Menú

Rubalcaba, del 13-M a candidato del PSOE

             

0

El ya ex vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, tiene una tan dilatada como polémica trayectoria política a sus espaldas. El hasta ahora ministro del Interior es miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE, en el que ingresó en 1974, y ha sido diputado en cinco legislaturas.

Rubalcaba lleva veinte años en primera línea política donde ha sabido moverse como pez en el agua y posicionarse políticamente de forma muy inteligente, algo que también le reconocen sus adversarios políticos. Ha sobrevivido a todo tipo de situaciones de crisis y batallas internas, de las que siempre ha conseguido salir reforzado. Un ejemplo fue el proceso de primarias que llevó a Zapatero, en julio de 2000, a la Secretaría General del PSOE.

En aquel momento, Pérez Rubalcaba, que pertenecía a la "vieja guardia" del partido, apoyó la candidatura de José Bono, perdedor en el proceso, pero eso no impidió que pasase a integrar el Comité Federal del partido y que, en junio de 2002, entrase a formar parte del Comité Electoral.

Como tal, ejerció de responsable de Estrategia Electoral ante las elecciones generales del 14 de marzo de 2004, celebradas sólo tres días después de la masacre del 11 de marzo. Su actuación, rompiendo la jornada de reflexión, con una comparecencia televisiva en la que declaró que "merecemos un Gobierno que no nos mienta. Un Gobierno que diga siempre la verdad", ha sido muy criticada por lo que supone de utilización de un atentado terrorista con fines políticos y, además, en un día en el que la propaganda política está prohibida.

Tras estos comicios de 2004, en los que Rubalcaba obtuvo escaño por Cantabria, fue designado portavoz del PSOE en el Congreso, cargo desde el que desempeñó un papel crucial en la estrategia del Gobierno para garantizar los apoyos parlamentarios que permitieron al Ejecutivo sacar adelante normas de calado, como la Ley Orgánica de Educación o la reforma del Estatuto de Cataluña.

El 7 de abril 2006, y con motivo de la remodelación de Gobierno llevada a cabo por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, fue nombrado ministro de Interior. Considerado uno de los hombres de confianza del presidente, asumía la cartera en mitad del mal llamado proceso de paz, tras el alto el fuego declarado por ETA el 22 de marzo de 2006.

Como ministro del Interior, Rubalcaba ha tenido que lidiar con algunos de los temas más polémicos de la legislatura: la gestión del llamado proceso de paz con la banda terrorista ETA, el tema SITEL, el caso del chivatazo del bar Faisán o, más recientemente, el nombramiento de un comisario de su confianza, Juan Antonio González, para que controle las investigaciones que afecten a cargos públicos y personas de relevancia, le han convertido en blanco habitual de la oposición en las sesiones de control del Congreso.

También con Felipe González

Rubalcaba fue ministro de Educación de 1992 a 1993 y, como tal, promovió algunas de las leyes educativas más importantes del Gobierno socialista, como la Ley de Reforma Universitaria (LRU) o la Ley Orgánica de Ordenación del Sistema Educativo (LOSE).

Además, fue ministro de la Presidencia y de Relaciones con las Cortes de 1993 a 1996. En esta última etapa tuvo que lidiar con la explosión de gran cantidad de escándalos, especialmente las más duras revelaciones alrededor de los GAL, algo que ha marcado su perfil político durante años.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios