Menú

Aguirre dice que no le sorprende que la socialdemocracia esté más cómoda con Rajoy

El Congreso del PP sigue recabando el interés de todas las intervenciones de Esperanza Aguirre. Este jueves en Onda Cero se mostró "totalmente" de acuerdo con Álvarez Cascos en que el PP no es un partido de "barones". Al preguntarle si le sorprendía que la socialdemocracia, los medios afines al PSOE, apoyen a Rajoy frente a su posible candidatura, su respuesta fue clara: "No me soprende". Además reiteró que no acepta que sean los enemigos del PP quienes repartan "los carnés de buenos y malos" dentro del partido.

0
El Congreso del PP sigue recabando el interés de todas las intervenciones de Esperanza Aguirre. Este jueves en Onda Cero se mostró "totalmente" de acuerdo con Álvarez Cascos en que el PP no es un partido de "barones". Al preguntarle si le sorprendía que la socialdemocracia, los medios afines al PSOE, apoyen a Rajoy frente a su posible candidatura, su respuesta fue clara: "No me soprende". Además reiteró que no acepta que sean los enemigos del PP quienes repartan "los carnés de buenos y malos" dentro del partido.
"
L D (Agencias) La presidenta de la Comunidad de Madrid se mostró "totalmente" de acuerdo con Francisco Álvarez Cascos, cuando dijo que el Partido Popular no es un partido de "barones", al tiempo que subrayó que los compromisarios "no tienen un mandato imperativo" en los congresos. A Aguirre no le extraña que los sectores izquierdistas del PP, los llamados socialdemócratas, estén más cómodos con Rajoy. "Yo no soy socialdemócrata, no lo he sido nunca", dejó claro.
 
En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, la presidenta del Ejecutivo regional subrayó que Cascos "ha roto un silencio de cuatro años para decir una cosa muy clara: en el Partido Popular, a diferencia del partido socialista, nunca ha habido eso que se llama 'barones' porque en el partido socialista las delegaciones de cada comunidad votan en bloque". "Usted convence a Chaves y los 200 ó 300 delegados socialistas que tiene Andalucía votan lo mismo", puso como ejemplo.
 
"En el caso del PP no, es un partido de afiliados, de militantes que eligen a los compromisarios y una vez que de los 800.000 militantes que somos, hemos elegido a los 3.000 compromisarios (porque meter 800.000 en un pabellón tiene sus dificultades) esos 3.000 votan lo que quieren. No tienen un mandato imperativo", manifestó.
 
"Nosotros somos un partido de afiliados, el más importante de Europa en este momento y tiene, no ya la necesidad, sino la obligación, de celebrar congresos cada tres años porque lo dicen los estatutos", subrayó.
 
Según explicó la jefa del Ejecutivo regional, éste es en un periodo precongresual por lo que "lo normal es que se abra el debate para poner al día las ideas, la manera de transmitirlas, para debatir sobre muchísimas cosas". "Los equipos es lo último, lo importante realmente es cómo vamos a afrontar a nivel nacional la derrota electoral y qué vamos a hacer para ganar las elecciones de 2012 (que es lo que queremos todos los afiliados, simpatizantes, militantes y votantes del PP)", planteó.
 
Aguirre también se mostró convencida de que el ex presidente de Endesa Manuel Pizarro no abandonará su escaño del Congreso de los Diputados. "Pizarro ha decidido que va a dedicar parte de su vida a la política porque cree que defender los principios y valores en los que él cree es lo más importante que puede hacer", opinó.
 
Y ello, "después de haber tenido una trayectoria impresionante como la que ha tenido, porque no sólo es la gesta que ha tenido en Endesa de defensa de sus accionistas... Pizarro ha sido presidente de la Bolsa de Madrid, ha hecho una trayectoria extraordinaria... No creo que se retire de la política, no lo creo en absoluto".
 
Preguntada por si "cuando sea presidenta del PP" promoverá la política de pactos, Aguirre remarcó ella ya es "presidenta del PP de Madrid" y como tal ha promovido pactos y algunos los ha conseguido. "Me parece extraordinario que se promuevan pactos. Creo que tiene que haber un consenso sobre las cuestiones fundamentales, la política antiterrorista, la política internacional,... sobre eso tiene que haber pactos", manifestó.
 
No obstante, "no me asusta el disenso, creo que en una democracia tiene que haber consenso sobre las cuestiones fundamentales, ésas que están en la Constitución, y tiene que haber otras sobre las que discrepemos, si no, los ciudadanos no verían alternativa".
 
Respecto a que la socialdemocracia parece estar más cómoda con Mariano Rajoy que con Esperanza Aguirre, ella dijo que es algo que no le sorprende. "Yo no soy socialdemócrata, no lo he sido nunca. Tampoco soy partidaria de que los carnés de buenos y malos dentro del PP nos los den nuestros adversarios políticos y mediáticos".
 
Así, y en cuanto a la acusación de algunos contra su actuación en las últimas semanas dentro del partido, Aguirre negó la mayor. "Desde luego lo único que he dicho es que me parece que no debemos caer en las trampas que nos tiende el PSOE y que no debemos rehuir los debates ideológicos, porque al final nuestra gente cree que ideológicamente somos inferiores", comentó.
 
A su juicio, entre el liberalismo y la socialdemocracia "hay una diferencia fundamental" que es que los primeros creen, como ella,  "que las decisiones sobre la vida de un individuo y su familia la debe tomar él" mientras que los segundos creen que "es mejor que las tomen los poderes públicos". Por ejemplo, "creo firmemente, y está en la Constitución, en la libertad de los padres para elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos. Otros piensan que no. Y yo creo que todo aquello que un ciudadano pueda elegir, le podemos dar la oportunidad de elegirlo", concluyó.
 
Poco después, en los pasillos de la Asamblea de Madrid ha insistido en que ella no es la candidata "favorita de los socialdemócratas" para dirigir el PP "Estoy encantada, por fin se ha abierto el debate ideológico", ha dicho Aguirre en alusión al debate que, a su juicio, se ha suscitado en el PP sobre liberalismo y socialdemocracia.

"Ahora somos más liberales que socialdemócratas; y yo estoy convencida de que es lo que tenemos que ser, por tanto, estoy muy contenta", ha señalado. Tras insistir en que ella no cree que sea "la favorita de los socialdemócratas", ha dicho a los periodistas: "si ustedes encuentran algún socialdemócrata que me prefiera a mí, iba a decirles que les pago un euro por cada uno que encuentren, pero a lo mejor hay alguno y me arruino, así que un céntimo de euro".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation