuro mejor, y ahora es posible cambiar nuestra historia", enalteció el Monago presidente, tras suspirar aliviado una vez pudo escuchar, como quien oye un cántico celestial, a los tres representantes de IU abstenerse.

Ahora bien, la felicidad de la fotografía "durará poco", reconocen en el PP extremeño, que sabe mejor que nadie que les viene encima una legislatura muy dura con unos compañeros de viaje para nada fáciles de sobrellevar. En la mente de todos, cual pesadilla, una posible moción de censura que eleve al PSOE al poder.

"No tenemos ningún motivo para confiar en el PP, conocemos su historia", espetó el líder de IU, Pedro Escobar, dejando claro el complicado panorama. Dicho lo cual, Monago hoy disfruta de las mieles del éxito. El viernes jurará su cargo ante Rajoy, que siempre le ha mostrado su respaldo. Y la próxima semana tendrá su primer consejo de Gobierno.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 6 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation