Menú

Garzón vuelve a retrasar las declaraciones de Conthe y Calzada pero interroga al sastre de Camps

De vuelta de su último viaje, el juez Garzón ha suspendido este viernes por tercera vez la toma de declaraciones de los ex presidentes de la CNMV Manuel Conthe y Blas Calzada por el caso"Fórum". Sin embargo, el juez ha vuelto a interrogar hoy al sastre de Camps, en el marco de la operación Cacería.

0
De vuelta de su último viaje, el juez Garzón ha suspendido este viernes por tercera vez la toma de declaraciones de los ex presidentes de la CNMV Manuel Conthe y Blas Calzada por el caso"Fórum". Sin embargo, el juez ha vuelto a interrogar hoy al sastre de Camps, en el marco de la operación Cacería.
LD (Agencias) El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha suspendido este viernes las declaraciones como testigos de los ex presidentes de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)  Manuel Conthe y Blas Calzada dentro de la causa que investiga la presunta estafa de Fórum Filatélico.

Sin embargo, el magistrado ha vuelto a tomar declaración a primera hora de la mañana de hoy, y nada más volver de su viaje, a José Tomás, el sastre del presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, en el marco de la operación Cacería, cuando aún no había dado traslado a los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Valencia a pesar de haber anunciado su inhibición hace ocho días.

Tras tomar declaración al satre de Camps y al ex presidente del organismo supervisor Juan Fernández-Armesto durante más una hora, el juez decidió trasladar las comparecencias de Conthe y Blas Calzada hasta nueva fecha ante la previsión de su larga duración y dadas las numerosas preguntas formuladas por parte de los abogados de las acusaciones particulares.

Tercer retraso

El juez también pospuso la declaración como testigo del director de los servicios jurídicos de la CNMV, Javier Rodríguez Pellitero.  Las acusaciones particulares solicitaron estas declaraciones encaminadas a investigar la posible responsabilidad patrimonial del Estado por negligencia en el control de las filatélicas, y que fueron rechazadas en dos ocasiones por Garzón con el apoyo del Ministerio Fiscal.

Según señala la agencia Efe, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ya ha retrasado en dos ocasiones más dichas declaraciones. Éstas han quedado pendientes de nuevo señalamiento por parte del juzgado.

Garzón interroga otra vez al sastre de Camps

Por otro lado, el sastre de Francisco Camps compareció en el Juzgado Central de Instrucción número 5 como testigo de la operación Cacería, en la que se investiga una presunta trama de corrupción que habría ofrecido dádivas y sobornos a autoridades y funcionarios de administraciones del PP de Madrid y Valencia. A su salida del juzgado, ni él ni su abogado quisieron realizar ningún tipo de declaración.

Según un auto dictado por el juez el pasado día 5, el presidente de la empresa investigada Orange Market, Álvaro Pérez, 'El Bigotes', pagó trajes a Camps por importe de 12.783 euros, mientras que a cambio éste pudo facilitar la concesión de adjudicaciones a esta empresa. Entre los trajes que 'El Bigotes' encargó para el presidente de la Generalitat figuraban "un smoking confeccionado para ir a Nueva York y un chaleco blanco para una recepción en el Vaticano", así como "una americana sport, una deportiva Barbour, una chaqueta austriaca y una de fantasía".

Por su parte, Francisco Camps ha sido tajante: "Yo me pago mis trajes. Claro que me pago mis trajes".

Vuelta al trabajo tras "su permiso"

Lo cierto es que la implicación de Camps en la trama se basa en las declaraciones realizadas por su sastre, José Tomás, y la imputada Isabel Jordán, además de facturas, documentos y anotaciones contables intervenidas. "Se puede afirmar que se habría utilizado a una o varias empresas para disimular facturas que ocultaban los productos reales supuestamente entregados en forma gratuita al señor Camps, haciendo aparecer conceptos falsos", decía el auto.

Por su parte, el PP denunció ayer que la notificación a Francisco Camps se hizo la misma noche en la que el juez dictó sus autos de forma "irregular" con el objeto de que los tres días de plazo que tienen los afectados para recurrir no frustraran el viaje que el juez ya tenía programado. Así, en lugar de recibir la notificación de manos de un secretario judicial (para lo que habría sido necesario que Garzón dictara un exhorto y, en consecuencia, se habría necesitado más tiempo), Camps recibió por la noche la llamada de un policía que se negó a identificarse (sólo dijo ser de la UDEF) y que le pidió un número de fax para remitirle la resolución.

Además, los populares presentaron este jueves un escrito ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) denunciando que Garzón se ausentó "de España sin haber cumplimentado el escrito razonado de remisión a los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Valencia” de la operación Cacería, una vez anunciada su inhibición.

Según ha podido saber Libertad Digital, el magistrado ha estado en Puerto Rico con el permiso del CGPJ. Con entrada restringida, la Pontificia Universidad de Ponce (Puerto Rico) recibió el martes a Baltasar Garzón. El juez pidió permiso al CGPJ y esta vez solicitó la suspensión de sueldo por tres días. Eso sí, hubo que aplazar su entrevista como aspirante a presidir la Audiencia Nacional. El juez viajero regresaba anoche de Guatemala a España.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios