Menú

Beasain homenajea a dos ertzainas asesinados por ETA

Representantes políticos, familiares y amigos de los ertzainas Ana Isabel Arostegi y Francisco Javier Mijangos, asesinados por ETA en Beasain mientras regulaban el tráfico, homenjearon este lunes a los dos agentes, al cumplirse el octavo aniversario de sus muertes.

El homenaje, organizado por el Ayuntamiento de Beasain, consistió en la inauguración de una escultura abstracta, situada en la rotonda que se construyó en el cruce en el que fueron asesinados los dos policías, donde los participantes guardaron un minuto de silencio, tras lo que tomaron la palabra el alcalde de la localidad, Patxi Plazaola (PNV), y la artista Mari Carmen García, autora de la obra.

Durante el acto, que comenzaron pasadas las 19:15 horas, se hizo entrega de sendas pequeñas réplicas de la escultura al esposo de la ertzaina asesinada y a los hermanos del agente que fue tiroteado junto a ella.

Al término del acto, que duró unos veinte minutos, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, explicó, en declaraciones a los periodistas, que este evento pretende "rendir homenaje a los dos ertzainas" asesinados y "por extensión" a todas las víctimas del terrorismo.

Ares aseguró que la Ertzaintza "seguirá trabajando sin descanso para conseguir el mejor homenaje" para los familiares de Mijangos y Arostegi, "para que no haya más asesinados en Euskadi y consolidar la paz y la libertad".

El consejero agradeció al Ayuntamiento de Beasain que haya incorporado "esta escultura al mapa de la memoria" y añadió que para el Gobierno vasco es un objetivo que "en todos los lugares de Euskadi se recuerde el dolor que ETA ha sembrado en esta sociedad".

Minutos antes, durante el acto de homenaje, el alcalde Patxi Plazaola se dirigió a los asistentes, a los que explicó que la inauguración de esta escultura es "un sencillo homenaje del pueblo de Beasain" a los dos ertzainas asesinados, con el que se pretende reafirmar "el valor supremo de la vida por encima de las discrepancias e ideologías políticas".

Por su parte, Mari Carmen García explicó que la escultura que homenajea a ambos agentes representa un "recorrido vital a través de tres columnas, la primera erguida, vertical y larga sería una vida plena, y las otras dos curvadas a diferentes alturas" representan vidas que han quedado truncadas ya que no han completado su recorrido, al igual que ocurrió con los dos policías asesinados en un atentado que aún no ha sido esclarecido en su totalidad.

Ana Isabel Arostegi Legarreta, vecina de Munguía (Vizcaya), tenía 34 años, estaba casada con otro policía autonómico y era madre de tres niños de corta edad cuando se convirtió en la primera mujer ertzaina asesinada por la banda terrorista.

Francisco Javier Mijangos Martínez de Bujo, casado y natural de Vitoria, tenía 32 años, era padre de un niño pequeño y apenas llevaba dos meses en Beasain cuando se produjo el atentado terrorista que acabó con su vida y la de su compañera.

El crimen tuvo lugar cuando los dos policías acababan de llegar al cruce de Zaldizurreta de la carretera nacional N-I para relevar a otra pareja de ertzainas situada en este punto para regular el tráfico.

Dos terroristas se acercaron a los agentes a pie y les asesinaron por la espalda, Imanol Miner disparó contra el ertzaina Javier Mijangos, mientras que Ainhoa García habría tiroteado a la agente Ana Isabel Arostegi.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso