Menú

Montilla exige una reforma de la Constitución para que se ajuste al Estatuto

Las promesas de Zapatero de cambios legales para sortear al TC, "pura corrupción institucional" para Rosa Díez, no le bastan a Montilla. El presidente catalán exige ahora una reforma de la Constitución que se ajuste a sus intereses. Dice que "España ha de estar dispuesta a cambiar".

0

El presidente catalán, José Montilla ha avisado de que, si España no cambia y hace posible una relación de confianza, que debe pasar por una reforma constitucional, Cataluña sólo tendrá una relación de interés con el Estado.

El presidente ha lanzado este mensaje en su intervención en el pleno extraordinario sobre el Estatuto catalán, que ha durado alrededor de una hora, y en la que ha insistido en sus tesis de que en el futuro, "cuando se den las condiciones favorables", habrá que "recuperar las garantías jurídicas" del Estatut anterior, "muy probablemente por medio de una reforma de la Constitución que reconozca explícitamente nuestra realidad nacional", ha señalado.

"Si España quiere dar una solución al secular problema catalán, ha de estar dispuesta a cambiar", ha advertido el presidente catalán, que cree que debe comenzar por "admitir que se trata no del problema de unos cuantos, sino de un problema constitutivo de su propia esencia".

En su intervención, Montilla ha recalcado que instará al Gobierno a modificar "determinadas leyes estatales" para recuperar la integridad del Estatut. También habló de "dialogar con los responsables de las principales instituciones del Estado y con sus fuerzas políticas" con este fin.

El presidente ha pedido la unidad de tripartito y CiU para pactar una hoja de ruta común, y les ha instado a "resistir la tentación de poner por delante los intereses legítimos de los partidos" ahora que se acercan las elecciones autonómicas.

En una hipotética negociación con el Estado, Montilla ha precisado que es necesaria la modificación de una decena de leyes orgánicas, pero también hacer uso del artículo 150.2 de la Constitución Española relativo a la transferencia de competencias a las Comunidades Autónomas, y utilizar los instrumentos de negociación bilateral entre Cataluña y España.

Montilla ha instado a la cámara catalana a "persistir en querer que España sea diferente aunque una parte de ella no quiera", pero en ningún momento ha tratado la vía independentista por la que apuesta ERC, su socio de gobierno.

El presidente ha considerado que Cataluña ha ejercido "pacíficamente su autogobierno desde hace 30 años", y ha apostado por que este siga siendo el camino con el nuevo texto estatutario. "El Estatut ni ha desaparecido, ni ha quedado en papel mojado", ha aseverado. También ha alertado que la sentencia del TC ha generado "un cansancio que está alimentando una desafección política que tendría que preocupar a España".

Montilla ha dicho, dirigiéndose a los que defienden la vía independentista que "España en su conjunto no es esta sentencia, ni tampoco el TC que la ha dictada". También ha recalcado, pese al contenido de su discurso, que la sentencia del TC se tiene que acatar y que no hará un llamamiento a "la rebeldía".

Ha criticado al TC por haber sido "irresponsablemente excluyente" en su sentencia, en la que a su juicio, el tribunal ha querido tener un papel fundamental en la definición del Estado que hasta ahora nunca había tenido. "No le correspondía ni le corresponde hacer este papel", ha dicho.

Asimismo, ha concluido que el Alto Tribunal "pretende imponer su propia impresión del Estado autonómico que entra en contradicción con las anteriores interpretaciones", a su juicio.

En la tribuna de invitados del Parlamento catalán han seguido la intervención del presidente de la Generalidad la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, el secretario general de ERC, Joan Ridao, y el presidente de ICV, Joan Herrera.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 22 comentarios guardados

    Servicios