Menú

Ya son tres los peritos del 11-M que ponen en duda la versión oficial

Carlos Romero se ha sumado al grupo de peritos del 11-M que arroja serias dudas sobre la versión oficial del caso. Primero fue Gabriel Moris el que señaló errores en la instrucción policial del caso, ahora Iglesias y Romero señalan al Titadyn como arma del crimen.

0

(Libertad Digital) La "versión oficial" del 11-M ha sufrido en las últimas semanas varios importantes reveses que ya la hacen prácticamente insostenible. En primer lugar fue Gabriel Moris el que destapó que no todas las pruebas recogidas habían sido entregadas al juez, ya que algunos restos de explosivos nunca llegaron al sumario.

La pasada semana se conocían algunos detalles más relativos a los explosivos que no concordaban con la versión de que en los trenes había estallado Goma 2 ECO "y vale ya". Así, un profundo estudio del perito Antonio Iglesias señalaba a que en la mejor muestra analizada lo que había era Titadyn, una revelación que confirmaba este lunes en una entrevista en El Mundo en la que se revelaban algunos detalles particularmente sorprendentes de la prueba pericial.

Además, en su estudio se descubría también que en los explosivos de la Kangoo, que sí eran Goma 2 ECO, había una coincidencia que revelaba que procedían del mismo cartucho (o habían estado almacenados juntos) que la muestra que la policía facilitó como "muestra patrón", algo que ha acrecentado las sospechas sobre la creación de pruebas falsas.

Por último, al menos por ahora, este martes otro experto que participó en la pericia, Carlos Romero, corrobora la versión de su compañero y asegura que el jefe de la Policía Científica "nos quiso tomar el pelo descaradamente". Y no se ha limitado a decirlo en los medios, sino que tal y como refleja en una entrevista en El Mundo, "hablé con el decano del Colegio de Químicos apoyando a mi compañero".

A su juicio, la investigación fue un desastre a la hora de obtener pruebas claras. "Nos sorprendió llegar a una pericia de tres pares de bigotes con unas muestras que eran de risa", indicó, para añadir que sólo hubo una prueba de los focos que fuese válida.

Romero relató los despropósitos: "Si hubiera encontrado otras dos muestras similares, si las aguas de lavado de las muestras no hubieran desaparecido y si los trenes no se hubieran fundido, hubiéramos encontrado más cosas".

De este modo, al igual que hizo Antonio Iglesias, este otro perito criticó la actuación del jefe de la pericia de la Policía Científica, Alfonso Vega. Así, indicó que "le dije a Alfonso que le reprobaba químicamente". Y es que el perito independiente dijo que "nos tomó el pelo. Hay cosas que son evidentes, nos quisieron tomar el pelo descaradamente".

Por ello, subrayó que todo "está grabado", por lo que espera que "todo eso no lo hayan camuflado". Romero añadió que en dichas grabaciones aparecen las discusiones y cómo les intentaron "tomar el pelo y no nos hemos dejado". Además, aparece la irrupción en la pericia de gente que no tenía que estar allí.

Incluso, este experto químico señala la tensión que vivió con el juez Gómez Bermúdez. "Recuerdo que en la pericial ante el tribunal aporté el cromatograma de la muestra, que era clavado al Tytadin. Gómez Bermúdez me dijo que me callara seis o siete veces pero yo quise dejarlo claro. El cromatograma es clavado, es clavado", sentenció.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 51 comentarios guardados

    Servicios