Menú

Rubalcaba: "No volverá a pasar. Lo garantizo"

Rubalcaba compareció este sábado por la tarde por segunda vez para evaluar la situación en los aeropuertos. Dijo que el estado de alarma "durará quince días" y podría prorrogarse. "Esto no va a volver a pasar".

0

El vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, se mostró contundente. "El Gobierno ha cumplido con su deber. Hacer que se cumpla la ley y lo vamos a seguir haciendo. No vamos a permitir que se vuelva a producir esta situación y mostraremos firmeza y determinación al aplicar la ley". E hizo una promesa. "Ni en Navidades ni después de las navidades. Esto no va a volver a pasar". "Lo que tiene que quedar muy claro es que no va a volver a pasar, y eso lo garantizo", subrayó.

“Sin sombra de duda alguna, no va a volver a pasar y lo hemos demostrado. El Gobierno está firmemente determinado a que no vuelva a suceder”.

Informó de que el estado de alarma se mantendrá durante quince días "prorrogables", lo que quiere decir que si el Gobierno lo considera necesario, pedirá autorización al Parlamento para extender el estado de alarma. Además, anunció que pedirá su comparecencia en el Congreso para explicar el motivo de la inédita medida.

“El decreto establece que el estado de alerta son 15 días y durará eso en principio. Lo quiero decir con claridad, si es necesario prorrogarlo lo haremos”, advirtió Rubalcaba, que calificó de gravísimos los sucesos. Además, advirtió, mientras dure los controladores estarán sometidos a ese régimen jurídico militar que establece el estado de alerta.

Dijo que el espacio aéreo está abierto, el 90 por ciento de los controladores están trabando. "Una cifra normal". Esta normalidad ha permitido que los aeropuertos vayan recuperando la normalidad, que tardará en llegar en su totalidad unas 48 horas "debido a ajustes técnicos en los planes de vuelo y la coordinación con Europa".

Calificó la huelga salvaje de "extrema gravedad", por los daños que ha hecho a los ciudadanos, las compañías, los hoteleros y la imagen de España. "Se va a exigir responsabilidades, AENA está abriendo expediente a todos los controladors que hayan faltado a su trabajo sin perjuicio de las actividades penales de las distintas fiscalías y las denuncias de ciudadanos". "Habrá consecuencias sin duda para aquellos que de forma irresponsable, inexplicable y muy dañina han abandonado sus puestos de trabajo y las torres de control de nuestros aeropuertos", ha añadido para insistir que se dará parte de estas actuaciones a la Fiscalía.

Una medida excepcional

A las doce de la mañana, el vicepresidente comparecía ante los medios para dar cuenta de la decisión tomada por el comité de crisis que formó este viernes después de que los controladores aéreos abandonaran las torres de control en respuesta al decreto del gobierno que organizaba sus horas de trabajo y creando el caos más absoluto en los aeropuertos. "El Gobierno ha acordado aprobar el decreto que establece el estado de alarma de acuerdo a la Constitución", anunciaba. A las 13. horas, el decreto ya había entrado en vigor. Había sido refrendado por el Rey desde Argentina por medios electrónicos.

Según el decreto, las autoridades militares movilizarían a todos los controladores aéreos y tendrían que acudir a las torres. En caso de negarse, desobedeciento la orden, estarían cometiendo un delito de desobediencia según el Código Civil Militar y serían sancionados con penas de prisión porque estarían incurriendo en un delito de desobediencia tipificado en el Código Penal Militar.

A partir de aquí, quedaba esperar a la respuesta de los controladores. No tardó en llegar. Apenas una hora después daban a conocer que abandonaban su huelga salvaje y volvía a las torres de control. A las ocho de la tarde, Barajas funcionaba con toda la normalidad que permitían las circunstancias. El golpe en la mesa había funcionado.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 51 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot