Menú

De la Vega comparece para despedirse al borde de las lágrimas

Visiblemente emocionada y al borde de las lágrimas, De la Vega ofreció hoy una rueda de prensa para despedirse. Comenzó disculpándose por el retraso. "Estaba despachando con el nuevo ministro de Presidencia". Ni una palabra para su sucesor, Rubalcaba.

0

La mujer dura e inmutable dejó hoy paso a una persona vulnerable que no se resignó a desaparecer ayer y decidió convocar su última rueda de prensa para despedirse.

"Hoy no es viernes", comenzó la ya ex vicepresidenta con voz ronca. "No voy a comunicarles los acuerdos del Consejo de Ministros". "Hablar es fácil, acertar y decir lo que se piensa no es tan sencillo, en expresar lo que se siente están las dificultades", dijo intentando justificar su evidente emoción.

"Después de mas de seis años y medio de vicepresidenta y portavoz es mucho lo que tengo que agradecer y muchas la personas a las que quiero dar las gracias". Comenzó por el Rey, la Familia Real, y después se centró en Zapatero. "Ha sido un honor y un privilegio compartir con él estos intensos años de trabajo, de ilusión, en un proyecto social comprometido con la ciudadanía y el progreso, un proyecto que siempre ha merecido la pena, hasta en los momentos más duros".

Dijo que "varias voces están recordando" que ella ha sido la primera mujer en presidir un Consejo de Ministros, "y es cierto, porque el presidente lo quiso así", afirmó, aunque también se lo agradeció a "tantas mujeres que han ido abriendo camino. Es un paso importante no para mí, sino para todas las mujeres" en el "largo camino" por la igualdad en el que "hemos avanzado".

Tuvo palabras de reconocimiento a sus compañeros del Consejo de Ministros, "con los que he compartido dedicación, compromiso, esfuerzo, ilusión y de los que he aprendido muchísimo". También hubo agradecimientos a las instituciones, a los presidentes autonómicos, sindicatos, empresarios. "Todos han hecho mi tarea mucho más fácil". Y, como no, a sus colaboradores. "Ha estado ahí con más empeño en la tarea que yo misma". Y también manifestó su gratitud a los ciudadanos. "Por ellos y para ellos he trabajado y seguiré haciéndolo, han sido mi guía. Su afecto y sus críticas me han ayudado a hacer mejor mi trabajo".

Finalmente dio las gracias a los periodistas "que han hecho posible que la voz del Gobierno haya llegado a millones de ciudadanos. Mi respeto por su trabajo, tras tantos encuentros, se ha hecho más grande. Les deseo lo mejor". Ni una palabra de bienvenida a su sucesor, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Tras sus palabras, De la Vega respondió a algunas preguntas esperando un masaje de los periodistas. La primera pregunta sí fue en esta línea y la reportera antes de hablar dijo que "a ver si puedo", embargada de emoción. La hasta ahora vicepresidenta primera indicó que "uno cuando pertenece a un Gobierno está siempre con la maleta hecha" y que no estaba sorprendida ante la decisión puesto que el domingo el propio Zapatero le comunicó la decisión de relevarla.

Menos le gustó la pregunta del periodista de La Gaceta, que le interpeló por su posible voto fraudulento en Valencia y si utilizaría a la abogacía del Estado para defenderse. "Discrepo de su planteamiento", indicó De la Vega, que ya no quiso responder a más preguntas.

El acto ha concluido con el aplauso de sus colaboradores y de parte de los periodistas y con el obsequio de un ramo de flores de los reporteros gráficos.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 40 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia