print
DICE QUE LA ECONOMÍA "NO VA A ENTRAR EN CRISIS"

El PSOE tacha a Rajoy de "cenizo", "obsoleto", "antiguo" y "distante" en su Guía de Campaña

El PSOE ha elaborado una Guía de Campaña de cara a las elecciones generales en la que presenta al PP como el partido del retroceso y, en distintas partes del texto, califica a Mariano Rajoy de "cenizo", "obsoleto", "político antiguo" y "distante". Además, se muestran convencidos de que la economía "no va a entrar en crisis" y subrayan que el PP predica el alarmismo porque se le ha agotado "el discurso".

Noticia publicada el 21-01-2008

L D (Agencias) El texto hace hincapié en que el PP "sigue mirando a España con los ojos del pasado" e "interesado en la visión de España como una economía débil y enferma". "Rajoy pretende convencer a los españoles de que viven peor que nunca", afirma la Guía, para añadir que "los cenizos nunca han hecho avanzar a un país". Los socialistas afirman asimismo que la elección de Rajoy como líder del PP fue "oscura y palaciega" y "un error que se ha convertido en una de las principales hipotecas del PP". Además, califica de "arrogante, autoritario y provocador" al último gobierno popular, acusa al PP de "orientación ultraderechista" y de haber utilizado el atentado del 11-M para "apuntalar su victoria electoral", además de ser "incapaz de digerir su propia derrota electoral".
  
El PP, prosigue, ha hecho una oposición "obstruccionista", ha intentado "crear un clima de emergencia y de tensión en la ciudadanía" y "ha convertido en campo de batalla" lo que debería ser ámbito de consenso, como la "lucha contra el terrorismo, la organización territorial del Estado, el respeto a los poderes y a las instituciones de la democracia".
  
Centrada en presentar al PP como el partido del retroceso y al PSOE como partido de futuro, la Guía afirma que "con sus presagios catastrofistas" los 'populares' sólo buscan una justificación para acometer un "ajuste brutal" para los trabajadores, a manos del ex presidente de Endesa Manuel Pizarro.
 
La Economía "no va a entrar en crisis"
  
Sin embargo, los socialistas se muestran convencidos de que la economía española "no va a entrar en crisis" y subrayan que el PP predica el alarmismo porque se le ha agotado "el discurso basado en la exacerbación de las tensiones territoriales". "Nosotros no vamos a meter miedo a nadie. No vamos a amenazar a los ciudadanos con desgracias y catástrofes que sabemos que no se van a producir. Vamos a dirigirnos a los ciudadanos con serenidad y tratándoles como adultos, sin agitar fantasmas imaginarios, prosigue el texto.
  
La Guía concluye con el mensaje básico que el PSOE tratará de transmitir en la campaña electoral: "España tiene una gran oportunidad: dar un salto adelante que nos convierta definitivamente en uno de los países más avanzados y con mayor calidad de vida del mundo", sostienen los socialistas, y añaden que para ello "en estas elecciones se decida si aprovechamos esta oportunidad con Zapatero o la perdemos y volvemos atrás con Rajoy".
  
"Zapatero es el presidente que representa la España de hoy y cree en ella. Y necesita tu voto para gobernar. El voto de la mayoría. El voto del optimismo y de la confianza", añade el documento, que insta a los militantes socialistas a centrarse en transmitir esta idea "con eficacia y credibilidad". "Lo que se separe de ella, por muy brillante que parezca, es pernicioso para la campaña", agrega el documento.
 
El documento, de 36 páginas y titulado 'Motivos para creer', fue distribuido hoy a todos los coordinadores provinciales de la campaña electoral, que se reunieron con el secretario de Organización y coordinador de campaña, José Blanco.
  
El propio Blanco comenzó a aplicar la Guía en la rueda de prensa posterior a la reunión, al explicar que el PSOE centrará su campaña en dos ideas, movilizar a los votantes y presentar al PSOE como el partido del progreso que puede lograr el pleno empleo y la modernización definitiva de España y asegurar la convivencia en una España plural y con nuevas realidades como la inmigración. "Cualquier otro aspecto es secundario ante la decisión principal: o Zapatero o Rajoy", sostiene la Guía.
 
Siete millones de votantes
  
Los socialistas inciden en que para lograr su pretendida "mayoría más amplia" deben tratar de movilizar al electorado, ya que hay alrededor de siete millones de personas que no acuden a votar en todas las elecciones. "A veces votan y a veces se abstienen. Y cuando deciden participar, votan mayoritariamente al Partido Socialista", argumenta el texto, que añade que el PP también es consciente de la situación y por ello prefiere la abstención, sobre todo de los jóvenes.
  
Según el análisis de la campaña, aunque el 50 por ciento de los ciudadanos se reclama próximo al PSOE y el 30 por ciento al PP –y además un 60 por ciento se declara distante a ese partido–, los votantes populares tienden más a la participación. Por ello, el PSOE considera clave movilizar a electores potenciales, porque "tiene aún un amplio margen para mejorar" mientras que el PP "está muy cerca de su techo electoral".
 
Campaña polarizada y emocional
  
Para ello, el PSOE tratará de convencer al electorado de que es capaz de ofrecer una España más moderna, más justa, más cohesionada, más próspera, competitiva y eficaz y más fuerte en el mundo y con mejores expectativas individuales para los ciudadanos, con una campaña que será "polarizadora", "identitaria", "movilizadora", "energética", "emocional", "ganadora" y "directa".
 
"Pedimos el voto para no retroceder", inciden los socialistas. Sobre la estrategia del PP, aventuran que los 'populares' "usarán el terrorismo como instrumento electoral como han hecho toda la legislatura" y no querrán hablar de derechos y avances sociales. "Y con un discurso pretendidamente patriótico estimularán todos los sentimientos de encono y malestar entre los distintos territorios", agrega el documento.
  
Si el PP regresara al poder, considera el PSOE, "volvería a apoyar las guerras preventivas", privaría a los ciudadanos "de que cada cual se case con quien quiera, sea o no de su propio sexo", suprimiría la asignatura de Educación para la Ciudadanía, se volvería a la desigualdad entre hombres y mujeres, haría "ajustes brutales" para los trabajadores y perjudicaría a quienes padecen enfermedades cuya curación requiere investigación con células madre.


Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados