Menú

El PSOE maneja encuestas que auguran su derrota en las elecciones europeas

Los sondeos, públicos o internos, no vaticinan un buen resultado para el PSOE. Los socialistas manejan encuestas que otorgan al PP una ventaja de uno o dos escaños. Las previsiones les han llevado a intensificar la presencia de Zapatero en campaña. Pero no lo dan todo por perdido.

0

L D (Europa Press) El último sondeo de opinión encargado por el PSOE arroja un resultado más favorable para el PP que para los socialistas. Así, según fuentes del partido, esta encuesta otorgaría una ventaja al PP de entre uno y dos escaños. Los socialistas están ultimando estos días la estrategia y los mensajes de la campaña, que se han visto obligados a cambiar sobre todo por los malos datos del paro, y que además tendrá tres recorridos, el de Zapatero y los de Juan Fernando López Aguilar y Felipe González.

Los socialistas admiten que estos comicios no son fáciles porque, a la baja participación que suelen registrar por tratarse de unas elecciones en las que la gente no siente que se juegue algo importante, se suma en esta ocasión la crisis económica y las elevadas cifras de paro, lo que pueden provocar que algunos electores opten por un voto de "castigo" al Gobierno.

Esto puede propiciar también que los socialistas no aglutinen el voto útil de la izquierda como ha ocurrido en las elecciones generales, en las que también lograron robar votos a los nacionalistas. Una de las incógnitas es también qué pasará con UPyD, aunque por los datos de que disponen, consideran que el impacto no será muy destacado.

Sin embargo, las fuentes consultadas explicaron que los datos internos de la encuesta no son tan malos como se podría haber previsto y creen que hay posibilidad de ganar al PP porque, dicen, el resultado también dependerá mucho de la participación.

Inicialmente, en este estudio que manejan los socialistas, la participación estaría en poco más del 30 por ciento. Sin embargo, las fuentes consultadas argumentan que aún no ha empezado la campaña, ni la movilización y, por tanto, cabe esperar que ese dato sea muy superior y pueda superarse el 40 por ciento.

Además, alegan que tradicionalmente el voto socialista se moviliza más la última semana, en la que siempre suelen sumar entre dos y tres puntos más de apoyo. Por lo tanto, confían en dar un vuelco a la ventaja con la que parte el PP ya que la citada encuesta otorga a los populares entre 23 y 24 escaños, según las fuentes consultadas.

Confianza en… Zapatero y González

Esta puede ser una de las razones por las que los socialistas prevén incrementar durante la última semana de campaña la presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que tendrá una docena de actos.

Además, Zapatero también hará un recorrido diferente del cabeza de lista a las europeas, Juan Fernando López Aguilar y habrá un tercer recorrido, el de Felipe González, a quien los socialistas darán gran protagonismo en estos comicios por el tirón que creen que tiene en unos comicios europeos –bajo su presidencia España entró en la UE– y también por el papel que en estos momentos está desempeñando como presidente del Comité de Sabios de la UE.

Aunque la campaña comienza oficialmente el 21 de mayo, el primer gran acto electoral con el que arrancarán los socialistas tendrá lugar el próximo día 10 en el Palacio de Vista Alegre de Madrid, donde también aprovecharán para celebrar el 130 aniversario del Partido.

En este mitin coincidirán por primera vez el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el cabeza de lista, Juan Fernando López Aguilar, y el ex presidente Felipe González. A partir de ahí, comenzarán las caravanas o recorridos electorales de cada uno por separado y no serán muchos los lugares en los que coincidan. Eso sí, se prevé que los dos últimos estén arropados en sus actos de campaña por algunos ministros del Gobierno y también por la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega.

¿Cambio en el mensaje?

Las fuentes consultadas aseguraron que la crisis económica, y sobre todo la cifra de los cuatro millones de parados, han obligado a realizar algunos cambios en la estrategia y los mensajes para la campaña. De hecho, admitieron que el dato de los cuatro millones de parados supuso un gran revés que era palpable en el último acto protagonizado por Zapatero el pasado domingo, en el que presentó a los candidatos.

Además, esta coyuntura de crisis económica previsiblemente influirá en algunos actos de campaña, como por ejemplo, el mitin del próximo 10 de mayo, que podría haber sido una gran fiesta por lo que representa y por el simbolismo que tiene para los socialistas Vistalegre, y sin embargo, la intención es no dar una imagen de despilfarro.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 6 comentarios guardados

    Servicios